Tras meses de negociaciones, avanza en Estados Unidos un millonario paquete de ayuda a Ucrania con el voto de senadores republicanos

El Senado estadounidense aprobó el martes de madrugada un paquete de ayuda de 95.300 millones de dólares para Ucrania, Israel y Taiwán tras meses de negociaciones difíciles y entre crecientes divisiones políticas en el Partido Republicano sobre el papel de Estados Unidos en el extranjero.

La votación se celebró después de que un pequeño grupo de republicanos que se oponían a la partida de 60.000 millones de dólares para Ucrania ocuparan el turno de palabra durante toda la noche, utilizando las últimas horas del debate para argumentar que Estados Unidos debería centrarse en sus propios problemas antes de enviar dinero al extranjero.

El senador demócrata Richard Durbin habla con los medios al inicio de una sesión nocturna en el Senado. Foto: Chip Somodevilla/Getty Images/AFP El senador demócrata Richard Durbin habla con los medios al inicio de una sesión nocturna en el Senado. Foto: Chip Somodevilla/Getty Images/AFP

Sin embargo, 22 republicanos votaron con casi todos los demócratas para aprobar el plan por 70 fotos a favor frente a 29. Los partidarios del plan dijeron que abandonar a Ucrania podría envalentonar al presidente de Rusia, Vladímir Putin, y amenazar la seguridad nacional en todo el planeta.

“Con esta ley, el Senado declara que el liderazgo estadounidense no flaqueará, no fallará, no fracasará”, dijo el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, que trabajó de cerca con el líder republicano Mitch McConnell en el texto.

Una buena noticia para Ucrania

La aprobación del paquete en el Senado es una buena noticia para Ucrania ante un desabastecimiento crítico en el campo de batalla.

Sin embargo, la iniciativa enfrentaba un futuro incierto en la Cámara de Representantes, donde republicanos de línea dura afines al expresidente Donald Trump —el favorito a obtener la candidatura republicana a la presidencia y crítico con el apoyo a Ucrania— se oponen al proyecto.

El cuerpo de un soldado ruso yace junto a un tanque destruido en Jarkov, Ucrania. Foto: Sergey Bobok / AFPEl cuerpo de un soldado ruso yace junto a un tanque destruido en Jarkov, Ucrania. Foto: Sergey Bobok / AFP

El portavoz Mike Johnson aumentó las dudas sobre la propuesta en una declaración el lunes por la noche en la que dejó claro que podrían pasar semanas o meses antes de que el Congreso envíe la legislación al escritorio del presidente, Joe Biden, si es que eso ocurre.

Aun así, la votación es una victoria para los líderes de los dos partidos en el Senado. McConnell ha convertido Ucrania en su máxima prioridad en los últimos meses, y se ha mantenido firme ante la considerable presión de su propia bancada.

En un mensaje directo a sus detractores en un discurso el domingo, McConnell dijo que “los ojos del mundo” estaban posados en el Senado.

“¿Les daremos a aquellos que quieren lastimarnos más motivos para dudar de nuestra determinación, o nos comprometeremos de nuevo a ejercer la fuerza estadounidense?”, preguntó McConnell.

¿Para qué se usarían los fondos?

Los dólares proporcionados por la medida servirían para comprar equipamiento de defensa de fabricación estadounidense, como municiones y sistemas antiaéreos que según las autoridades se necesitan con urgencia ante los bombardeos rusos sobre Ucrania. También incluye 8.000 millones de dólares para el gobierno en Kiev y otras formas de asistencia.

“Para nosotros en Ucrania, la asistencia continuada de Estados Unidos nos ayuda a salvar vidas humanas del terror ruso”, dijo Zelenski. Foto: AFP “Para nosotros en Ucrania, la asistencia continuada de Estados Unidos nos ayuda a salvar vidas humanas del terror ruso”, dijo Zelenski. Foto: AFP

“Para nosotros en Ucrania, la asistencia continuada de Estados Unidos nos ayuda a salvar vidas humanas del terror ruso”, indicó el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski en redes sociales. “Supone que la vida continuará en nuestras ciudades y triunfará sobre la guerra”.

Ayuda a Israel, no

Además, el paquete daría 14.000 millones de dólares para la guerra de Israel con Hamás, 8.000 millones de dólares para Taiwán y socios en el Indopacífico para hacer frente a China y 9.200 millones de dólares para ayuda humanitaria para Gaza.

Dos demócratas, los senadores Jeff Merkley de Oregon y Peter Welch de Vermont, así como el senador independiente Bernie Sanders, votaron en contra. Los legisladores progresistas se han opuesto a enviar armamento ofensivo a Israel.

“Mi conciencia no me permite apoyar el envío de miles de millones de dólares adicionales de los contribuyentes para la campaña militar del primer ministro Netanyahu en Gaza”, dijo Welch. “Es una campaña que ha matado y herido a un número estremecedor de civiles. Ha creado una enorme crisis humanitaria”.

La aprobación del texto se produjo tras cinco meses de negociaciones accidentadas sobre una amplia ley que habría asociado la ayuda al extranjero a una reforma de las políticas fronterizas y de asilo. Los republicanos exigieron ese canje, afirmando que el pico de inmigración a Estados Unidos debía abordarse junto con la seguridad de los aliados.

Sin embargo, el acuerdo bipartidista sobre seguridad de frontera se desmoronó apenas unos días después de su presentación, un giro vertiginoso de los acontecimientos que provocó una profunda frustración en los negociadores. Los republicanos declararon que la ley era insuficiente y la bloquearon en el Senado.

Tras el fracaso de la ley de fronteras, los dos líderes abandonaron la sección sobre la frontera e impulsaron un paquete limitado a la ayuda al extranjero, como pretendían los demócratas desde un principio.

Aunque la más pequeña propuesta de ley de ayuda al extranjero terminó consiguiendo suficientes apoyos republicanos para salir adelante, varios senadores republicanos que antes habían expresado su apoyo a Ucrania votaron en contra. El episodio recalcó las fracturas en el partido, que han quedado sobre la mesa ante la insistencia de Trump, y un puñado de legisladores han pedido abiertamente la renuncia de McConnell.

Con información de Associated Press

COMENTARIOS