Irán calificó como «ilegal» y un «robo» el decomiso del avión venezolano que Argentina le entregó a Estados Unidos

Irán calificó como “ilegal” y un “robo” el decomiso del avión venezolano que Argentina le entregó a Estados Unidos

El gobierno de Irán se pronunció sobre la entrega y partida de Ezeiza del avión venezolano de Emtrasur Cargo a los Estados Unidos. Lo consideró un “acto ilegal” y un “robo”, según palabras del portavoz de la cancillería iraní, Nasser Kanaani.

En declaraciones publicadas por la prensa de su país, el funcionario se expresó así en paralelo a las quejas de varios dirigentes chavistas que repudiaron la entrega de la aeronave por parte de la justicia argentina. Este país y el juez federal Federico Villena, cumplieron con los tratados de cooperación vigentes con su contraparte estadounidense y entregaron finalmente el Boeing 747-300 que tenía un pedido de decomiso en EE.UU. desde julio de 2022

En junio de ese año había aterrizado misteriosamente en el aeropuerto Internacional de Córdoba (es un avión de carga que no traía carga) y tras serle denegado el aterrizaje en Uruguay, voló al aeropuerto internacional de Ezeiza. De ahí no pudo salir más.

Esa aeronave y las empresas propietarias están bajo sanciones de leyes de EE.UU. que pidieron su embargo porque consideran que ese Boeing fue utilizado por su propietaria inicial, la empresa iraní Maham Air, para actividades presuntamente terroristas por las fuerzas Al Quds de Irán y por Hezbollah. Y que fue ilegalmente vendido a Emtrasur, su ultima propietaria. La causa quedó siempre en manos del juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena.

Los 14 venezolanos y 5 iraníes que conformaban su tripulación quedaron retenidos hasta que fueron autorizados a salir del pais en tandas entre fines de 2022 y principios de 2023. Pero la aeronave no.

Finalmente, tras ser mantenida y reparada por alguaciles de Estados Unidos y el FBI, Villena autorizó que se la llevaran. Y, tras no haber objeciones del nuevo gobierno argentino de Javier Milei, todo siguió su marcha.

En manos ya de pilotos y agentes estadounidenses, despegó de Ezeiza este último domingo y el lunes aterrizó en una base militar cerca de Miami, en La Florida.

El comunicado del Departamento de Justicia de los Estados Unidos del lunes indicaba: "Se completó hoy la aplicación de una orden final para el decomiso de un avión de carga Boeing 747 fabricado en los Estados Unidos, anteriormente propiedad de Mahan Air, una aerolínea iraní sancionada y afiliada a la Fuerza del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC-QF), una Organización Terrorista Extranjera designada (FTO)".

"Mahan Air, conocido por transportar armas y cazas para el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica y Hezbollah violó nuestras restricciones de exportación al vender este avión a una aerolínea de carga venezolana. Ahora, es propiedad del gobierno de los Estados Unidos", dijo Matthew S. Axelrod, Subsecretario de Aplicación de las Exportaciones.

El reclamo iraní y más quejas de Venezuela

Según reprodujo la agencia de noticias EFE, el portavoz Kanaani dijo que la República Islámica de Irán declaraba su “firme apoyo a los esfuerzos y medidas legales y diplomáticas de Venezuela para restablecer la propiedad” del Boeing 747 300.

El lunes mismo, hubo un comunicado de Caracas, que retuiteó Nicolás Maduro. Era del canciller Yvan Gil, quien tildó la entrega del avión como “un robo descarado” y dijo que había una “confabulación entre los gobiernos de Estados Unidos de Norteamérica y de la República Argentina”.

Este martes, en tanto, el Ministro del Poder Popular para el Transporte y Presidente de Conviasa del chavismo Celestino Velásquez Araguayán acusó a los gobiernos de Estados Unidos y Argentina de “violar el Convenio de Aviación Civil Internacional (Chicago 1944) en sus Artículos: 3, 4, 12, 16, 17, 18, 19, 20, 27, 29, 31, 32, 33, 81, 84". Y agregó: “Apalancaron la decisión, a través de un Acuerdo de Ayuda Recíproca Penal firmado en 1991 entre USA y Argentina, la cual no aplica; ya que la causa seguida en los Tribunales de USA y Argentina no es penal".

Además, Araguayán acusó: “Para burlar la soberanía de los países que sobrevolaron, omitieron datos del avión en el Plan de Vuelo, le dieron la connotación de vuelo de Estado Militar (TYSON23), apagaron de forma intermitente el Transpondedor y despegaron de Argentina a media noche, para ocultarse en la oscuridad como delincuentes cuando perpetran un delito”.

En paralelo, el canciller cubano Bruno Rodríguez apoyó con otro tuit a su amigo y aliado venezolano.

Lo que el gobierno venezolano no explicó aun son las razones por las que el primer secretario de la embajada venezolana en la Argentina, Jesús Jara Díaz, mano derecha de la embajadora Stella Lugo, estaba en la pista de Ezeiza con un funcionario argentino y credenciales falsas sacándoles fotos al avión de Emtrasur el pasado 5 de febrero. Por ese episodio fue declarado “persona non grata” y se tuvo que ir del país la semana pasada.

COMENTARIOS