«Yo le llevé las armas a esos muchachos»: un detenido confesó su colaboración con los terroristas del atentado en Moscú

Un ciudadano extranjero detenido en la república de Daguestán confesó haber suministrado las armas con las que los terroristas perpetraron el 22 de marzo el atentado contra la sala de conciertos Crocus City Hall, en las afueras de Moscú, donde murieron al menos 144 personas.

"Yo le llevé las armas a esos muchachos que atacaron el Crocus City Hall en Moscú. Se las llevé desde Majachkalá (capital daguestaní) hasta Mitishi", en los suburbios de la capital rusa, admitió el detenido en un vídeo del Servicio Federal de Seguridad (FSB por sus iniciales en inglés) divulgado el lunes por agencias locales.

La imágenes fueron difundidas después de que el FSB declarara que cuatro extranjeros detenidos el domingo en Daguestán (en el Cáucaso norte) financiaron y proporcionaron armas a los terroristas que perpetraron el ataque en las afueras de Moscú.

Según el FSB, los detenidos -que integraban una célula terrorista- preparaban un atentado en la ciudad daguestaní de Kaspiisk, a orillas del mar Caspio.

"Planeábamos un ataque terrorista en el paseo marítimo de Kaspiisk o en el Parque de la Victoria. Queríamos detonar una bomba en medio de la multitud", dijo uno de los detenidos, cuyas nacionalidades no han sido divulgadas de momento por el FSB.

Los arrestos del domingo tuvieron lugar en operaciones policiales que se llevaron a cabo en las ciudades de Majachkalá -capital de Daguestán- y Kaspiisk, a unos diez kilómetros de Majachkalá.

Según una fuente de seguridad anónima citada por la agencia Ria Novosti, dos sospechosos fueron "bloqueados" en su apartamento en Kaspiisk y luego detenidos.

"Durante el registro del lugar de los arrestos se encontró un arma automática con sus municiones, así como un artefacto explosivo improvisado listo para usar", dijo el Comité Antiterrorista.

Por otro lado, el Servicio de Espionaje Exterior (SVR según sus siglas en ruso) vinculó los recientes ataques fronterizos ucranianos de los últimos meses con el atentado del 22 de marzo.

"El régimen de Kiev libra desde hace mucho tiempo una guerra terrorista en toda regla contra nuestro país, de lo que hablan abiertamente sus representantes", informó el comunicado del SVR.

La nota menciona al jefe de la inteligencia militar ucraniana, Kirilo Budánov, y al director del Servicio de Seguridad de Ucrania, Vasili Maliuk, cuya entrega fue solicitada oficialmente por Moscú debido a su supuesta implicación en actos terroristas en territorio ruso.

Qué se sabe del ataque terrorista en Moscú

De acuerdo con los últimos datos oficiales, el atentado en la sala de conciertos Crocus City Hall, a 20 kilómetros del centro de Moscú, dejó al menos 144 muertos y más de 150 hospitalizados.

El FSB había detenido hasta el sábado once personas en relación con el atentado. Entre ellos estan los cuatro presuntos terroristas que llevaron a cabo el ataque.

Los sospechosos, que ofrecieron resistencia, fueron detenidos en una carretera de la región de Briansk, fronteriza con Ucrania, a donde presuntamente pretendían escapar, según las autoridades rusas.

El atentado en la sala de conciertos fue reivindicado por el grupo yihadista ISIS-K, pero Rusia afirma que hay una trama relacionada con Ucrania.

COMENTARIOS