Los casos de cáncer de próstata se duplicarán para el año 2040 a causa del envejecimiento de la población mundial

Los casos de cáncer de próstata se duplicarán para el año 2040 a causa del envejecimiento de la población mundial

Los cánceres de próstata experimentarán un fuerte aumento en los próximos años en todo el mundo, especialmente en los países menos ricos, a causa del envejecimiento progresivo de la población mundial, según un estudio publicado en la revista The Lancet. Se prevé que, para el año 2040, los casos se duplicarán y las muertes anuales aumentarán en un 85%.

"Según nuestras conclusiones, el número anual de nuevos casos se duplicará de 1,4 millones en 2020 a 2,9 millones en 2040", detallan los autores de este estudio, realizado extrapolando cambios demográficos ya observados en la actualidad. Este incremento se atribuye al "aumento de la esperanza de vida y a cambios en las pirámides de edad", explicaron.

Brandon Mahal, oncólogo radioterapeuta y epidemiólogo traslacional del Sylvester Comprehensive Cancer Center de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami, miembro del prestigioso grupo de expertos internacionales encargados de escribir el artículo colaborativo, dijo que el informe se concibió en 2020, cuando los editores de la revista buscaron el asesoramiento de un grupo selecto de 40 expertos para resaltar la creciente carga del cáncer de próstata.

La OMS advirtió que los casos de cáncer aumentarán un 77% para 2050

El informe de The Lancet destaca las disparidades étnicas y geográficas en la carga general del cáncer de próstata y enfatiza la necesidad de realizar más investigaciones sobre los factores que impulsan estas diferencias. "Los hombres con ascendencia de África occidental, por ejemplo, tienen más del doble de probabilidades de morir de cáncer de próstata", ahondó Mahal. A pesar de ello, las disparidades raciales y étnicas en la prevalencia del cáncer de próstata no pueden explicarse únicamente por diferencias genéticas.

Muchos países pobres o en desarrollo ven cómo aumenta paulatinamente la esperanza de vida de sus poblaciones, lo que debería aumentar en consecuencia el número de cánceres de próstata. “A diferencia de otros problemas importantes, como el cáncer de pulmón o las enfermedades cardiovasculares, no se podrá evitar este aumento de casos mediante políticas de salud pública", señalaron los investigadores.

Los factores de riesgo del cáncer de próstata, como la herencia o una estatura alta, son mucho menos evitables que, por ejemplo, el tabaquismo en el caso del cáncer de pulmón. Solo se ha establecido una conexión con el sobrepeso, pero se desconoce si hay un mecanismo de causa y efecto. Los autores del estudio consideran, no obstante, que es posible limitar el aumento de los cánceres de próstata mediante diversas acciones.

El rey Carlos III fue diagnosticado con "una forma de cáncer" tras su cirugía de próstata

Por ejemplo, abogan por apuntar a diagnósticos menos tardíos en los países menos ricos, ya que los cánceres de próstata a menudo se detectan demasiado tarde para actuar eficazmente. En cambio, hay un riesgo de "sobrediagnóstico y sobretratamiento" en los países desarrollados, a su juicio.

El cáncer de próstata, el más habitual entre los hombres, representa el 15% del total de cánceres masculinos. En la mayoría de casos se manifiesta después de los 50 años, y su frecuencia aumenta considerablemente a medida que se avanza en edad más allá de este umbral.

The Lancet publicó un estudio que ubica a la Argentina entre los países con mejor manejo de la pandemia

La prestigiosa revista científica The Lancet publicó además un estudio que reveló detalles sobre la alta mortalidad de la pandemia de coronavirus dentro de los países y la diferencia entre ellos, ubicando a Argentina en un lugar privilegiado en el análisis de la mortalidad. El estudio recopiló más de 22 mil fuentes de datos para presentar estimaciones actualizadas del Estudio de Carga Mundial de Enfermedad 2021 para 204 países y territorios.

Latinoamérica y el Caribe, tomados en conjunto, presentaron una tasa de exceso de mortalidad de 1,99, casi el doble de la tasa global (1,04). La expectativa de vida al nacer cayó de 76 años en 2019 a 73,3 en 2021. Entre los datos del estudio se destaca que en Uruguay el exceso de mortalidad en 2020 y 2021 fue de 0,49 muertes cada 1.000 habitantes, casi diez veces menos que Perú. Le siguen Costa Rica (0,74), Panamá (0,81), Argentina (0,85) y Chile (1,03).

Argentina, por ejemplo, tiene números menos dramáticos que países como Canadá (0,95), Reino Unido (1,02), España (1,03), India (1,29), Estados Unidos (1,59) y Rusia (3,70). Asimismo, respecto a la caída en las expectativas de vida, en Argentina bajó de 76,9 años en 2019 a 76,1 en 2021 (-0,8), en Uruguay de 77,1 a 75,7 años (-1,4), en Panamá de 79,9 a 78,3 años (-1,6), en Chile de 80,6 a 79 años (-1,6) y en Costa Rica de 80,1 a 77,7 años (-2,4). Mientras tanto, hubo zonas de Brasil donde la pandemia golpeó tan fuerte que la expectativa de vida se desplomó de 76,4 años en 2019 a 71 en 2021.

ML / ED

COMENTARIOS