Las mujeres, las naves y el mar

Sobre los nombres de los barcos y la fascinación que provocan. Una postal desde el puerto de Quequén.

COMENTARIOS