Distribuidores de pornografia infantil fueron atrapados en la provincia

En medio del allanamiento que le realizaban en su casa y pese a que personal de la Unidad Fiscal Anivi y policías le mencionaban que era su derecho no decir nada que pudiera jugarle en contra, lanzó una frase que buscó ser una justificación, pero que termina siendo incriminatoria. «Es un morbo que tengo y necesito un psicólogo», habría señalado el hombre de 41 años que fue identificado por fuentes judiciales como Marcelo Sánchez Trozzi y que fue detenido por descargar y distribuir pornografía infantil. No fue el único procedimiento de los investigadores, ya que, de manera simultánea, apresaron a un joven de 28 años, cuyo nombre dado a conocer es Darío Marún Poblete, quien también fue apresado por la misma maniobra delictiva. En un tercer procedimiento también fue detenida una mujer de 71 años, familiar de este último sospechoso, aunque luego recobró la libertad y va camino a quedar desligada de la causa, indicaron las fuentes. Todo se llevó adelante en el marco de una megainvestigación internacional, denominada Luz de Infancia, contra una red de pornografía infantil, con ramificaciones en Argentina e involucrados en San Juan.

La investigación tuvo su origen en el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y en la Agencia Central de Inteligencia de la Policía Civil del Estado de Acre de Brasil, cuyos pesquisas utilizaron un programa informático que capta información de los usuarios de Internet que descargan y comparten material con contenido de explotación sexual infantil. Así, detectaron navegantes de diferentes provincias argentinas, de acuerdo a las direcciones IP, la identificación de una red de una computadora. De esa manera, saltó la pista local y, después de un mes y medio de investigación, el equipo de la Unidad Anivi, bajo la dirección del fiscal Raúl Iglesias, realizó los operativos simultáneos con personal policial a las 6.30 de ayer (ver aparte). Los procedimientos se efectuaron a la misma hora y el mismo día en todo el país, tras un trabajo coordinado de los Ministerios Públicos de todas las provincias, que recibieron los reportes del nexo nacional local, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Oculta. En uno de los allanamientos, los pesquisas hallaron una notebook dentro de un mueble, la que tenía videos pornográficos con menores.

El programa o software usado por los miembros de la red facilita el intercambio de archivos y permite el almacenamiento y la descarga directa desde la PC de uno o más usuarios de manera descentralizada, ya que cada equipo conectado a su red desempeña tanto funciones de servidor como de cliente. Sánchez Trozzi fue detenido en su casa de calle Belgrano, en Capital, al que le encontraron una notebook escondida en el interior de un mueble. Al tocar el pad, se activó la computadora y apareció en pantalla una serie de videos con contenido pornográfico, entre los que había menores involucrados, aseguraron las fuentes.

La captura de Marún Poblete fue en una casa de calle Jujuy, también en Capital. El joven es programador y la línea investigativa indica que habría usado la red de Wifi de un familiar fallecido. El tercer operativo se realizó en otra vivienda capitalina, de una pariente de Marún Poblete, en la que el sospechoso también se habría conectado para llevar adelante la descarga, según las fuentes.

Ambos están en la mira por facilitación, distribución y tenencia de pornografía infantil, agravada por la participación de menores de 13 años, lo que eleva el mínimo a 4 años de prisión y lleva a una eventual condena efectiva.

> Equipo judicial y policial

El fiscal Raúl Iglesias (foto), coordinador de la Unidad Anivi, dirigió la investigación local, con la actuación de los ayudantes fiscales Rodrigo Cabral, Fernando Pi Martínez, Florencia Buteler y María Isabel Marsiglio, dijeron las fuentes. El personal policial que actuó fue la División de Apoyo Tecnológico, Criminalística y el Grupo GERAS.

COMENTARIOS