Una entidad del campo denunció a los exportadores por posible cartelización en el mercado de granos

Una entidad del campo denunció a los exportadores por posible cartelización en el mercado de granos

Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) denunció a los exportadores ante Comisión Nacional de Defensa de la Competencia por una serie de "irregularidades en el mercado granario". Fue tras la detección de posibles "conductas anticompetitivas y presuntos comportamientos abusivos" que afectaron a los productores.

"No hay transparencia en el mercado por lo que no se ve que haya una libre operación entre la oferta y la demanda", resumió el presidente de la entidad, Horacio Salaverri, en a conferencia de prensa que tuvo lugar en la sede de la Ciudad de Buenos Aires.

"En el mercado argentino no existe lo que existe en todos los mercados, que es la puja de los precios. Siempre aparecen precios unificados, sobre todo en el mercado de girasol. Entendemos que hay que estudiar y es lo que pedimos a la Comisión Nacional de Defensa al Consumidor", agregó el ruralista.

Para Salaverri, el objetivo de la denuncia es transparentar el mercado. "No queremos mirar el pasado, sino lo que viene hacia adelante.", destacó el ruralista.

La denuncia por Carbap fue realizada el 15 de agosto pasado, durante la presidencia de Alberto Fernández, pero recién la semana pasada fue notificada sobre la denuncia la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro Exportador de Cereales (CEC), camara que agrupa a los exportadores. La denuncia comprende el período 2020, 2021, 2022 y 2023 tanto para la compra de los granos (soja, maíz, trigo y girasol) como los subproductos.

Más allá de la denuncia para que investigue presuntas conductas anticompetitivas que afectaron a los productores, la entidad propuso recomendaciones regulatorias para favorecer la competencia y transparencia en el mercado.

La denuncia contra los exportadores se centró en el comportamiento de los mercados internacionales de referencia revisando la evolución de los precios FOB y FAS; análisis del comportamiento del mercado argentino comparado los precios locales con los precios internacionales; y la evolución de los distintos tipos de cambio (dólar soja), entre otros ítems.

El abogado Gabriel Bouzat, del Estudio Brya, quien lleva adelante la denuncia, informó que podría caberle una multa a los exportadores si se comprueba que hubo cartelización, que podría ascender al 30% de lo facturado por los empresas en el lapso denunciado.

Según explicó Salaverri, en el último tiempo lo que más afectó a los productores fue que los exportadores no respetaron los contratos forwards ante el nuevo blend para exportar que es 80% liquidado al dólar oficial y 20% al Contado con Liquidación (CLL).

Al respecto, la semana pasada la Federación de Acopiadores envió una carta al secretario de Agricultura, Fernando Vilella, que revise las distorsiones.

En la carta, la Federación de Acopiadores destacó que, pese a haberse comprometido a incorporar en los contratos forward de granos una cláusula de pesificación al tipo de cambio exportador publicado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, “los exportadores continúan pesificando y pagando a los vendedores al tipo de cambio comprador divisas del Banco Nación, mientras ellos venden sus divisas al tipo de cambio exportador (mezcla 80 y 20%)”.

“Llama la atención que, pese a las acciones desarrolladas y a los compromisos asumidos en pos de un mercado más competitivo y eficiente, los exportadores insistan en imponer la vieja condición de pesificar al tipo de cambio comprador del Banco Nación generando en consecuencia un beneficio adicional por la diferencia entre el tipo de cambio al que venden sus dólares y el que le pagan a sus proveedores. Por esta incomprensible actitud el mercado forward sigue paralizado, lo que, sin duda, afectará la comercialización ordenada de nuestras cosechas tanto en términos físicos como financieros”, sostuvieron los acopiadores en la carta enviada a las autoridades de la cartera de Agricultura.

La respuesta de los exportadores

La respuesta de la Ciara-Cec no se hizo esperar. "Hemos recibido, desde la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, una presentación de CARBAP que, en agosto de 2023, había cuestionado las medidas del anterior gobierno sobre dólar agro, así como las operaciones de compra de los exportadores de trigo, soja, maíz y girasol, y sus subproductos, durante los años 2020 a 2022 inclusive. Coincidimos, como dijimos todo el año pasado, que esas medidas eran dañinas, que generaban distorsiones en el mercado y que el camino es y era la unificación cambiaría y la eliminación de todo tipo de intervencionismo estatal en el mercado. De hecho, insistimos que aún tenemos un dólar exportador que debería eliminarse", indicaron desde la cámara.

Sin embargo, desde Ciara-Cec indicaron que no comparten la propuesta de CARBAP "consistente en incrementar -aún más- la intervención estatal en el mercado de granos, particularmente sobre los precios y las operaciones de exportación".

"Resultan infundadas, asimismo, las elucubraciones relativas a la existencia de algún tipo de cartelización en el sector exportador. Todas cuestiones que, vale destacar, ya han sido cuestionadas ante la Comisión", agregaron.

Finalmente, insistieron que no es positivo solicitar más intervenciones por parte del Estado. "El mercado de granos es transparente, con múltiples operadores y tipos de mercados. En ese marco, los agroexportadores seguiremos trabajando para promover un mercado libre, donde la oferta y la demanda sean las condiciones normales para operar", cerraron.

COMENTARIOS