En Tennessee quieren permitir que los maestros lleven armas ocultas a la escuela y estallan las protestas

Los manifestantes corearon "Sangre en sus manos" contra los republicanos de la Cámara de Representantes de Tennessee el martes, después de que éstos aprobaran un proyecto de ley que permitiría a algunos docentes y al personal escolar portar armas ocultas en el ámbito de las escuelas públicas e impediría a los padres y a otros profesores saber quién va armado.

La votación de 68 a 28 a favor del proyecto permitió que éste fuera remitido al gobernador republicano Bill Lee para su consideración. Si se convierte en ley, sería la mayor ampliación del acceso a las armas del estado desde el tiroteo mortal del año pasado en una escuela primaria privada de Nashville.

Miembros del público que se oponen a la ley lanzaron recriminaciones contra los legisladores republicanos después de la votación, lo que llevó al presidente de la Cámara, Cameron Sexton, a ordenar el desalojo de las galerías.

Cuatro republicanos de la Cámara y todos los demócratas se opusieron al proyecto de ley, que el Senado estadual había aprobado previamente. La medida prohibiría revelar qué empleados llevan armas más allá de los administradores escolares y la policía, incluidos los padres de los alumnos e incluso otros profesores.

El director de la escuela, el distrito escolar y las fuerzas policiales tendrían que estar de acuerdo en que el personal portara armas.

La propuesta constituye una reacción ante el tiroteo de The Covenant School muy diferente de la que Lee propuso el año pasado. Los legisladores republicanos desecharon rápidamente su propuesta de impedir el acceso a las armas a las personas consideradas peligrosas para sí mismas o para los demás.

Una protesta contra la autorización a los maestros para llevar armas a la escuela, en Nashville, Tennessee. Foto: REUTERSUna protesta contra la autorización a los maestros para llevar armas a la escuela, en Nashville, Tennessee. Foto: REUTERS

El veto de Lee parece poco probable, ya que sería la primera vez que toma esa medida y los legisladores sólo necesitarían una mayoría simple de los miembros de cada cámara para anularlo.

"Lo que se está haciendo es crear un elemento disuasorio", dijo antes de la votación el promotor del proyecto de ley, el representante republicano del estado Ryan Williams. "En todo nuestro estado, hemos tenido desafíos en lo que se refiere a tiroteos".

Divisiones y una votación caótica

Los republicanos rechazaron una serie de enmiendas demócratas, entre ellas requisitos de consentimiento de los padres, notificación de cuándo alguien está armado y que el distrito escolar asuma la responsabilidad civil por cualquier lesión, daño o muerte debido a la portación de armas por parte del personal.

"Mis colegas republicanos siguen teniendo a nuestro estado de rehén, manteniendo a nuestro estado a punta de pistola para complacer a sus donantes de la industria de las armas", dijo el representante estadual demócrata Justin Jones. "Es una locura moral".

En el caos posterior a la votación, los legisladores demócratas y republicanos se acusaron mutuamente de violar las normas de la Cámara, pero sólo votaron para amonestar a Jones por grabar con su teléfono. Se le prohibió hablar en el hemiciclo hasta el miércoles.

No está claro si algún distrito escolar se beneficiaría con la ley. Por ejemplo, un portavoz de las Escuelas Públicas Metropolitanas de Nashville, Sean Braisted, dijo que el distrito cree que "lo mejor y más seguro es que sólo las fuerzas del orden aprobadas y en servicio activo lleven armas en el campus".

El Legislativo de Tennessee debate la posibilidad de permitir a los maestros ir armados a las escuelas públicas. Foto: REUTERSEl Legislativo de Tennessee debate la posibilidad de permitir a los maestros ir armados a las escuelas públicas. Foto: REUTERS

Aproximadamente la mitad de los estados de EE.UU. permiten de alguna forma que los docentes y otros empleados con permisos de portación oculta lleven armas en las instalaciones escolares, según el Giffords Law Center, grupo de defensa del control de armas.

El gobernador de Iowa firmó un proyecto de ley que la Asamblea Legislativa sancionó la semana pasada por el que se crea un permiso profesional para que los empleados entrenados de los centros escolares puedan portar armas en las escuelas y que los protege de la responsabilidad penal o civil por el uso razonable de la fuerza.

En Tennessee, un tirador abrió fuego indiscriminadamente en marzo de 2023 en The Covenant School, una escuela cristiana de Nashville, y mató a tres niños y tres adultos antes de ser abatido por la policía.

A pesar de las posteriores campañas coordinadas para instar a la adopción de medidas significativas de control de armas, los legisladores en gran medida se han negado.

Desestimaron las propuestas de control de armas de los demócratas e incluso de Lee durante las sesiones anuales ordinarias y una sesión especial, aun cuando los padres de los alumnos de la escuela Covenant compartieron relatos del tiroteo y sus efectos posteriores.

Requisitos para ir armado al colegio

Según el proyecto de ley aprobado el martes, un trabajador que quiera portar un arma de fuego tendría que tener un permiso de portación de armas y una autorización por escrito del director de la escuela y de las fuerzas del orden locales.

También tendría que pasar un control de antecedentes y recibir 40 horas de capacitación en el uso de armas de fuego. No podría llevar armas en actos escolares en estadios, gimnasios o auditorios.

Tennessee en 2016 sancionó una ley que permitía que hubiera empleados escolares armados en dos condados rurales, pero no se implementó, según WPLN-FM.

Un memorial para los tres chicos y tres adultos asesinados en marzo de 2023 por un atacante en una escuela de Nashville, Tennessee. Foto: AFPUn memorial para los tres chicos y tres adultos asesinados en marzo de 2023 por un atacante en una escuela de Nashville, Tennessee. Foto: AFP

Los republicanos de Tennessee han flexibilizado periódicamente las leyes de armas, incluida una ley de 2021 de portación sin permiso para armas cortas respaldada por Lee.

La ley original permitía a los habitantes mayores de 21 años portar armas de fuego en público sin tener un permiso. Dos años más tarde, el fiscal general Jonathan Skrmetti llegó a un acuerdo en el ámbito de una demanda en curso para ampliar la posibilidad de portar armas a los jóvenes de 18 a 20 años.

Entretanto, poco después del tiroteo del año pasado, los republicanos de Tennessee aprobaron una ley que refuerza las protecciones ante demandas judiciales contra comerciantes, fabricantes y vendedores de armas y municiones.

Este año, los legisladores y el gobernador han aprobado que las escuelas privadas con jardines de infantes para niños de 2 a 4 años tengan armas en el campus. Las escuelas privadas sin esos cursos ya estaban autorizadas a decidir si permitían llevar armas a sus recintos.

Por otro lado, han propuesto algunas limitaciones a las armas. Una de ellas, pendiente de la firma del gobernador, internaría involuntariamente a ciertos acusados de delitos penales para que recibieran tratamiento hospitalario y les retiraría temporalmente el derecho a portar armas si se los declarara inimputables por discapacidad intelectual o enfermedad mental.

Otro proyecto de ley, que aún necesita la aprobación del Senado, retiraría el derecho a portar armas a los menores considerados delincuentes por determinados delitos, desde asalto a mano armada a amenazas de violencia masiva, hasta la edad de 25 años.

Fuente: The Associated Press

Traducción: Elisa Carnelli

CB

COMENTARIOS