Revés para Erdogan en Turquía: la oposición celebra una victoria histórica en comicios municipales

La oposición turca obtuvo una gran victoria en todo el país este domingo, incluidas Estambul y Ankara.

El presidente Recep Tayyip Erdogan temía un escenario semejante. Por segunda vez consecutiva, la oposición derrotó al oficialismo en las dos ciudades más grandes del país, superando además la cantidad de votos obtenidos en 2019 y haciéndose con la mayoría en el consejo municipal.

Hace cinco años, el partido CHP, de corte social demócrata, logró mayoría apoyado por una alianza de partidos de oposición. En estas elecciones solo tuvo que contar con su propia base.

En otras palabras, Erdogan tiene en frente a dos rivales capaces de reunir los votos de una oposición muy amplia y cuya popularidad está alcanzando la suya.

La oposición turca obtuvo una gran victoria en todo el país este domingo. Foto: APLa oposición turca obtuvo una gran victoria en todo el país este domingo. Foto: AP

Una nueva perspectiva electoral nacional se perfila ahora para el alcalde de Estambul, Ekrem Imamoglu, quien podría entrar en el ring en cuatro años en las próximas presidenciales.

“Hoy, los votantes han decidido cambiar y poner fin al desequilibrio del poder. El CHP ha obtenido una victoria histórica”, declaró en rueda de prensa el presidente del partido, Özgür Özel.

“Estábamos hartos. Necesitábamos algo concreto. La gente se está dando cuenta qué tan incompetente es el poder. La crisis económica y el hambre nos afecta a todos. Hay miseria por doquiér”, dijo a RFI una madre de familia que vino a celebrar la victoria ante la sede del CHP.

“Un punto de inflexión ”, reconoció Erdogan

Incluso antes de que la Alta Comisión Electoral (YSK) confirmara los resultados definitivos este lunes, el presidente Erdogan admitió un “punto de inflexión” para su bando.

El presidente Erdogan admitió un “punto de inflexión” para su bando. Foto: APEl presidente Erdogan admitió un “punto de inflexión” para su bando. Foto: AP

"Desafortunadamente no obtuvimos los resultados que esperábamos", admitió ante una multitud inusualmente silenciosa, en la sede del oficialista partido AKP en Ankara. “No irrespetaremos la decisión de nuestra nación ni actuaremos en contra de la voluntad nacional”, afirmó.

Algunos feudos del AKP, como Bursa, la cuarta ciudad turca más grande, pasaron como Estambul, Ankara y Esmirna al campo de la oposición. Toda la región del Egeo, las provincias del interior y las costeras cambiaron de bando, reflejando un deterioro del AKP con cada nueva elección.

Doble revés

De hecho, el partido oficialista ya no es el principal partido en Turquía. A nivel nacional se ubica en el 35,2% de los votos y el CHP en el 37,7%.

Este doble revés, muchos lo atribuyen al estado de la economía y a errores a la hora de seleccionar a los candidatos. “La culpa es de Erdogan. ¡Lleva 20 años en el poder pero no ha sabido elegir bien a los candidatos!”, dijo a RFI Mücahit, un joven de 21 años partidario del AKP.

La votación estuvo marcada por la violencia en todo el país, dejando al menos tres muertos. En el sureste del país se produjeron enfrentamientos entre personas armadas con pistolas, palos y piedras que dejaron un muerto y 11 heridos. En otro incidente, un candidato murió y otras cuatro personas resultaron heridas en enfrentamientos, según la agencia estatal de noticias Anadolu.

Con la corresponsal de RFI en Estambul, Anne Andlauer

COMENTARIOS