El pequeño de 7 años terminó con varias quemaduras en su cuerpo.

Un nene de 7 años terminó con parte de su cuerpo quemado al querer poner diluyente en una estufa a leña. El niño al hacer esta peligrosa acción provocó una explosión y las llamas cubrieron parte de su cuerpo.

Este episodio ocurrió en la noche del último sábado en una casa del Loteo San Felipe en Chimbas. Aparentemente, el nene agarró un bidón que contenía el diluyente de pintura conocido como “thinner” y lo vertió sobre una estufa a leña que hay en el interior de la vivienda.

Hubo una explosión y las llamas cubrieron parte del cuerpo del nene. La madre lo auxilió de inmediato y realizó maniobras para extinguir el fuego. A los pocos minutos llegó la ambulancia y trasladó al menor al área de Urgencias Pediátricas del Hospital Rawson. El menor quedó internado en Terapia Intensiva y su diagnóstico fue quemaduras en 15 por ciento de su cuerpo.

Esta propiedad está conformada con dos casas y este hecho ocurrió en una vivienda que está en el fondo. En esta casa viven los padres y sus cuatro hijos, entre ellos el menor de 7 años que sufrió las quemaduras.

El ayudante fiscal Emiliano Pugliese y el fiscal Francisco Micheltorena de UFI Delitos Especiales trabajaron en el lugar del hecho junto a Criminalística y personal de comisaría 17ma de Chimbas.

 

COMENTARIOS