Otro premio para Gabriela Cabezón Cámara, ahora en Barcelona

Otro premio para Gabriela Cabezón Cámara, ahora en Barcelona

La proyección internacional de la escritora argentina Gabriela Cabezón Cámara no encuentra techo. Ahora, resultó ganadora del Premio Ciutat de Barcelona de Literatura en lengua castellana, dotado con 9.500 euros, por su novela más reciente, Las niñas del naranjel, que propone un abordaje lírico e irreverente del personaje histórico de los tiempos del Virreinato, la Monja Alférez, que nació en España como mujer en 1592 y se sumó travestida como varón a la Conquista de América.

Gabriela Cabezón Cámara. FOTOS: MARTIN BONETTO.Gabriela Cabezón Cámara. FOTOS: MARTIN BONETTO.

El jurado formado por Esther Zarraluki (presidenta), Ana María Iglesia Pagnotta, Isabel Sucunza, Pablo Martín Sánchez y Diego Falconí ha decidido por mayoría otorgar el Premio Ciutat de Barcelona de Literatura en lengua castellana a la obra de Cabezón Cámara, publicada por Random House, "por presentar la complejidad del discurso colonial y de género y por la capacidad de amalgamar diferentes tradiciones, culturas y lenguas", destacó. Antes de convertirse en una brillante narradora, Cabezón Cámara comenzó su trayectoria como periodista en el diario Clarín, en las páginas de Cultura.

Asimismo, el jurado subrayó que la obra propone la "relectura audaz de una controvertida figura histórica", al tiempo que la calificó de una "prosa arriesgada, poética y animal", según informó este viernes en un comunicado el Ayuntamiento de Barcelona, que otorga los premios que tienen por objeto el reconocimiento de la creación artística y cultural vinculada a la ciudad.

La crueldad de la Conquista

En Las niñas del naranjel, publicado en octubre de 2023, la autora narra la crueldad en tiempos de la Conquista de América, en una trama que, a pesar del horror del genocidio. logra colmar de belleza una historia donde las cosmovisiones indígenas y la selva funcionan como el refugio y el antídoto en el que se detiene para refundar con esas voces una mitología híbrida y fluida.

El libro retoma la historia real de Catalina de Erauso, una monja española que escapa de un convento con el deseo de ver mundo: cambia de identidad, vive aquí y allá, práctica numerosos oficios, grumete, tendero, soldado y pertenece a ese mundo de avaricia y supremacía colonial, hasta que se le pierde el rastro en América.

Gabriela Cabezón Cámara. FOTOS: MARTIN BONETTO.Gabriela Cabezón Cámara. FOTOS: MARTIN BONETTO.

Es a partir de ahí que la escritora imagina una trama en la que Antonio –antes monja, antes "niñita"– logra escapar de la horca y se interna en la selva con dos pequeñas indígenas desnutridas, Michi y Mitakuña. Con el trasfondo de una promesa a la Virgen del Naranjal, formarán una tribu junto a una perra, monos y caballos.

La autora de La Virgen Cabeza (2009) y Las aventuras de la China Iron (2017) había dicho a la prensa, a raíz del lanzamiento de la obra, que conoció la historia de la Monja Alférez por una acuarela de Fermín Eguía que la representaba: "Es una historia muy alucinante, una niñita enviada con la crueldad feroz de los nobles de su época a los cuatro años a vivir en un convento, donde tuvo suerte porque vivía la tía y supongo que habrá tenido un trato un poco menos cruel. Como quiere ver mundo, a los 15 se escapa, se tiene que vestir de varón porque no había otro modo entonces y evidentemente se siente muy cómodo en ese rol porque lo lleva de mil maravillas y llega a estar en el ejército seis años y nadie se da cuenta nunca".

Los Premios Ciutat de Barcelona, uno de los más importantes y legítimos de España, también han premiado a otros autores en las categorías de "Literatura en lengua catalana", "Traducción en lengua catalana" y "Ensayo, Humanidades e Historia de Barcelona".

COMENTARIOS