Haití hoy: pilas de cadáveres en la calle, gente «prisionera» en sus casas y un ataque al Banco Central

La muerte en la esquina. Sobre el asfalto. Cuerpos abandonados. Camuflados por un cartón endeble. Pilas de cadáveres. Vecinos encerrados en su casa porque salir significa no regresar nunca más. Así está Haití hoy, a merced de bandas armadas que en su último atropello buscaron ingresar al Banco Central.

En la anarquía, la noticia más reciente sobre Haití de este martes es un ataque contra el banco central del país en Puerto Príncipe, la capital controlada en gran parte por bandas armadas.

El ataque fue repelido y varios asaltantes murieron, declaró este martes a la AFP una fuente del organismo. El Banco de la República de Haití (BRH) es una de las pocas instituciones que no han huido del centro de la ciudad, donde varias pandillas campan a sus anchas.

Un grupo de "bandidos" atacó sus locales el lunes, declaró a la AFP una fuente del BRH, que prefirió mantener el anonimato.

Voluntarios carga el cuerpo de un hombre asesinado de madrugada en Puerto Príncipe. Foto: ReutersVoluntarios carga el cuerpo de un hombre asesinado de madrugada en Puerto Príncipe. Foto: Reuters

"Nuestros agentes de seguridad, junto con la policía y el ejército, repelieron el ataque. Entre tres y cuatro bandidos resultaron muertos", declaró esa persona.

Uno de los guardias de seguridad del BRH fue herido de bala, añadió.

Un nuevo capítulo de violencia

Haití, que ya vivía una profunda crisis política y de seguridad, está sumido en un nuevo episodio de violencia desde principios de mes, cuando varias bandas unieron sus fuerzas para atacar lugares estratégicos de Puerto Príncipe en el marco de una batalla contra el primer ministro Ariel Henry.

Henry, muy cuestionado en su país y en el extranjero, no pudo regresar a Haití tras un viaje a Kenia.

El dirigente anunció su dimisión el 11 de marzo, afirmando que su gobierno gestionaría los asuntos corrientes hasta que se constituyera un consejo presidencial de transición.

Los haitianos han estado esperando la formación de estas autoridades de transición desde entonces.

Una mujer llora ante la escena de varias personas muertas en la calle. Foto: ReutersUna mujer llora ante la escena de varias personas muertas en la calle. Foto: Reuters

El lunes, según un fotógrafo de AFP, se encontraron 14 cuerpos sin vida en un barrio acomodado de Puerto Príncipe, donde los miembros de una banda habían estado cometiendo ataques desde el amanecer.

Pilas de cadáveres

Un enviado de la cadena británica BBC contó lo mismo. Los residentes de Petionville, una zona más rica de la ciudad, están conmocionados después del día más violento hasta el momento en la creciente crisis de seguridad del país.

Más de una docena de cuerpos acribillados a balazos yacían en la calle: víctimas del último ataque de pandillas.

Más de una docena de cuerpos acribillados a balazos yacían en la calle. Foto: ReutersMás de una docena de cuerpos acribillados a balazos yacían en la calle. Foto: Reuters

Además de la matanza a primera hora de la mañana, también fue atacada la casa de un juez, un mensaje claro a las élites del país que compiten por el poder.

Todo esto en lo que supuestamente es la zona segura de la ciudad, relata el periodista de la BBC, quien describe la situación en Puerto Príncipe "en modo de pánico".

La población, la principal víctima

La violencia en Haití tiene como gran víctima a la población: los haitianos, además de estar expuestos a morir o ser heridos, no pueden moverse libremente, acudir a centros médicos, ir a la escuela o acceder a servicios básicos, además de correr el riesgo de tener que huir de sus casas y convertirse en desplazados internos.

La violencia en Haití tiene como gran víctima a la población. Foto: ReutersLa violencia en Haití tiene como gran víctima a la población. Foto: Reuters

La directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, calificó la situación en Haití de "horrible" y comparó la anarquía con la película post-apocalíptica Mad Max.

Ciertamente, la última violencia en Puerto Príncipe es un recordatorio, si fuera necesario, de que Haití sigue más cerca de la anarquía que de la estabilidad.

Con información de EFE, AP y BBC News

COMENTARIOS