Salarios ajustados: las empresas prevén aumentos menores a la inflación esperada en 2024

Salarios ajustados: las empresas prevén aumentos menores a la inflación esperada en 2024

Tras una brutal caída de los salarios en el último trimestre, las empresas argentinas pronosticaron un ajuste salarial de casi 200% para 2024, lo que implica otro año de pérdida de poder adquisitivo en un contexto de aceleración de los precios.

Así se desprende de una encuesta realizada por la consultora Mercer sobre 507 compañías que operan en suelo nacional. En efecto, el porcentaje promedio del incremento de los sueldos alcanzó el 196,46% entre los encuestados. La cifra quedaría por debajo de la inflación esperada para el año corriente, que se ubica en 227% según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM).

La canasta de alimentos de febrero trepó 18,48% en CABA y acumula 37,92%

Salarios: cuántos ajustes harían las empresas en 2024

“Existe una dispersión significativa cuando analizamos los incrementos salariales para 2024 desglosados por industria. Esta foto probablemente varíe de mes a mes. Todo va a depender de cómo se acomoden los precios relativos en los próximos meses y de las decisiones que se tomen a nivel macroeconómico, como la desregulación de las tarifas de energía y el transporte, entre otras. Esto redundará en que algunos sectores se verán más beneficiados que otros y estarán en mejores condiciones para mejorar la propuesta de valor a sus colaboradores”, explicó la gerente de Desarrollo de Mercer, Mercedes Bernardi.

A propósito de la cantidad de actualizaciones que tendrán lugar, las firmas sondeadas vislumbraron hasta seis instancias de subas de las remuneraciones de sus empleados. Sólo el 24% anticipó el otorgamiento de ocho aumentos o más en doce meses.

“Dos tercios de las organizaciones respondieron que en 2024 otorgarán aumentos bimestrales o de una frecuencia mayor. Este porcentaje aumenta al 80% si tomamos sólo el corte de empresas con casa matriz en Argentina. La mayor frecuencia de momentos de incrementos, así como algunas acciones que algunas empresas están implementando o pensando implementar (adelanto de aguinaldo, de bonos, pagos quincenales, otros.) conllevan nuevos desafíos tales como mayor educación financiera para los colaboradores”, acotó Bernardi.

Por otra parte, los participantes de la encuesta indicaron que se encuentran inmersos en un proceso de incorporación o mejoramiento de beneficios para sus empleados: 55% en la cobertura de gastos de alimentación (almuerzo), 45% en gimnasio y 37% en capacitaciones y gastos de combustible.

En cuanto a las industrias que darían aumentos por encima del nivel general, se destacaron las de High Tech (servicios y soluciones TI), Logística, Ingeniería y Construcción, Minería, Biotecnología, Servicios Financieros, Retail, Energía, Agro, Consumo Masivo, Packaging y Química.

Por el contrario, High Tech (servicios de telecomunicaciones y productos Hardware y Software), Automotriz, Medios y Entretenimiento y Fintech son los rubros que menores subas otorgarán a sus empleados, a raíz de la recesión económica que golpea de forma disímil a las distintas áreas.

Gasto fiscal, salarios, dólar y emisión: ¿Alcanza con el "plan de shock" de Milei para bajar la inflación?

Salarios formales: un horizonte incierto para 2024

Un informe de la Fundación Mediterránea-Ieral destacó que "con el sinceramiento de precios de fin de 2023 sobrevino un significativo salto inflacionario, que produjo una disminución abrupta en la capacidad de pago de buena parte de la población".

"A este fenómeno se suma una previsible dinámica negativa en el empleo privado, dado el contexto recesivo. Considerando la masa de ingresos salariales, pública y privada, el escenario que puede bosquejarse para 2024 tendría las siguientes características: el PBI disminuiría un 3% y la masa salarial total (neta de inflación) estaría cayendo en un porcentaje mayor", vaticinaron.

De esta manera, los salarios privados, públicos, registrados y no registrados experimentarían el séptimo año consecutivo de caída en términos reales. En efecto, entre 2017 y 2023 perdieron el 37% del poder de compra y la merma se acentúa en el sector informal.

MFN

COMENTARIOS