Preocupación por los ataques de zorros: una jauría mató a dos perritos en un country

Preocupación por los ataques de zorros: una jauría mató a dos perritos en un country

Carpinchos, caranchos y lagartos overos son algunos de los animales silvestres que en los últimos años empezaron a incursionar en las ciudades del conurbano y generan alarma entre los vecinos. En este caso, el peligro parece más palpable: en un barrio cerrado de Hudson, Berazategui, denuncian que empezaron a aparecer zorros que atacan a perros de razas pequeñas y ya habrían matado a dos.

La denuncia comenzó a circular en redes sociales, y se hicieron eco varios periodistas en Twitter. Algunos videos muestran a estos animales acercándose a los jardines de las casas y hasta hay una foto de un caniche herido: pueden verse varias marcas de mordeduras en su lomo.

En grupos de WhatsApp del barrio circulan videos y la gente de la zona asegura que dos perros pequeños murieron después de estos ataques de zorros. Serían mascotas que se encontraban en el fondo de las casas cuando fueron mordidos por una jauría que se ve especialmente de noche.

Los zorros atacan a mamíferos pequeños, por ejemplo razas de perros de menos de tres kilos. Los zorros atacan a mamíferos pequeños, por ejemplo razas de perros de menos de tres kilos.

El tipo de zorro que avistan los vecinos es el zorro gris chico, una especie habitual en el territorio bonaerense que se caracteriza por un hocico pronunciado y angosto, orejas triangulares y largas. Su hábitat natural es el monte abierto, bosque abierto, estepa, pastizal y arbustal, según datos de Argentina.gob.ar.

Zorros como los que se están viendo en Hudson. Zorros como los que se están viendo en Hudson.

A su vez, es habitual verlo en zonas urbanas y rurales. Muchos barrios del sur del GBA han sido construidos en los últimos años en aquellos territorios que estas especies habitaban, por lo que en ciertos momentos del año se los ve con más frecuencia.

El avance humano les genera, además, menos oportunidades para alimentarse. Se trata de animales de tipo "oportunistas", que suelen buscar desde semillas y frutos hasta carroña y pequeños mamíferos.

En este último grupo, lamentablemente, se incluyen -aunque en muy raras ocasiones- gatos y perros de razas muy pequeñas (menos de 3 kilos) como caniche toy, chihuahua, pug o Yorkshire. Este parece ser el fenómeno que observan los vecinos últimamente.

Algunas personas, además, tomaron la costumbre de alimentar a los zorros y esto genera que ellos, a su vez, se sientan cada vez más confiados para acercarse en las casas.

En los countries de Canning, en Echeverría, también se vio a estos animales. En los countries de Canning, en Echeverría, también se vio a estos animales.

"Se ve más seguido a los zorros, no sé si por el clima o porque tienen cría y salen a buscar alimento. La verdad que son hermosos, pero hay gente que se les acerca demasiado", advierte Maitena, vecina de la zona. Y agrega: "Se ve que se han ido acostumbrando a las personas y aunque no se dejan tocar, tampoco se los ve muy asustados. Me da miedo que la gente los lastime o que intenten acariciarlos y muerdan, son animales totalmente salvajes".

En Hudson, el tema de los zorros no es nuevo, aunque en este cayo llegó a límites impensados. Pero ya en 2020, durante la pandemia, hubo una gran polémica cuando desde el Barrio Abril, en esa misma localidad, atraparon a una familia de zorros que merodeaba la zona para entregarlos a una reserva. Lo mismo había pasado poco antes con un grupo de carpinchos a los que "desalojaron" del country colocando un alambrado para que ya no pasaran. En las redes, la gente se indignó por el trato a estos animales que, a fin de cuentas, son autóctonos de la zona.

Frente a un encuentro con zorros y animales silvestres en general, especialistas como el veterinario Juan Romero, recomendaron, ya desde la pandemia cuando se los veía con mucha frecuencia: "En la naturaleza los problemas se resuelven de tres maneras diferentes: el individuo se queda estático, o ataca si no tiene posibilidad de huir. Frente a un animal que puede tener una potencial agresividad, la mejor manera de actuar es dejándolo huir". Y agrega: "no se sabe cuál es el estado sanitario del animal y si tiene algún mecanismo o reaccionaría con algún mecanismo de mordida estaríamos en un problema".

Respecto a las mascotas, los especialistas recomiendan no dejar salir solos a los perros pequeños y vigilarlos mientras están en el exterior para evitar que sean agredidos. La mayoría de los zorros, con solo ver a las personas, huyen.

COMENTARIOS