Cuál es el impacto económico que genera el derrumbe del puente de Baltimore

Cuál es el impacto económico que genera el derrumbe del puente de Baltimore

El colapso de un importante puente en Baltimore, Estados Unidos, obliga a las empresas a establecer estrategias para atenuar el golpe económico.

El tráfico marítimo en el puerto está suspendido hasta nuevo aviso desde el accidente de este martes y los expertos advierten sobre efectos secundarios, pero dicen que estos deberían ser manejables a corto plazo.

El Puerto de Baltimore es el más importante en cuanto a la manipulación vehículos del país, desde automóviles a equipos agrícolas pesados, según el Secretario de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg, en una entrevista con CBS.

Estados Unidos y China se disputan el dominio del mercado

"En este momento, están los transportistas oceánicos, los otros puertos y los propietarios de carga trabajando juntos para averiguar dónde desviar los barcos que se dirigían hacia allá", señaló el funcionario a la cadena CBS.

Además de los miles de trabajadores del puerto, que maneja más de 50 millones de toneladas de carga extranjera, alrededor de 140.000 personas se verían perjudicadas indirectamente por los trastornos, expresó el gobernador de Maryland, Wes Moore. "El Puerto de Baltimore tiene un impacto económico significativo, no solo en mi estado. Estamos hablando de automóviles, camiones pesados, equipos agrícolas", dijo Moore.

Desvío de tráfico

Según especialistas, se espera que parte de la carga destinada a Baltimore sea desviada al Puerto de Nueva York y Nueva Jersey.

Ese puerto "tiene la capacidad para manejar lo que venga", afirmó una fuente de la industria naviera a AFP, debido a que es el segundo o tercer más ocupado del país y maneja el equivalente al volumen de contenedores de Baltimore en un período mucho más corto.

Bethann Rooney, directora del puerto en la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, afirmó que que están "trabajando proactivamente con nuestros socios de la industria para responder según sea necesario y garantizar la continuidad de la cadena de suministro a lo largo de la costa este."

Buques anclados en la bahía de Chesapeake frente a Annapolis, Maryland

Aunque se prevén "dolores de cabeza notables" en los próximos meses, el economista Ryan Sweet de Oxford Economics espera que las empresas puedan adaptarse.

Aunque se producirán trastornos en la cadena de suministro, “no creo que vaya a tener un efecto macroeconómico porque hay muchos puertos grandes en proximidad cercana”, agregó Sweet, ya que estos puertos probablemente puedan manejar un aumento en los volúmenes de carga.

Agregó que probablemente no habrá un "shock de oferta generalizado" que afecte la inflación de bienes de consumo o el PIB de EE. UU.

Las consecuencias para el sector automotriz

El sector automotriz será uno de los más afectados por la crisis en Baltimore, indicaron desde la plataforma logística Container xChange. Según cifras oficiales, los terminales privados y públicos del puerto de Baltimore manejaron más de 840.000 automóviles y camionetas ligeras en 2023, la mayor cantidad entre los puertos de Estados Undos.

"El puerto es un enlace crucial para la carga especializada y el manejo a granel, sirviendo como un eslabón clave en muchas cadenas de suministro", dijo Container xChange.

El buque portacontenedores Dali despues de chocar contra el puente Francis Scott Key que se derrumbo en el río Patapsco en Baltimore

Los retrasos en el movimiento de la carga "podrían provocar escasez de inventario, afectando a las empresas que dependen de entregas oportunas, como la industria automotriz."

Las rutas alternativas podrían generar mayores costos de transporte para las empresas. Desde la empresa Mazda, una de las principales importadoras de automóviles a través de Baltimore, señalaron que ese puerto es "una parte vital de la cadena logística de Mazda en los Estados Unidos.

"Mazda está evaluando actualmente los impactos potenciales de un cierre prolongado del Puerto de Baltimore para garantizar una interrupción mínima de las operaciones", dijo un portavoz a la agencia AFP. Y añadió: "En este momento, no se han finalizado planes alternativos", agregó Mazda.

Stellantis, otro importante fabricante de automóviles dijo que está comenzando conversaciones con proveedores de transporte para "planes de contingencia para garantizar un flujo ininterrumpido de vehículos" a los clientes.

Ryan Sweet sostiene que probablemente no habrá escasez generalizada en el sector automotriz, debido a una demanda más débil de vehículos nuevos y empresas con inventarios más altos en estos días. Y concluyó: "Los problemas podrían ser más aislados para ciertas empresas que dependen del Puerto de Baltimore para traer su inventario".

COMENTARIOS