Javier Milei presidente: tres meses frenéticos en lo económico, con el shock en el centro de la escena

Javier Milei presidente: tres meses frenéticos en lo económico, con el shock en el centro de la escena

Javier Milei cumple sus primeros 100 días en el gobierno. Un total de 2400 horas frenéticas en lo económico, en donde el libertario tuvo que enfrentarse a múltiples desafíos, algunos heredados de la gestión de Alberto Fernández, y otros que surgieron por sus propias decisiones, con la actitud apabullante y sin tapujos que lo caracteriza, y las determinaciones de sus funcionarios.

Motosierra, licuadora, shock, superávit primario y el inclaudicable punto en el horizonte de no renunciar al "déficit cero", estas 14 semanas parecen contener mucho más tiempo. A diferencia de otras administraciones, el Poder Ejecutivo avanza "sin anestesia". Qué se hizo y qué desafíos asoman en el mediano plazo.

Sin grises, en los 100 días Milei logró imponer el ajuste, fue contra todos y se ató al apoyo popular

Diciembre: desembarco y "no hay plata"

En su asunción, el 10 de diciembre, Milei dio su discurso de espaldas al Congreso e hizo un crudo diagnóstico de la situación económica y las adversas condiciones "que recibió" de la gestión de Alberto Fernández, a la que catalogó como “la peor herencia de la historia”.

Ahí mismo, planteó lo que sería la directriz en sus decisiones: el shock al momento de tomar medidas. "Para hacer gradualismo es necesario que haya financiamiento. Y lamentablemente, tengo que decírselos de nuevo, no hay plata”.

Asunción de Javier Milei

En sus primeras horas en la Casa Rosada, sumó entre sus ministros, a un deslucido Luis Caputo, que volvía al Palacio de Hacienda tras una actuación poco célebre en el gobierno de Mauricio Macri. Sin embargo, pronto comenzó a tomar protagonismo, con el anuncio de un paquete de medidas de urgencia, para luego ir guiando con decisiones firmes un plan económico que desde la macro, le muestra números positivos.

La principal medida anunciada fue la devaluación que llevó al tipo de cambio a $800 por dólar, aunque también cobró protagonismo la reducción al mínimo de los subsidios a la energía y el transporte y las transferencias a las provincias; una, por lo que implicaría para los bolsillos de la población y el salto de la inflación; y otra, por el conflicto que le abrió al Ejecutivo con los gobernadores, quienes no paran de rezumar que los quieren disciplinar con la billetera.

Antes de que terminara diciembre, Milei anunció el célebre DNU 70/2023, con el que apuntaba a la "desregulación de la economía a través de un plan de estabilización de shock". Buscaba, así, derogar múltiples leyes -entre ellas la de Alquileres y la de Abastecimiento-, así como normativas que impedían "la privatización de empresas públicas” o regulaban el financiamiento de las prepagas y obras sociales para que pudieran aumentar sus valores sin límite.

DNU

Casi en simultáneo, se envió al Congreso la "Ley de Bases y Puntos de Partida para La Libertad de los Argentinos" con 664 artículos desplegados a lo largo de 351 páginas, que contenía una amplia reforma electoral, cambios impositivos, un blanqueo y más límites a las manifestaciones, entre otras iniciativas.

Rápidamente, su contenido despertó polémica, principalmente en lo que respecta al capítulo fiscal y fue de tal la magnitud la crítica, que la división fue volada del proyecto de un plumazo por el mismo Caputo.

Luis Caputo

Mientras, el BCRA anunciaba los BOPREAL, para cerrar el conflicto con las empresas con deuda comercial pendiente de pago con sus respectivos proveedores en el exterior, situación que había sido generada por las restricciones al acceso a divisas de la gestión anterior y que acumuló una deuda superior a los U$S55.000 millones.

Tras esto, y pese a la polémica que desató la herramienta, que algunos, aseguraban, no eran más que una estatización de deuda privada, finalmente la Serie 1 obtuvo el objetivo de que se adjudicaran U$S5.000 millones.

Mientras todo esto acontecía, llegaban las fiestas, y el presidente libertario despedía el año con un mensaje televisado, en donde auguraba un 2024 “duro”. "A menos que hagamos lo necesario ahora, nos dirigimos a una catástrofe económica de una magnitud desconocida para cualquier argentino vivo", advirtió.

Y antes de que el año bajara la persiana, la CGT y otras organizaciones ya llamaban a un paro general con movilización para el 24 de enero. En un mes marcado por la transición y la devaluación, la inflación escaló a 25,5% en diciembre y cerró 2023 con un incremento interanual de 211,4%, el peor registro desde la hiperinflación de 1990.

La imaginación al poder: el fantástico mundo de Milei y las oportunidades de la Argentina

En enero, la gente también sufrió la motosierra: los precios volaban

El 2024 comenzó con aumentos de todo tipo, con la idea de reforzar el "sinceramiento de precios", frase acuñada durante el macrismo y que se despempolvó en esta gestión presidencial. Y la nafta se convirtió en uno de los que más ajustó en estos 100 primeros días. Con lo que implica cada vez que sube, su traslado al resto de los precios de la economía. Pero no fue el único, también fueron protagonistas las prepagas, los alimentos en general y las tarifas de los servicios públicos, entre otros.

Desde el plano más político, en las primeras horas del año, Milei sufría el primer golpe del camino judicial del DNU 70/2023 cuando la Cámara Nacional del Trabajo aceptó un pedido de la CGT y suspendió los cambios laborales planteados en el DNU.

Corte Suprema de Justicia

Sin embargo, no serían las únicas modificaciones previstas por la disposición dictada en donde se presentarían, ante la Justicia, diverso amparos o pedidos de inconstitucionalidad para detener su aplicación.

El 9 de enero, la Cámara de Diputados se reunía, por primera vez en comisiones, para iniciar el tratamiento de la Ley Ómnibus.

Apenas 24 horas después, Caputo anunciaba el reflote del programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Luis Caputo, y el presidente del Banco Central, Santiago Bausili 20240110

Las tarifas fueron uno de los aspectos acordados con el FMI, en tanto el gobierno se comprometió a subir 200% la electricidad y 150% el gas.

Tras el visto bueno se dio el acceso a la Argentina a un desembolso de U$S4.700 millones para engrosar las reservas del BCRA y el establecimiento de una meta, un superávit primario del 2%.

Luego de esta noticia, Milei despegó rumbo a Davos, en su primer viaje oficial como mandatario. Allí fue uno de los protagonistas del Foro Económico Mundial 2024 y dio un discurso en donde planteó que "Occidente está en peligro" por "el avance del socialismo y" que ha "condenado a la gente a la pobreza", algo que, aseguró, es un tema del que "nadie sabe más que los argentinos".

Milei en Davos

Esa presencia lo puso en escena mundial, ya sea por los detractores que se quejaron de su discurso libertario, como de los que lo celebraron. Por caso, en ese evento se encontró con la cúpula del FMI que celebró y apoyó las propuestas de Milei. Incluso se lo vio en varias sesiones de fotos con los funcionarios del organismo.

Durante el encuentro con la Directora General del FMI, Kristalina Georgieva y la primera Subdirectora Gerente del organismo, Gita Gopinath analizaron la situación política y económica argentina. "Voy a cumplir lo que prometí", les aseguró el jefe de Estado, ratificando su decisión política de aplicar un fuerte plan de ajuste para terminar con el déficit fiscal y atacar de raíz la inflación.

Javier Milei junto a Kristalina Georgieva, titular del FMI

Luego de este espaldarazo del Fondo a Milei, se vio de frente con los bombos y las cacerolas. El 24 de enero, y con la consigna “la patria no se vende”, la CGT realizó el primer paro general contra su gobierno.

Así, enero fue un mes importante para la administración libertaria en términos fiscales, ya que fue el primer mes en donde registró un superávit financiero, en concreto de $1.206.985 millones, aproximadamente el 0,2% del PBI y un 77,2% real superior al obtenido en el mismo mes del año anterior. Así lo informó la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), en un documento en donde vinculó este resultado a un fuerte ajuste en jubilaciones y programas sociales.

Respecto a la suba de precios, el primer mes completo de gestión cerró con una inflación del 20,6%, con un registro interanual del 254,2%. Junto a la suba de costos provocada por la devaluación, los aumentos de tarifas y la caída del consumo por la pérdida de poder adquisitivo de los ingresos, esto levantó las alertas en el sector industrial PyME por la "crisis de empleo".

Las Pymes siguen sin hacer pie: la producción del sector en febrero cayó 9,9% interanual

Febrero: explotó la guerra con los gobernadores

En el arranque de febrero llegaba, quizás, la derrota más dura de Milei como presidente. Tras su aprobación en general, pero el rechazo en gran parte de los puntos durante el debate en particular, con principal énfasis en la no atribución de las facultades extraordinarias que el mandatario pretendía disponer, el Gobierno retiró la Ley Ómnibus del Congreso.

Con esto, la tensión reinante con los gobernadores finalmente terminó de estallar en una guerra. Y mientras se daba una caída del 98% interanual en las transferencias discrecionales a las provincias, se anunció la eliminación del "Fondo Compensador del Interior" y, con esto, la quita de subsidios desde el Estado Nacional al transporte público de pasajeros del interior.

Transporte Urbano en Córdoba

Casi en simultáneo, en el AMBA se implementaba un aumento del 250% en los pasajes de trenes y colectivos, lo que derivó en medidas de boicot de los usuarios, como es el ya instalado "molinetazo" en trenes y subtes, estos últimos también con fuertes incrementos.

El conflicto con los gobernadores escaló a su punto máximo cuando Ignacio Torres, gobernador de Chubut, denunció una retención ilegal de $13.500 millones por parte del Ministerio de Economía, correspondiente a un tercio de su coparticipación mensual, y amenazó con no entregar petroleo y gas de no recibir esos fondos.

Nacho Torres

Por el lado de las personas de a pie, una familia necesitaba percibir ingresos superiores a los $596.823 para no caer por debajo del margen de pobreza, tras un aumento del 20,4% en la Canasta Básica Total (CBT), lo que empujaba y sigue empujando, a los que tienen algún resto económico, a desprenderse de sus ahorros para llegar a fin de mes, algo doloroso para cualquier familia, pero que el presidente Milei celebró en sus redes sociales como si fuera una virtud de su gestión y no un defecto.

Para despedir febrero, el presidente recibió en Casa Rosada a la Subdirectora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, quien viajó por primera vez a la Argentina.

Gita Gopinath y Javier Milei

La funcionaria resaltó las primeras medidas del gobierno pero pidió reforzar el apoyo a los sectores vulnerables, principalmente a los jubilados, para que la carga del ajuste "no recaiga desproporcionadamente en las familias trabajadoras".

Al igual que en enero, el Gobierno alcanzó en febrero el superávit primario (por $1.232.525 millones) y financiero por ($338.112 millones). Los rubros del gasto que registraron mayor caída interanual real en el bimestre son Gastos de Capital (-87%), Transferencias Corrientes a Provincias (-77%) y otros Gastos Corrientes (-60%).

También se mantuvo la tendencia de licuación sobre el gasto en jubilaciones y pensiones contributivas, que cayeron 38% interanual.

Milei insiste en reponer el impuesto a las Ganancias: a cuántos salarios mínimos equivaldría

Marzo: la defensa al ajuste y la apertura de importaciones de alimentos

En la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, Milei defendió su plan motosierra, repasó las primeras medidas y anunció la intención de firmar un Pacto de Mayo con gobernadores y diferentes sectores políticos, aunque a cambio de la aprobación de la Ley Ómnibus y bajo la amenaza de la "confrontación" en caso de no llegar a un acuerdo.

20240309_milei_cuarterolo_g

Mientras comenzaban las primeras repercusiones del discurso ante los legisladores, el libertario le delegó a Luis Caputo el control de los fondos fiduciarios, los contratos de fideicomisos utilizados por el Estado, ya sea a nivel nacional, provincial o municipal, para gestionar recursos destinados a un fin específico de interés público. De esta manera, el ministro acumula cada vez más poder.

Los conflictos para Milei continuaron este marzo, aunque principalmente desde las cámaras sectoriales y los sindicatos, con múltiples paros y medidas de fuerza a lo largo del mes, aún en curso.

Su principal objetivo sigue siendo derrotar a la inflación a toda costa, sin importar cómo se genere el superávit fiscal que, afirma, es necesario para este cometido. Por eso, tras conocerse la inflación de febrero (13,2%), destacó que el trabajo de Caputo es "formidable". Pero el ministro aún tiene dudas con respecto a los precios, en especial de los alimentos que según su mirada, no reflejan los mejores indicadores de la macro.

20240316_caputo_supermercados_mecon_g

La situación desembocó en que hace pocos días el Gobierno Nacional anunciaba la apertura de la importación para productos de la canasta familiar, para "frenar la suba de precios", lo que generó el rápido malestar en el sector industrial alimenticio.

Por el lado monetario, el Banco Central anunció la desregulación de la tasa mínima de los plazos fijos y la baja de los pases pasivos en TNA del 110% al 80%. También tuvo lugar un mega canje de deuda en pesos por $54 billones, equivalentes a US$65.000 millones, que tenían vencimiento este año, con el objetivo de despejarlos, pero por esta decisión Standard & Poor’s (S&P) rebajó la calificación crediticia soberana argentina a "default selectivo".

El problema de la inflación es su intensidad y no el 2×1

Finalmente, mientras algunos números comienzan a mostrar mejor performance, y el gobierno se entusiasma con que la inflación llegue pronto a un dígito, finalmente el Ejecutivo blanqueó que busca otro préstamo con el FMI y fondos privados para levantar el cepo, otro de sus objetivos de campaña, aunque haya tenido que dejar de lado, por ahora, la dolarización.

De esta manera, el presidente llega a sus 100 días como empezó: con conflictos. En el último capítulo, se encuentra el ida y vuelta con el gobernador Axel Kicillof, luego de apoyar una “rebelión fiscal” convocada por el diputado José Luis Espert, afirmando que la suba de impuestos, como el que efectuó el gobierno de la Provincia de Buenos Aires en las patentes e inmobiliarios, “es una violación del derecho de propiedad”.

LR CP

COMENTARIOS