Mario Russo aseguró que se produjo un «cuello de botella» en la provisión de repelentes

Mario Russo aseguró que se produjo un "cuello de botella" en la provisión de repelentes

En medio de un brote de dengue que ya acumula más de 180 mil casos y 130 fallecidos y una notable escasez de repelente, el ministro de Salud, Mario Russo, reconoció que existe un "cuello de botella" en la provisión de los productos para combatir al mosquito transmisor de la enfermedad. Además, remarcó que en este escenario la vacuna "no es de utilidad".

"Esto fue un cuello de botella y se va a subsanar en los próximos días. Hay algunos laboratorios de producciones provinciales estatales que están empezando a producir en mayor cantidad. Estamos adaptándonos a una nueva realidad epidemiológica", explicó el funcionario.

En paralelo, Russo relativizó el faltante de repelentes y lo atribuyó a una realidad propia del Área Metropolitana de Buenos Aires. "Es una situación heterogénea en Argentina. Hay lugares que son endémicos donde se encuentran repelentes y espirales. Y nosotros vemos que fundamentalmente en el ámbito de AMBA es donde más dificultades hay", señaló.

En desarrollo…

COMENTARIOS