Un conductor terminó herido después de estrellarse contra un árbol en una calle de Pocito

Un conductor terminó herido en la noche del lunes después de estrellarse contra un árbol en una calle de Pocito. Cuando llegaron unos policías notaron que el chofer al parecer estaba alcoholizado.

Y cuando le hicieron el dosaje de rigor descubrieron que estaba completamente borracho: el examen arrojó que tenía más de tres veces el límite permitido para manejar, precisaron fuentes de la UFI de Delitos Especiales.

El accidente ocurrió a las 20.30 de ayer en calle 10, antes de Mendoza. El conductor borracho se llama Daniel Omar Segovia y manajaba una camioneta Ford Ranger XL, agregaron desde el organismo judicial.

Todo indica que su estado de ebriedad fue el causante de que se fue contra la banquina y se estrellara contra el árbol, ya que no detectaron la participación de terceros.

De hecho, el dosaje posterior de Segovia evidenció que estaba ebrio: tenía 1,82 gramos de alcohol por litro de sangre, cuando el límite para manejar esos vehículos es de 0,50 gramos, según lo establece la Ley de Tránsito.

En cuanto al conductor fue asistido por lesiones leves, agregaron voceros judiciales.

 

COMENTARIOS