El traspaso de los planes ya enciende alarmas por las bajas

El traspaso de los planes ya enciende alarmas por las bajas

Hay otro foco de conflicto para el oficialismo en el corto plazo: el futuro los planes de Potenciar Trabajo tras la división en dos programas que ideó Sandra Pettovello, la ministra de Capital Humano. Una parte de las asistencias deberá recalar de manera formal en la Secretaría de Trabajo de Julio Cordero, aunque todavía no existe la estructura pertinente para que eso suceda. Las organizaciones sociales ya se encuentran en alerta y advierten choques con el Gobierno.

En febrero pasado, Pettovello anunció la segmentación del Potenciar Trabajo, que consta de 1.400.000 beneficiarios, en dos programas en pos de “optimizar” la inclusión social y laboral y porque solo el 1,3% consiguió empleo formal. Incluso, detalló que la Secretaría de Trabajo iba a absorber una parte y la otra pasaba a manos de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia a cargo de Pablo de la Torre. Además, sin organizaciones sociales como intermediarias y con cambios de nombre: Programa Volver al Trabajo, por un lado, y el Programa de Acompañamiento Social, por el otro.

La cartera dispuso como fecha límite el 3 de abril para el traspaso formal a las áreas pero con el despido el 12 de marzo de Omar Yasín en la Secretaría de Trabajo, que quedó como responsable por los aumentos de sueldo del Ejecutivo según el Presidente, se desmanteló toda el área que estaba trabajando y recepcionando la puesta en marcha de los planes. Incluso, aportan fuentes en LLA, se estaba dialogando con 48 agencias territoriales y 680 oficinas de empleo de municipios de todo el país, pero todo quedó en la nada y no se sabe qué sucederá con el futuro de los beneficiarios.

El desafío para el Gobierno es lograr un equilibrio fiscal sostenible

A su vez, tampoco hay claridad con el número de planes para cada dependencia. En principio, iban a ser 1.250.000 para la Secretaría de Trabajo, según aportan las organizaciones sociales. Pero ya se habla que en realidad pasarán a la órbita de Cordero aproximadamente 800 mil. Esto significaría que podrían dar de baja más de 400 mil planes.

Ante este medio, un referente social indicó que el traspaso y las modificaciones del Potenciar solo sirvieron para que la ministra ejecute “un fuerte ajuste” que será motivo de nuevas protestas.

“No saben qué hacer, en principio van a ser capacitaciones a cargo de la Secretaría de Trabajo. No obstante, ya nos enteramos de que hasta julio no va a pasar nada para poder seguir reduciendo el número de asistencias. Sabemos que las bajas serán mensuales, es la política de este gobierno”, señala un dirigente. Por otro lado, confirma que hay conversaciones con gremios y otros movimientos para encarar una marcha federal en protesta de la gestión libertaria para el 10 de abril.

COMENTARIOS