En la mañana de este Lunes se hizo la audiencia de formalización contra el policía que acribilló a un camionero en Valle Fértil, el acusado aseguró que nunca recibió órdenes ni directivas porque el equipo de comunicación estaba sin batería. 

Este lunes a las 11.30 comenzó la audiencia de formalización del caso en el que un policía de San Juan acribilló a un ciudadano el pasado viernes en el departamento Valle Fértil.

En la misma los fiscales Iván Grassi y Francisco Pizarro presentaron el caso ante la jueza de Garantías, Flavia Allende. Estuvo el efectivo, Ricardo Rodríguez, quien se presentó con una férula en el brazo por una lesión que tuvo el viernes en medio de la persecución.

Rodríguez intentó instalar la versión de que con los disparos buscaba detener al camionero oriundo de La Rioja porque este viajaba con armado y con droga. No obstante, estos elementos no fueron hallados en la escena del crimen, lo que complica aún más al policía.

 

«Lo único que yo intenté hacer en todo momento fue persuadir al conductor para que detuviera la marcha del rodado. Jamás, jamás, bajo ninguna circunstancia mi intención fue causar la muerte. Lo único que estaba tratando es que detuviera la marcha», explicó Rodríguez.

 

Agregó: «Ese conductor ya no era una contravención era una resistencia y atentado a la autoridad, ya era un delito». Cerró diciendo: «Obré en lo que entendí era mi deber. Nunca recibí órdenes ni directivas porque el equipo de comunicación estaba sin batería».

El hecho

El hecho ocurrió alrededor de las 23.30 del pasado viernes en la Ruta Provincial 510, unos 20 kilómetros al sur de San Agustín de Valle Fértil. En esa zona, alrededor de las 23.30, a un ciudadano identificado como Federico Gastón Orihuela, le radiaron el camión Mercedes Benz que manejaba.

En el camino hacia la comisaría, Orihuela se dio a la fuga, por lo que se inició una persecución a la que se sumaron varios móviles policiales. En uno de ellos iban tres agentes, un chófer, una acompañante en el asiento trasero y el oficial Ricardo Rodríguez. Fue él quien realizó un disparo de advertencia con arma larga, pero el camionero siguió escapando. Ante esta situación, el policía abrió fuego contra el camión. Le disparó en la parte trasera hasta que vació el cargador, así que decidió seguir con el arma del chofer.

Luego empezó a disparar tanto en el lateral como en el frente del camión. En total fueron 16 disparos, 9 de ellos impactaron en la cabina y 5 recibió el conductor en su torso y piernas, por lo que Orihuela murió de forma inmediata.

COMENTARIOS