El sector maicero reclama una baja de impuestos, mientras se apresta a enfrentar una plaga que está poniendo en jaque a la cosecha

El sector maicero reclama una baja de impuestos, mientras se apresta a enfrentar una plaga que está poniendo en jaque a la cosecha

La cadena de valor del maíz plantea como desafío lograr un área de cultivo de 10 millones de hectáreas para expandir la producción maicera. Además de reclamar una baja en los derechos de exportación, hoy las autoridades de la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (MAIZAR), junto a equipos técnicos del INTA y de las empresas semilleras, están abocados a encontrar alternativas para enfrentar el crecimiento que tuvo la plaga de la chicharrita, que provocó una importante pérdida de producción. Otro de los desafíos propuestos por el sector, que se expondrá durante el próximo Congreso MAIZAR, será plantear los beneficios de transformar en valor agregado los granos producidos lejos de los puertos.

Así lo explicó Federico Zerboni, presidente de esta entidad, durante un reportaje concedido al programa “Aire de Campo”, que se emite por Radio Perfil.

Allí, el referente de la cadena maicera expresó que en el encuentro del 22 de mayo en el Golden Center de la ciudad de Buenos Aires “queremos demostrar como sector, con números, el efecto positivo que propone transformar y generar valor agregado con el maíz producido a más de 500 kilómetros de los puertos, pero para cumplir con esta transformación, nos tienen que dar las herramientas para hacerlo. Para ello sabemos que tenemos que tener un país normal, y un país normal no cobra a sus productores derecho de exportación”, dijo.

La pretensión que tiene MAIZAR es que la superficie de cultivo de maíz aumente a 10 millones de hectáreas, es decir unos 3 a 4 millones de hectáreas más, y no que disminuya por efecto de la enfermedad que extiende la chicharrita. Este año esta plaga fue un golpe muy duro para los productores de maíz que vienen de tres años de sequía. Allí, estamos trabajando desde hace 15 días con técnicos fitopatólogos del INTA y las empresas semilleras para contar con un protocolo” para enfrentarla, explicó Zerboni.

20240323 La plaga de la “chicharrita” provocó pérdidas millonarias en maíz y frena futuros planes de siembra
La plaga de la “chicharrita” provocó pérdidas millonarias en maíz y frena futuros planes de siembra

Preocupación de la cadena del maíz

El titular de MAIZAR manifestó que a los productores le “preocupan problemas” que plantea la plaga de la chicharrita y también la “complicación” que genera la presión fiscal sobre los productores agrícolas “ya que las cuentas no cierran en muchos municipios y provincias y toman al productor como variable de ajuste: hay partidas del impuesto Inmobiliario de hasta el 1000% y no del 200% como dijo la provincia de Buenos Aires“, expresó.

“Preocupa mucho la situación económica del país y también la situación social de la población. Por ello, lo primero que tenemos que hacer es ordenar el país y las cuentas fiscales para ser un país en serio, y allí sí tenemos muchas oportunidades. En el orden internacional, es impresionante las oportunidades que tenemos afuera para la Argentina. Pero hasta no acomodar la economía, donde hoy tenemos un 200% de inflación, no vamos a tener un despegue”, explicó.

Enfermedad de la chicharrita

El dirigente de MAIZAR consignó que “el productor maicero está muy preocupado por la expansión que tiene la plaga de la chicharrita". "A comienzos de marzo, no parecía tan grave, sacando lo que es una zona endémica como es el área de San Justo y norte de Santa Fe y Córdoba, pero en los últimos 25 días, aparecieron daños más serios en un área mucho más grande”, sostuvo.

“Entidades como MAIZAR está trabajado mucho con un equipo técnico, junto a profesionales fitopatólogos, con gente que hace años está trabajando en el tema, especialmente en el NEA y NOA. No se esperaba el incremento en la población de la chicharrita de este año, ya que apareció en zonas donde nadie pensó que iba a llegar la plaga, donde tomó a los productores maiceros con la guardia muy baja”, explicó.

Dólar maíz
Maíz

Según explicó el titular de MAIZAR, “no sabemos si fue un año muy malo por la expansión que tuvo la enfermedad o bien vino para quedarse. Por ello se está trabajando en un protocolo en el que figuran concentrar fechas de siembra y eliminar maíces guachos, junto al control y registro de fitosanitarios. Donde se expongan conceptos claros y precisos para el productor de maíz para manejar estrategias para que esto no vuelva a pasar”.

Congreso de MAIZAR

El directivo consignó que el objetivo será “mostrar el impacto que tiene la transformación del maíz en el Interior del país: consideramos que es el cultivo más federal, ya que se siembra en toda la Argentina”.

Según Zerboni, “hay que demostrar con números qué pasa si en lugar de cargar los camiones con destino a los puertos se genera un mayor valor agregado en las zonas donde se produce el maíz” y explicó que “a más de 500 kilómetros, el flete tiene una incidencia tan alta que hace que no sea muy rentable producir maíz para su comercialización”.

“Más allá de esto, la idea del sector no es dejar de exportar, ya que las 40 millones de toneladas que se comercializan al exterior, que ubican a la Argentina como uno de los mayores exportadores de maíz del mundo, si bien hay que mantener esa exportación, sí debemos incrementar en 3 o 4 millones más la superficie destinada a la producción de maíz. No es una buena noticia lo que sucede con la chicharrita pero sabemos que lo vamos a controlar”, explicó.

Gi

COMENTARIOS