Fiesta clandestina en Albardón

A decir del informe policial, la mujer no supo explicar porqué comercializaba entradas si era un agasajo personal.

Vecinos alertados por los ruidos, capturas de pantalla de teléfonos celulares de una supuesta fiesta donde para asistir había que pagar una entrada.

Con esos elementos, personal de la Comisaría 18va acudió anoche a un domicilio en calle Ignacio de la Roza y Pasaje Victoria, donde hay una casa de fin de semana, según reflejó el parte policial.

Los pesquisas llamaron a la puerta y una mujer salió, dijo ser la dueña. Cuando la pusieron en conocimiento del requerimiento, dijo que lo que allí se celebraba era su cumpleaños.

Pero poco pudo decir cuando los policías le mostraron las publicaciones en las redes sociales en las que se publicitaba una fiesta en ese sitio y donde había que pagar entrada, además que adentro se vendían bebidas alcohólicas.

Por lo que se le labró acta y se hizo cesar la falta, indicaron desde la seccional policial.

COMENTARIOS