Escándalo en Italia: arrestaron a un aliado de Giorgia Meloni por una red de corrupción con grupos mafiosos

En coincidencia con el comienzo de la campaña electoral para las elecciones europeas de mediados de mayo, un escándalo mayúsculo sacudió hasta los cimientos a la clase política gobernante en Génova y el presidente de la región Liguria, Giovanni Toti, fue puesto bajo arresto domiciliario. La causa es una investigación de la fiscalia genovesa junto con la Guardia de Finanzas por una red enorme de casos de corrupción y la complicidad de autoridades con grupos mafiosos.

Las dimensiones del terremoto judicial se extenderá prácticamente hasta las elecciones europeas los casos que están saliendo a la luz con investigaciones que se remontan a cuatro años atrás.

Giovanni Toti, de 55 años, es un dirigente que gobierna un partido del área ligure que se hizo famoso como periodista de la red televisiva de Silvio Berlusconi, que creció después en la política en el partido Forza Italia del fallecido Berlusconi.

Pero Toti rompió con Forza Italia e hizo rancho aparte con su propia fuerza política. Actualmente es un aliado del gobierno de la primera ministra Giorgia Meloni.

El puerto de Génova es el primero de Italia y al parecer las acciones principales de los políticos corrompidos echaron raíces en las actividades portuarias.

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, en problemas por un aliado del gobierno. Foto AFPLa primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, en problemas por un aliado del gobierno. Foto AFP

Toti se encontraba esta mañana en un hotel de San Remo participando de un acto político, cuando los policías financieros le comunicaron el arresto domiciliario por disposición de la justicia.

Otros nueve miembros del gobierno y políticos del oficialismo fueron también puestos bajo arresto domiciliario. Cuatro de ellos fueron acusados además de complicidad con grupos mafiosos.

La policía allanó además el apartamento genovés de Toti y las oficinas del Consejo Regional de Liguria.

Su abogado Stefano Savi dijo que “mi cliente está tranquilo y como hemos podido comprobar todos son hechos sobre los cuales podemos dar una explicación en el contexto de una actividad administrativa legítima y de interés público”.

En Roma el gobierno de la primera ministra Giorgia Meloni no comentó el caso que compromete a uno de sus aliados.

La denuncia y los casos

Toti está acusado de haber aceptado préstamos y donaciones de empresarios a cambio de compromisos destinados a “aceitar” la realización de trabajos, obras y servicios.

Según algunas fuentes judiciales “es impresionante” la extensión de la corrupción, que abarcaba desde obras menores a trabajos públicos importantes.

Toti se habría encargado de “facilitar una solución” para renovar por treinta años la terminal portuaria de Rinfuse, de lo empresarios Aldo y Roberto Espinelli, padre e hijo.

Matteo Cozzani, jefe de gabinete y mano derecha de Toti fue también puesto bajo arresto domiciliario, acusado de corrupción electoral. También es acusado por la Fiscalía de facilitar la actividad de Cosa Nostra. Giovanni Toti es el político de nivel más alto que el viernes deberá presentarse a la justicia, en una temporada donde también el principal partido de la oposición, el partido Democrático, ha atravesado grandes escándalos de corrupción en Bari y en Turín que han complicado su fuerza electoral.

El operador de la terminal genovesa Aldo Spinelli está bajo arresto domiciliario. También fue puesto en prisión el presidente de la Autoridad del Sistema Portuario Marítimo de Liguria Occidental, Paolo Emilio Signorini.

Giovanni Toti, arrestado en San Remo. Doto EFEGiovanni Toti, arrestado en San Remo. Doto EFE

Por la red de corrupción está siendo investigado además Francesco Moncada, director de la empresa Esselunga. A Moncada la justicia le ha prohibido temporalmente ejercitar su actividad de empresario y profesional por cargos de corrupción.

La comisión parlamentaria antimafia ha solicitado los documentos de la investigación por parte de la Fiscalía genovesa y de la policía financiera.

“La presidenta de la comisión, Ciara Colosimo, explicó que “hemos actuado inmediatamente en cuanto los fiscales porque lo que debemos hacer es enviar un mensaje claro. No puede haber dudas en algunas cuestiones y haremos el trabajo junto con las fiscalía y los apoyaremos”, explicó.

PB

COMENTARIOS