Más delgado y pálido, el rey Carlos III retomó su agenda oficial con una visita a un centro oncológico

Genuinamente feliz y mucho más delgado, el rey Carlos III reinició sus funciones oficiales en la mañana este martes, después de su diagnóstico de cáncer. Pálido, sonriente, y acompañado por la reina Camilla llegó a un centro de oncología en Londres.

Su Majestad, que todavía padece la enfermedad y está en tratamiento, visitó el Centro Oncológico Macmillan del University College Hospital con su esposa. Se reunió con los pacientes y el personal, en su papel de patrocinador de la organización benéfica.

El rey se reunió con los pacientes y el personal. Foto: ReutersEl rey se reunió con los pacientes y el personal. Foto: Reuters

Charles está interesado en que su compromiso inaugural, desde que los médicos le dieron el visto bueno para reiniciar los eventos públicos, genere conciencia sobre la importancia del diagnóstico temprano del cáncer.

El monarca, de 75 años, también espera que la visita pueda resaltar algunas de las investigaciones innovadoras, apoyadas por Cancer Research UK, que se están llevando a cabo en el hospital.

Video

La reforma de indemnizaciones tuvo 136 votos a favor y 113 negativos.

Su Majestad ha aceptado convertirse en el nuevo patrocinador de Cancer Research UK, aportando su propia experiencia .

Crear conciencia

Un asistente real dijo que la visita se organizó con la esperanza de alentar a otros a ser abiertos sobre su diagnóstico de cáncer y crear conciencia sobre los beneficios del diagnóstico temprano.

"También quiere demostrar que es posible trabajar con el cáncer. Aunque aprecia que cada uno tiene su propio camino y no es para todos” dijo.

La visita

El Rey y la Reina fueron recibidos por la presidenta de los Hospitales del University College London (UCLH), la baronesa Julia Neuberger, y el director ejecutivo, David Probert.

El rey y la reina Camilla hablan con una paciente. Foto: Suzanne Plunkett / AFPEl rey y la reina Camilla hablan con una paciente. Foto: Suzanne Plunkett / AFP

Dentro del centro, el Rey y la Reina se reunieron con médicos y escucharon más sobre el uso de tecnología innovadora en UCLH. Incluidos los escáneres de tomografía computada, que se utilizan para ayudar con la detección temprana del cáncer.

Como nuevo patrocinador de Cancer Research UK,el soberano se reunió con el médico jefe de la organización benéfica, el profesor Charlie Swanton, quien dirigió un proyecto llamado TRACERx, una colaboración con 250 investigadores y médicos con sede en 19 centros en todo el Reino Unido.

No se sabe cual clase de cáncer padece el soberano. Pero él ha querido su caso sirva para que la gente concurra al médico ante los primeros síntomas. En su caso, llegó a la London Clinic en enero por una próstata agrandada y allí descubrieron que tenía cáncer.

Los reyes escucharon sobre el uso escáneres de tomografía computada. Foto: Suzanne Plunkett / AFPLos reyes escucharon sobre el uso escáneres de tomografía computada. Foto: Suzanne Plunkett / AFP

El rey fue el primer soberano británico en revelar que tenía cáncer, antes que lo hiciera Kate, la princesa de Gales, que se encuentra en tratamiento de quimioterapia. Su abuelo George murió de cáncer y también su madre, Isabel II, que sufrió cáncer de médula pero jamás lo admitieron.

El problema de la inmunidad

El centro oncológico ofrece instalaciones para el diagnóstico y tratamiento de una amplia gama de enfermedades cancerosas y no cancerosas, al mismo tiempo que brinda apoyo a los pacientes y sus familias.

El rey padece aún la enfermedad, que genera una inmunidad muy difícil para ejercer la función pública .No puede estar en contacto con demasiada gente a causa del debilitamiento de su sistema inmunológico.

El rey no debería en contacto con demasiada gente a causa del debilitamiento de su sistema inmunológico. Foto: ReutersEl rey no debería en contacto con demasiada gente a causa del debilitamiento de su sistema inmunológico. Foto: Reuters

Charles ha regresado a la vida pública a medida que el clima mejora y la primavera llega. Muchos eventos pueden realizarse al aire libre, minimizando el riesgo de que contraiga enfermedades de otras personas en espacios reducidos. Una de sus primeras actividades será participar en un Garden Party en el palacio de Buckingham al aire libre.

Los pacientes pueden reducir el riesgo de infección evitando el contacto con personas que padecen

enfermedades como dolor de garganta, resfriados, gripe, diarrea o vómitos.

Los tipos de cáncer que padecen las personas también pueden causar estragos en su sistema inmunológico. Los cánceres, como el linfoma y la leucemia, pueden impedir que el cuerpo produzca suficientes glóbulos blancos para combatir las infecciones.

A los pacientes con cáncer se les puede decir que pueden mejorar sus posibilidades de no contraer una infección lavándose las manos con regularidad. Incluso después de trabajar en el jardín, no compartiendo toallas y lavándose las manos después de tratar con animales.

¿Reconciliación?

A diferencia del príncipe William y Kate, el rey Charles III busca un acercamiento con Harry, su segundo hijo, con quien las relaciones están rotas tras la publicación de su biografía Spare y la revelación de secretos familiares en la misteriosa Casa de Windsor.

“La vida es demasiado corta” dijo el rey para justificar este acercamiento. Harry vive en California y llegó a Londres especialmente para verlo cuando el lo llamó por teléfono para avisarle que tenía cáncer. Sólo lo pudo ver 45 minutos tras 10 horas de vuelo. Ahora regresa el 8 de mayo para celebrar sus 10 años de Invictus, su ONG, y aparentemente se van a ver padre e hijo.

Son los cortesanos los que le quieren marcar el ritmo a la visita y los más cercanos a Camilla, a quien Harry detesta. “La agenda del rey está muy cargada. "Será un encuentro corto”, advierten.

Es probable que cualquier reunión la próxima semana entre el Príncipe Harry y el Rey Carlos sea breve ya que el monarca está "bastante ocupado", dicen los conocedores del Palacio. A pesar de que tanto el padre como el hijo están en Londres al mismo tiempo.

Se espera que Harry viaje a Londres el martes, ya que el día anterior es el quinto cumpleaños de su hijo, el príncipe Archie. Meghan no vendrá. El rey quería invitarlos en el verano a pasar unos días en el palacio de Balmoral, donde se reúne la familia.

William y Kate han decidido no encontrarse con Harry porque ella está en pleno tratamiento y el príncipe de Gale no quiere generar stress a su esposa con este reencuentro. También sospechan que Harry podría hablar con la prensa si se ven y ellos mantienen la enfermedad en absoluta discreción.

COMENTARIOS