La salud de Kate Middleton: intentan acceder a la historia clínica de la princesa en el hospital donde fue operada

El ya llamado “Kate bashing” (el ataque a Kate) de la futura reina británica no termina nunca. Ahora la muy chic London Clinic, donde la princesa de Gales fue sometida a una operación abdominal, cuyas características se desconocen pero exige una recuperación hasta el 19 de abril, admitió una delicada revelación. Al menos “un miembro de su staff trató de acceder a los documentos médicos de Kate durante su estadía en la clínica” , durante el mes de enero.

“La policía pidió ver los informes de la London Clinic” , dijo la ministra de salud británica María Caufield.

"Se ha pedido a la policía que investigue" si el personal de la Clínica intentó acceder a los registros médicos privados de la Princesa de Gales”, dijo la ministra de Salud.

Maria Caulfield reconoció que podría haber "implicaciones importantes" por acceder a las notas sin permiso, incluido procesamiento o multas.

La policía investiga

Cuando se le preguntó si la policía debería investigar, dijo: "Tengo entendido que se ha pedido a la policía que lo investigue. Si toman medidas es un asunto de ellos".

La London Clinic abrió una investigación. Foto: AP La London Clinic abrió una investigación. Foto: AP

"Pero el Comisionado de Información también puede emprender acciones judiciales, imponer multas, el NMC y otros reguladores de salud pueden eliminarlo del registro si la infracción es lo suficientemente grave.

"Así que hay implicaciones particularmente importantes si estás mirando notas de registros médicos que no deberías mirar", explicó la ministra.

La primicia, en el Mirror

Caulfield habló después de que el hospital privado más caro de Londres, que aloja a los Royals británicos, extranjeros, celebridades más el general Augusto Pinochet en su convalecencia, iniciará una investigación sobre las afirmaciones reportadas por primera vez en el tabloide The Mirror. Ellos afirmaron en la noche del martes que “al menos un miembro del personal intentó acceder a los registros médicos privados de Kate mientras estaba siendo tratada allí en enero”.

The Mirror citó a una fuente que dijo que los altos directivos del hospital se habían "contactado con el Palacio de Kensington inmediatamente después de que se les informara sobre el incidente y aseguraron al palacio que habría una investigación completa".

Rey Carlos III, Kate Middleton y príncipe William. Foto: Getty Images.Rey Carlos III, Kate Middleton y príncipe William. Foto: Getty Images.

La ministra Caulfield dijo: “El comisionado de información (de vigilancia de la privacidad y los datos) tomaría medidas coercitivas contra los fideicomisos o las prácticas de atención primaria, pero también, como profesionales individuales, su organismo regulador… también tomaría medidas.

Dijo que sería “muy decepcionante” si se hubiera accedido a las notas. Pero añadió que se debería asegurar al público que “existen reglas muy estrictas sobre a qué notas de los pacientes se puede acceder”, restringiendo a los trabajadores de la salud a las notas de los pacientes que están cuidándolos y con su permiso.

"Desde una perspectiva de salud, no es aceptable mirar las notas de las personas. Pero se ha detectado y se han tomado medidas para que la gente pueda estar segura de que, si sucede, especialmente con las notas electrónicas en estos días, se detecta bastante" rápidamente si alguien accede a historias clínicas que no deberías ver”, explicó.

En una declaración al Mirror, la London Clinic dijo: "Creemos firmemente que todos nuestros pacientes, sin importar su estado, merecen total privacidad y confidencialidad con respecto a su información médica".

No se han revelado detalles sobre el estado y la cirugía de la princesa. El Palacio de Kensington dijo anteriormente que no estaba relacionado con el cáncer y que deseaba que su información médica personal permaneciera privada.

Días difíciles para Kate

La investigación se produce después de un momento difícil para la Princesa de Gales tras las consecuencias de su primera fotografía oficial divulgada a los medios desde que se sometió a la cirugía. La publicó para reducir la presión mediática sobre el misterio de su estado de salud. Resultó falsa la foto.

La foto de Kate y sus hijos por el día de la madre fue retocada y anulada por las agencias de noticias. Foto: APLa foto de Kate y sus hijos por el día de la madre fue retocada y anulada por las agencias de noticias. Foto: AP

La imagen, publicada el Día de la Madre, fue posteriormente retirada de circulación por agencias fotográficas luego de que surgieran preocupaciones sobre la manipulación de la imagen.

Posteriormente, la princesa se disculpó públicamente y dijo que ella era la responsable de editar digitalmente la fotografía.

Pero el escándalo no cesa. Bajo la presión de la enfermedad, las teorías conspirativas en las redes que anunciaban desde su muerte hasta su separación del príncipe William, el diario The Sun detectó que habían paseado el sábado pasado por el mercado orgánico de Windsor y luego un transeúnte los había filmado.

Video

La princesa de Gales acudió a Windsor Farm Shop.

En las redes pusieron en duda la veracidad del video. Hablaban de una doble de la princesa, que estaba acompañada por William, el príncipe de Gales.

Un grave problema de comunicación

El mayor problema es comunicacional. El palacio de Kensington no consigue controlar esta crisis. Han contratado dos de los más reconocidos expertos en relaciones públicos para ayudarlos. Pero es finalmente el príncipe William quien controla qué hacer y no tiene un buen vínculo con la prensa.

Pero solo será una coordinación con los comunicadores del palacio de Buckingham los que podrán ayudar a terminar con esta hoguera mediática. El vínculo no es fluido entre ambos palacios.

Los tabloides británicos han comenzado a pedir que se deje en paz a Kate. Todos le tienen simpatía: es la más popular de los Royals.

Los tabloides británicos han comenzado a pedir que se deje en paz a Kate. Foto: ReutersLos tabloides británicos han comenzado a pedir que se deje en paz a Kate. Foto: Reuters

Con el rey Charles enfermo de cáncer y en tratamiento, el príncipe William debió salir a reemplazarlo, cuando su intención original había sido cuidad a su mujer y a sus tres hijos, a los que lleva al colegio diariamente.

Ahora están analizando si podría ser posible una aparición de Kate en la misa de Pascua, cuando su intención era no hacer nada hasta que sus hijos terminaran las vacaciones escolares. Pero la presión sobre la Familia Real es enorme, cuando dos de sus principales protagonistas están convalecientes y se comienza a cuestionar como sobrevivirán esta crisis.

No es la primera vez

No es la primera vez que la privacidad médica de Kate es atacada. En 2012, dos DJ australianos se hicieron pasar por la Reina y el entonces Príncipe Carlos en una llamada de broma al hospital King Edward VII, donde Kate estaba siendo tratada por náuseas matutinas agudas.

Kate, la más popular de los Royals. Foto: APKate, la más popular de los Royals. Foto: AP

La enfermera india Jacintha Saldanha fue encontrada muerta tres días después de transferir la llamada a un colega, que divulgó detalles sobre la recuperación de Kate. El caso impacta hasta hoy a los príncipes de Gales.

Las teorías de conspiración han florecido en las redes sociales tras la ausencia de Kate de la vida pública después de su cirugía. Muchos especulan sobre su paradero, su real estado de salud y su supuesta separación del príncipe William, que tendría una amante marquesa. Kate busca proteger a sus hijos de su enfermedad y de las publicaciones en las redes.

Una encuesta para Sky News encontró que más de la mitad de las personas en el Reino Unido han visto teorías de conspiración en las redes sociales sobre por qué la Princesa de Gales está ausente de la vida pública. Pero eso no ha afectado la confianza en la Familia Real.

COMENTARIOS