La “banda del Clio negro”: cómo operan estos delincuentes que roban a los tiros a la vista de todos en Córdoba

La oscura presencia del Renault Clio negro, con sus cristales polarizados, acechaba la tranquila zona comercial de las principales avenidas de la capital cordobesa. No importa la hora solo la presa: camionetas que se detienen por unos segundos a comprar algo en los kioskos o despensas. Esos segundos son suficientes para ser atacados a la vista de todos. Es tal la voracidad y desparpajo que todos quedan soqueados, tanto los robados como los testigos.

La policía de Córdoba relaciona dos hechos con características similares. El último fue en la avenida O’Higgins al 5400, zona sur. El otro, hace pocos días en el otro extremo de la ciudad, en la recta Martinolli.

Sin piedad

Allí comenzó la primera cacería. Un grupo de delincuentes conducen buscando su próximo atraco. Su horario “laboral” es nocturno. Siempre alrededor de las 21. Serían unas cinco personas.

#Inseguridad | Violento asalto en #Córdoba
• Cinco ladrones balearon a un hombre que intentó evitar que le robaran la camioneta. Ocurrió en O'higgins al 5400. La víctima se encuentra internada.
ℹ️ @JuanFedericoCba pic.twitter.com/X9dp9KsznV

— Perfil Córdoba (@perfilcordoba) May 6, 2024

Hoy una persona está internada en estado delicado. Quizás con dos balas dentro de su cuerpo. Llegaron conduciendo en una camioneta Toyota SW4. Lo acompañaban otros amigos en una lujosa Land Rover. Iban a compartir una cena. Cuando una de las familias ordenaba la comida otra se encargaba a de cambiar a los niños de autos para que vayan juntos.

Mientras continúa el trámite de extradición, una muerte sacude la megacausa contra Dirisio y Nardi

Una vecina de la zona le relató a radio Popular todo lo que pudo ver. Ella vive en diagonal al lugar de los hechos. “Se bajan y le encañonan a la mujer. El cliente le dice que lo deje. El marido sale desesperado a buscar la camioneta, y automáticamente le disparan. Hace un forcejeo, salen en contramano, se sube al cordón y escapan para circunvalación. Hubo como tres tiros. Los clientes se metieron a los baños. Los chicos socorrieron a una de las señoras”, describió. Los tiros hirieron a uno de los sueños de la camioneta, por suerte el proyectil no afectó órganos vitales. Quedó internado en la unidad de cuidados críticos en el Hospital Privado.

Escaparon con la Toyota SW4 desapareciendo en la noche. Recorrieron varios kilómetros en plena avenida O’Higgins a la vista de todos. La frecuencia policial se comenzó a irradiar la búsqueda, según los relatos de los investigadores uno de los policías le disparó en medio de la persecución. El tiro habría dado en la puerta trasera izquierda.

Un hecho similar hace pocos días

La “banda del Clio negro” ya habría concretado otro asalto de características similares. Hace muy poquitos días, el jueves pasado en la recta Martinolli, en la zona contraria de la ciudad, fue otro de los “trabajos”. A la misma hora, a las 21, como “respetando el horario de oficina”.

Habla Ezequiel Ocaña, el dueño de Conoc: “me equivoqué, pero no soy un estafador”

En este caso, un joven se baja a comparar unas golosinas. Allí aparece el “Clio negro”, se bajan y lo encañonan. Le llevan el celular y la camioneta Amarok. Este vehículo nunca apareció. Los investigadores dicen que hay demasiadas similitudes entre los hechos. Existiendo tantos controles o retenes policiales surge una duda ¿Cuánto hechos se pueden concretar con el mismo auto en Córdoba?

La banda se mueve entre nosotros. Elige avenidas muy transitadas, bajo las luces led, en horario comercial pico. Escapan por el mismo lugar, como si la cantidad de autos y el tránsito del momento sean el mejor camuflaje. Son perseguidos por la fuerza, pero se pierden de vista. En este caso, tenían otro rival: la señal que emitía el celular Iphone robado. Lograron dar con el vehículo en barrio Yapeyú, a unos 20 kilómetros de donde lo robaron. Pasaron por frente de la vista de todos, hasta en sectores custodiados por la policía de Córdoba.

COMENTARIOS