Un bombardeo de Israel mata a siete trabajadores humanitarios en Gaza y crece la tensión

Un ataque israelí mató el lunes a siete trabajadores humanitarios, varios de ellos extranjeros, que entregaban ayuda alimentaria en la asediada Franja de Gaza, informó la organización del chef hispano-estadounidense José Andrés, para la cual trabajaban.

La entidad dejó de operar este martes allí, en medio de una fuerte condena internacional y la promesa de Israel de iniciar una investigación independiente.

"World Central Kitchen está devastada al confirmar que siete miembros de nuestro equipo murieron en un ataque de las FDI (fuerzas de defensa israelíes) en Gaza", indicó la ONG en un comunicado.

"Tengo el corazón roto y estoy de luto por las familias y amigos y toda la familia WCK", expresó José Andrés en la red social X.

Su organización anunció que "interrumpe operaciones" en Gaza tras la muerte de sus trabajadores, originarios "de Australia, Polonia, Reino Unido, uno con doble nacionalidad de Estados Unidos y Canadá, y Palestina".

Una de las víctimas del ataque que golpeó a la ONG World Central Kitchen es trasladada llega en ambulancia al hospital Al Aqsa en Deir al-Balah, en la Franja de Gaza, este martes. Foto: APUna de las víctimas del ataque que golpeó a la ONG World Central Kitchen es trasladada llega en ambulancia al hospital Al Aqsa en Deir al-Balah, en la Franja de Gaza, este martes. Foto: AP

l Ministerio de Salud de este territorio controlado por Hamas informó previamente que las fuerzas israelíes bombardearon un vehículo de la organización y que mataron a los trabajadores extranjeros y el conductor palestino.

World Central Kitchen es una de las dos ONGs a cargo de la entrega de ayuda a Gaza en barcos desde Chipre, y apoya la construcción de un muelle temporal en la Franja.

Israel promete investigar

El ejército israelí prometió que abrirá una investigación para "examinar más profundamente este grave incidente".

Video

El portavoz del ejército israelí, Daniel Hagari, se refirió a los siete trabajadores muertos y afirmó que "abrirán una investigación" para examinar el "incidente".

Australia denunció un acto "completamente inaceptable", España, Reino Unido y Polonia exigieron explicaciones de lo sucedido.

China se declaró "conmocionada" por el ataque y el jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE) y pidió que se realice una investigación "lo antes posible".

"Estamos con el corazón roto y profundamente preocupados por el ataque", escribió en X la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Adrienne Watson.

Equipos de rescate palestino sacan una víctima bajo los escombros, tras un bombardeo de Israel en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, este martes. Foto: REUTERS Equipos de rescate palestino sacan una víctima bajo los escombros, tras un bombardeo de Israel en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, este martes. Foto: REUTERS

El territorio palestino vive una grave situación humanitaria tras seis meses de guerra, con sus 2,4 millones de habitantes en riesgo de hambruna, según la ONU.

Sin una perspectiva concreta para una tregua, los combates continúan arreciando en Gaza que permanece bajo un bloqueo casi total que dificulta la distribución de ayuda humanitaria.

El conflicto ha avivado también las tensiones regionales en países como Siria, donde murieron once personas por un bombardeo contra un anexo de la embajada de Irán, entre ellos siete Guardianes de la Revolución.

Retirada del hospital Al Shifa

En la Franja, Israel anunció la retirada de sus tropas del hospital Al Shifa tras dos semanas de operativo en el que mataron a unos 200 combatientes.

Un portavoz de la agencia de defensa civil de Gaza, dirigida por Hamas, dio cuenta de 300 muertos por la operación israelí.

Imágenes tomadas por un periodista de la AFP tras la retirada israelí mostraron el hospital reducido a un campo de escombros y ruinas.

En las inmediaciones del complejo, médicos y civiles dijeron que se recuperaron más de 20 cadáveres, algunos de ellos aplastados por los vehículos militares durante su retirada.

Una camioneta de la ONG World Central Kitchen, atacada por las fuerzas de Israel en Gaza. Foto: AFP Una camioneta de la ONG World Central Kitchen, atacada por las fuerzas de Israel en Gaza. Foto: AFP

"Los tanques pasaron por encima de los cadáveres", dijo un testigo que prefirió no dar su nombre.

En tanto, las operaciones militares continuaron en los sectores de los hospitales de Nasser y Al Amal en Jan Yunis, en el sur, según Hamás.

La guerra en Gaza estalló el 7 de octubre tras un inédito y salvaje ataque de los milicianos de Hamas en Israel que dejó 1.160 muertos, la mayoría civiles, según un recuento de la AFP con base a datos israelíes. Entre los muertos había más de 300 militares.

Los comandos islamistas también tomaron unos 250 rehenes. Alrededor de 130 continúan en Gaza, de los que 34 habrían fallecido, según Israel.

En represalia, Israel lanzó una ofensiva para "aniquilar" a la banda extremista ultraislámica que ha provocado hasta ahora 32.916 muertos, en mayoría mujeres, adolescentes y niños, según el último balance del Ministerio de Salud del movimiento palestino.

Negociaciones paralizadas

Las negociaciones mediadas por Qatar, Egipto y Estados Unidos para un alto el fuego no fructifican, con las dos partes acusándose del estancamiento.

Un alto cargo de Hamas puso en duda la posibilidad de lograr avances en las conversaciones por las grandes diferencias entre ambos bandos.

El lunes, el grupo pidió "disculpas" por primera vez a los gazatíes por las dificultades del conflicto, pero se reafirmó en su lucha para lograr "la victoria y la libertad" de los palestinos.

El objetivo de un cese el fuego es permitir la liberación de rehenes israelíes e ingresar más ayuda humanitaria a Gaza.

También busca evitar un asalto terrestre de Israel sobre la ciudad de Rafah, en el extremo sur de Gaza, donde se hacinan 1,5 millones de personas.

Fuente: AFP

CB

COMENTARIOS