Sesión histórica en la Corte Suprema de EE.UU.: las claves del juicio sobre la inmunidad de Donald Trump

En una audiencia clave para Donald Trump, la Corte Suprema de Estados Unidos escuchará este jueves los argumentos sobre si el ex presidente republicanoes inmune a ser procesado en una causa en la que se lo acusa de conspirar para anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2020. El juicio tiene en vilo al país, que ya está inmerso en la campaña para los comicios de noviembre.

Es un día histórico para el tribunal, en tanto los jueces tendrán la oportunidad de decidir de una vez por todas si los ex presidentes pueden ser procesados por actos oficiales que realizan mientras están en la Casa Blanca.

Pero entre una causa judicial de hace décadas relacionada con Richard Nixon y una oscura disposición constitucional sobre el proceso de destitución de presidentes, es probable que haya algunos conceptos y términos desconocidos.

He aquí algunos consejos para facilitar el seguimiento del proceso:

¿Cuánto durará la sesión?

A las 10 de la mañana, hora de Washington (las 11 en la Argentina), el alguacil del tribunal dará un golpe con el martillo y el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, anunciará el inicio de los alegatos en la causa Donald J. Trump contra los Estados Unidos de América.

La sesión podría durar fácilmente dos horas o más.

Carteles contra Donald Trump, frente a la Corte Suprema de EE.UU., en Washington, este jueves. Foto: AP  Carteles contra Donald Trump, frente a la Corte Suprema de EE.UU., en Washington, este jueves. Foto: AP

No hay cámaras en la sala, pero desde la pandemia el tribunal transmite en directo sus sesiones. Algunos medios, como The Associated Press o C-SPAN emitirán la discusión.

¿Qué debatirán los jueces?

Seguramente se hablará sobre el proceso de juicio político y la relación, si es que la hay, con el procesamiento penal.

Es central para el argumento a favor de la inmunidad de Trump que sólo un ex presidente que fue acusado y condenado por el Senado puede ser procesado penalmente. Trump fue sometido a juicio político por sus esfuerzos para invalidar las elecciones en el período anterior a los violentos disturbios ocurridos en el Capitolio el 6 de enero de 2021. Pero fue absuelto, no condenado, por el Senado en 2021.

Los abogados de Trump citan como respaldo de su argumento una disposición de la Constitución conocida como la Cláusula de Juicio Político que dice que un funcionario condenado por el Senado será, no obstante, "responsable y sujeto a procesamiento, juicio, sentencia y castigo" ante un tribunal.

Los fiscales sostienen que el equipo de Trump está malinterpretando la cláusula y que la condena en el Senado no es un requisito previo para un proceso judicial.

¿Por qué se habla de Richard Nixon?

Se va a hablar mucho de Nixon, pero no necesariamente por las razones que cabría esperar.

El equipo de Trump ha llamado repetidas veces la atención sobre una causa de 1982, Nixon contra Fitzgerald, en el que la Corte Suprema sostuvo que un ex presidente no puede ser demandado en causas civiles por sus acciones mientras ocupaba el cargo. La causa se refería al despido de un analista de las Fuerzas Aéreas, A. Ernest Fitzgerald, que declaró ante el Congreso sobre sobrecostos en la producción de un avión de transporte.

La demanda de Fitzgerald contra Nixon, presidente en el momento del despido en 1970, no prosperó, y el juez Lewis Powell escribió en nombre del tribunal que los presidentes tienen derecho a inmunidad absoluta ante demandas civiles por actos que entran dentro del "perímetro exterior" de sus funciones oficiales.

Es importante destacar que ese fallo no protegía a los presidentes de la responsabilidad penal, aunque el equipo de Trump dice que debería aplicarse el mismo análisis.

Donald Trump, ante la prensa durante una visita a una obra en la sede del banco JPMorgan Chase en Manhattan, este jueves. Foto: AP   Donald Trump, ante la prensa durante una visita a una obra en la sede del banco JPMorgan Chase en Manhattan, este jueves. Foto: AP

Es probable que el equipo del fiscal especial Jack Smith también traiga a colación otro fallo de la Corte Suprema que involucra a Nixon y que, según ellos, refuerza sus argumentos: una opinión de 1974 que obligó al presidente a entregar grabaciones incriminatorias de la Casa Blanca para su uso en el procesamiento de sus principales colaboradores.

Los fiscales también han señalado que Nixon aceptó en lugar de rechazar el indulto posterior del presidente Gerald Ford, reconocimiento de estos hombres, dicen, "de que un ex presidente estaba sujeto a procesamiento".

¿Ataques con drones?

Es sabido que a los jueces les gusta presentar situaciones hipotéticas a los abogados para poner a prueba los límites de sus argumentos. Seguramente esa práctica será claramente visible el jueves cuando el tribunal evalúe si los ex presidentes tienen derecho a la inmunidad absoluta.

Los abogados de Trump ya han advertido que, si se permite que el procesamiento siga adelante, abriría las compuertas a cargos penales contra otros presidentes, como el de autorizar un ataque con drones que mate a un ciudadano estadounidense o dar información falsa al Congreso que lleve al país a la guerra.

En enero, en un momento memorable durante los argumentos ante un tribunal federal de apelaciones, un juez preguntó a un abogado de Trump si un presidente que ordenara a un SEAL de la Marina asesinar a un rival político podría ser procesado.

El equipo de Smith tratará de trazar una clara distinción entre los actos que, según él, son la quintaesencia del poder presidencial -como ordenar un ataque con drones durante una guerra- y los actos de los que se acusa a Trump en esta causa, como participar en un plan para organizar falsos electores en estados disputados. Esos actos, dicen los fiscales, son actos personales y no presidenciales.

Fuente: The Associated Press

Traducción: Elisa Carnelli

CB

COMENTARIOS