La periodista que más investigó a Mama Antula contó sus vivencias en la canonización

Se realizó ayer en el Vaticano la ceremonia de canonización de Mama Antula, la primera santa argentina. El Sumo Pontífice llevó a cabo el acto en la Santa Sede con la presencia del presidente argentino Javier Milei y cientos de devotos que se congregaron en Roma para la consagración. La periodista y escritora italiana Nunzia Locatelli habló con «Tenés que saberlo», por Radio Jornada 91.9, y contó los pormenores de la celebración.

«Fue un día inolvidable para mí y para todos los presentes», contó Locatelli, quien escribió 4 libros sobre la vida de Mama Antula: «Había muchos argentinos, entre ellos el presidente y parte de su gobierno, también muchos otros devotos argentinos. Se dio el protocolo de celebración vaticana, que viene de muchos siglos. Fue muy austera y al mismo tiempo muy pomposa, con cantos gregorianos y expresiones en latín. Fue inolvidable para todos los argentinos el hecho de tener la primera santa que es una mujer y laica».

Sobre Mama AntulaLocatelli la describió como una mujer ‘que se dedicó a los otros’: «Vivió en la época colonial, nació en 1730 y se formó cerca de los jesuitas. Es una laica que decidió ayudar a los otros en un lugar jesuita en donde se encontraban mujeres, huérfanos, personas que necesitaban mucho cuidado. Ella se dedicó a ellos, era de una familia muy importante de encomenderos, pero cuando los jesuitas fueron exiliados, ella decidió seguir con el legado. Estuvo en Tucumán, en Córdoba y abrió casos de retiros espirituales, que en esa época estaban prohibidas. Como dijo el papa, era un acto clandestino», señaló la escritora, a la vez que añadió: «Era una rebelde, una caminante del espíritu. Se define como una pionera en la defensa de los derechos humanos cuando no existía ese término. Fue una de las primeras escritoras rioplatenses, ya que se formó con los jesuitas y pudo aprender a leer y a escribir, se encontraron cartas en Roma que fueron importantes para reconstruir la cotidianidad de la vida en las colonias. Además, fundó en Buenos Aires en 1775 la casa de retiros espirituales que todavía sigue en pie. Por allí pasaron los próceres argentinos, que quedaron empapados por las enseñanzas de los valores jesuitas».

Mama Antula, cuyo nombre deriva del quichua, cuenta con una serie de milagros los cuales se le atribuyen y que fueron considerados al momento de ser canonizada: «Una fue la sanación de una monja, una hermana del Divino Salvador llamada Rosa Vanina, quien fue desahuciada por los médicos. Cuando se rezó la novena para su sanación, la intercesión de Mama Antula le otorgó la recuperación», contó Locatelli como primer milagro de la santa argentina, y añadió: «El segundo fue Claudio Perusini, quien recibió el milagro en 2017, hace pocos años. Era una persona que se formó en el seminario, su maestro fue Jorge Bergoglio, que le aconsejó que dejara el seminario y formara una familia. Se casó y tuvo dos hijos, pero en 2017 tuvo un ACV, su condición era muy grave, le dijeron a su esposa que tenía pocas horas de vida y ella llamó a un sacerdote jesuita, que llevó una estampita al hospital, rezando a la invocación de Mama Antula. Claudio mejoró y en el día de ayer estuvo llevando la ofrenda en la ceremonia. Fue muy impresionante de ver».

Sobre la presencia del presidente Javier Milei en la ceremonia, la periodista italiana marcó que fue ‘un gesto de cercanía de ambos’: «La presencia del presidente Javier Milei fue muy importante, fue un acercamiento de ambos. Fue reconstruir una relación que por temas de palabras durante la campaña se había enfriado. Creo que ayer hubo una plena recuperación de esa relación entre dos jefes de estado. Hubo mucho del cariño que expresan los argentinos: abrazos, besos, el Papa lo llamó hijo. Como siempre, Bergoglio suele hacer chistes y le dijo ‘te cortaste el pelo’ y el presidente le respondió ‘me los emprolije’. Con eso creo que ponemos fin a la polémica que hubo durante la campaña y se va a tejer una muy buena relación. Fue el beso de la paz».

COMENTARIOS