«Vergüenza» y «sencillamente inutilidad», la oposición elevó las críticas contra Axel Kicillof por la crisis en IOMA

“Vergüenza” y “sencillamente inutilidad”, la oposición elevó las críticas contra Axel Kicillof por la crisis en IOMA

Mientras los afiliados del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) esperan respuestas de la entidad o del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, la oposición tomó los incidentes de este miércoles en la sede médica de La Plata y criticaron la gestión del mandatario provincial y de su alfil en la obra social, Homero Giles, de La Cámpora..

"Boludeados y abandonados. Así se sienten los afiliados del IOMA. Kicillof está más preocupado por hacer política contra Milei y proteger sus privilegios que por brindarle salud de calidad a los bonaerenses", escribió el diputado del PRO y excandidato a gobernador bonaerense, Diego Santilli, en redes sociales.

En esta línea también se expresó Alex Campbell, que opinó que a Kicillof "no le importan los bonaerenses". "Sigue jugando con la salud de los vecinos y afiliados que necesitan respuestas reales. No pueden atenderse, no pueden hacerse estudios, cortan sus tratamientos, no entregan medicamentos y nadie da la cara ni da respuestas. Son una vergüenza. arremetió el senador bonaerense de la fuerza macrista.

Cristian Ritondo, presidente del bloque PRO en Diputados, chicaneó junto a un video en el que el gobernador bonaerense criticaba las propuestas de La Libertad Avanza, que iban a "dejar la gente sin vida": "¿Kici, cómo era lo de dejar a la gente sin salud?".

Martín Yeza, integrante del bloque que lidera Ritondo remarcó en el gobernador "sencillamente inutilidad".

"Hace unos meses Kicillof montó una campaña amenazando 'la derecha o los derechos', fiel a su estilo al final los bonaerenses no tenemos ni derecha ni derechos. Sencillamente inutilidad", posteó quien fuera intendente de Pinamar.

El diputado provincial Fernando Rovello, opinó que el IOMA es una "Obra Social que el kirchnerismo desfinanció y destruyó" y reclamó que Kicillof y Homero Giles, presidente de la entidad, se hagan cargo de la situación.

Por su parte, el diputado radical Martín Tetaz hizo una radiografía del funcionamiento del IOMA: "No están conformes los médicos, que ya no quieren trabajar para la OOSS, ni tampoco los afiliados, que son en su mayoría cautivos". "Liberen a los afiliados, transparenten los números y declaren la emergencia", pidió.

Qué pasa en el IOMA: la escalada del conflicto en la salud bonaerense

El presidente de IOMA, Homero Giles, había reconocido este lunes en una reunión en la Legislatura bonaerense que la obra social de los empleados públicos bonaerenses tiene “problemas”, pero prefirió cargar las tintas contra Javier Milei por “las políticas de liberalización de todo el mercado” que propone.

Al funcionario, militante de La Cámpora, la oposición le venía reclamando que comparezca en el recinto y su aparición intentó evitar que sea forzado a dar explicaciones vía interpelación -que solicitó el diputado Rovello y el oficialismo rechazó- o que se declare la emergencia ante la crisis en su organismo.

Aunque "la obra social venía creciendo, organizando su cuestión financiera y ampliando coberturas”, “el aumento descomunal de los precios” en el mercado entre octubre y diciembre dificultó la situación, explicó Giles.

"Las políticas de liberalización de todo el mercado, de los precios, que propone Javier Milei, hace que haya muchas víctimas", agregó Giles.

Poco dijo de los reclamos por la falta de medicamentos -incluidos oncológicos- y de las dificultades para acceder a turnos médicos que se agravaron notablemente ya desde el año pasado en IOMA. Al punto que legisladores de la Coalición Cívica apuntaron al defensor del pueblo Guido Lorenzino para pedirle explicaciones sobre qué hizo ese organismo de contralor ante las denuncias contra la obra social.

La falta de respuestas generó otro estallido este miércoles: un grupo de afiliados quiso entrar por la fuerza a la sede central ubicada en La Plata con empujones, gritos y forcejeos entre los manifestantes y la Policía Bonaerense que custodiaba el edificio.

"Hay gente que se está muriendo por culpa de estas basuras que se están robando la plata. Todo esto es nuestro y no nos dan nada, la gente lo necesita", fue el testimonio de Gladys G, según publicó el sitio Infocielo.

Además, hubo protestas en las sedes de Mar del Plata y Tandil. Y un revés judicial contra una intentona de aumento encubierto contra afiliados de San Nicolás, que la Suprema Corte bonaerense detuvo.

DS

COMENTARIOS