Imputan a dos miembros de Atilra por el bloqueo de Lácteos Vidal en CABA

Imputan a dos miembros de un gremio por el bloqueo a una pyme

El secretario de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra), Ariel Héctor Sanchez, y el delegado de dicho sindicato en la empresa Lácteos Vidal, Rafael Alberto Ale, fueron imputados por el fiscal general Sergio Martín Lapadu por el bloqueo realizado a la planta de la empresa en el barrio porteño de Villa Devoto en agosto de 2022.

El 16 de agosto de 2022 a las 5 de la mañana, Atilra comenzó una protesta sindical frente a la planta de Lácteos Vidal de la calle Tinogasta 4995 de la ciudad de Buenos Aires, que incluyó aprietes y amenazas a trabajadores de la planta que querían ingresar a trabajar. El conflicto escaló con bloqueos por parte del sindicato a la fábrica de la empresa situada en la localidad de Moctezuma, en el oeste bonaerense, y tuvo como desenlace el despido de 26 trabajadores.

Luego hubo una medida cautelar contra esos despidos y la judicialización del caso. Alejandra Bada Vázquez, la propietaria de la empresa, con el patrocinio letrado de la abogada María Florencia Arietto, se constituyó como querellante y el caso fue asignado a la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 26, a cargo del Dr. Luis A. Arnaudo,

El proceso estuvo suspendido, hasta que el fiscal Lapadu decidió reabrir el expediente y revisar los testimonios para dar lugar a las imputaciones de los involucrados en los aprietes de Villa Devoto. El fiscal instructor había archivado la causa alegando falta de pruebas pero Arietto pidió la revisión del archivo. Ahora, el juez actuante, en discrepancia, solicitó su apartamiento y requirió la producción de una serie de diligencias.

Los testimonios

Héctor Pitavino, un empleado de la firma contó en sede policial que cuando se hallaba en el ingreso, poco antes de las 6 de ese día, se le acercó un integrante del sindicato y le dijo: “A estos que entraron a trabajar hay que esperarlos a la salida y cagarlos bien a trompadas para que aprendan”. El mismo individuo lo increpó luego, cuando intentó abrir otra puerta de la fábrica, la de calle Bermúdez 1925.

Alejandra Bada Vázquez, titular y apoderada de la empresa, sostuvo que el gremio inició un bloqueo a la fábrica de CABA que impidió a varios empleados cumplir con sus tareas habituales. Y aseguró que la medida fue comandada por Rafael Alberto Ale, delegado de dicha planta. Asismismo, declaró que manifestantes de Atilra amenazaron a trabajadores de la compañía, entre ellos, a Julián Carabajal, Héctor Pitavino y Javier Espíndola y que, mientras ella grababa el episodio con su teléfono celular, dos mujeres y un hombre la agredieron físicamente.

También brindó su testimonio Matías Ibarra, quien dijo que el día 17 de agosto, mientras se dirigía a Lácteos Vidal, se le acercaron tres personas de Atilra y le dijeron: “No podes ingresar a trabajar porque estamos en huelga y no entra nadie a trabajar”.

Por su parte, Armando Espíndola relató que mientras se dirigía a su trabajo junto con sus compañeros Olivera, Carabajal, Galarza, Ibarra, Algañaraz y Griffo, fueron interceptados por los manifestantes, quienes les advirtieron: “No ingresen a trabajar,esto va a ser mejor para ustedes, la gente está mal, ya van a ver los beneficios”. Y agregó que, al contestarles que querían ingresar a trabajar, recibieron algunos empujones por parte de los manifestantes.

Asimismo, Ricardo Galarza dijo en sede policial que manifestantes de Atilra no le permitieron el ingreso a la fábrica para comenzar su jornada laboral. En ese momento, vio que su compañero Emanuel intentó acceder a la planta y un grupo de personas comenzó a empujarlo e increparlo.

Por otro lado, Oscar Griffo declaró que el 17 de agosto de 2022, en la intersección de las calles Quevedo y Tinogasta, fue interceptado por un grupo de manifestantes que le dijeron que no podía ingresar a su trabajo.

En tanto, Esteban Argañaraz declaró que fue abordado por un grupo de Atilra que no le permitieron acceder a su lugar de trabajo y lo amenazaron: “A vos te tenemos marcado, mañana te hacemos pelota”.

Emanuel Olivera contó que mientras se dirigía a la fábrica junto a sus compañeros fueron interceptados por personas de Atilra que les indicaron de forma amenazante: “No pueden entrar, está cortado, hay huelga, váyanse a su casa”. Y que algunos sindicalistas gritaban “hay que matarlos a todos, carneros hijos de puta”.

Por último, Julián Carabajal, sostuvo que cuando se dispusieron a ingresar a la planta con otros compañeros de trabajo, recibieron empujones y agresiones verbales de integrantes de Atilra. E informó que recibió amenazas por parte de Ariel Héctor Sánchez, el secretario gremial

Carlos Alberto Díaz, empleado de Lácteos Vidal declaró en la Fiscalía que durante la medida de fuerza de Atilra, al llegar a la fábrica a las 5.45 no pudo ingresar ya que los manifestantes estaban bloqueando el portón de acceso. Y refirió que "no contradijo a los huelguistas debido a que estaban muy violentos y sintió que lo podían agredir físicamente". Además, mencionó que podía identificar entre ellos al secretario gremial Sánchez y al delegado de la fábrica, Alejandro.

También prestó declaración testimonial David Alejandro Achagna, quien compra mercadería cotidianamente en Lácteos Vidal y contó que, durante el mes de agosto de 2022, los huelguistas bloquearon el acceso principal de la sede de CABA y que por dos semanas debió cargar los productos en su camión por un portón alternativo.

Asimismo, el juez tomó como pruebas las filmaciones aportadas por los denunciantes en las que se ve a un grupo de personas pertenecientes Atilra, con la vestimenta del gremio, en la puerta de la fábrica manifestándose e intentando convencer a los empleados de forma abrupta para que no ingresen a trabaja.

COMENTARIOS