Tras ser ignorado por su familia en Londres, Harry partió con Meghan a Nigeria con agenda propia

Meghan y Harry, los duques de Sussex, llegaron a Nigeria, invitados por el ministerio de defensa nigeriano, que quiere que su país sea el próximo destino de Invictus Games, la ONG del príncipe y segundo hijo del rey Charles III, destinada a heridos y mutilados de guerra.

Los Sussex se encontraron secretamente en la sala Windsor del aeropuerto en Londres, a donde Meghan llegó desde Los Ángeles. Juntos aterrizaron a las 5 de la mañana en el aeropuerto de Abuja, Nigeria, desde la capital británica. Se alojaron en el Transcrop Hilton, un hotel frecuentado por diplomáticos y el gobierno, cercano al Ministerio de Defensa que los invitó.

Meghan, un 43% nigeriana

En un test genealógico, Meghan descubrió que “es un 43 por ciento nigeriana” y va en busca de sus ancestros.

Doria Ragland, su madre, desciende de esclavos afroamericanos en Georgia. Varios registros contemporáneos afirman que el nombre Ragland proviene del propietario de esclavos William Ragland, un plantador y especulador de tierras metodista, que había emigrado durante el siglo XVIII desde Cornwall, Inglaterra, a América del Norte, estableciéndose sucesivamente en Virginia, Carolina del Norte y Georgia.

Meghan descubrió que “es un 43 por ciento nigeriana” y va en busca de sus ancestros. Fotos: APMeghan descubrió que “es un 43 por ciento nigeriana” y va en busca de sus ancestros. Fotos: AP

El primer antepasado afroamericano de Ragland identificable de Doria Ragland fue Richard Ragland (su tatarabuelo), nacido como esclavo en el condado de Chatham, Carolina del Norte, 1792. Su hijo, Stephen Ragland (1848-1926), tatarabuelo de Doria, murió como hombre libre en el condado de Paulding, Georgia, después de la abolición de la esclavitud en 1865.

No es un tour oficial

El alto comisionado británico en Nigeria dijo que no era una visita real ni oficial cuando la realidad es que ellos no han sido invitados como miembros de la Familia Real sino como organizadores de Invictus. El príncipe Harry y Meghan Markle "no representan al gobierno del Reino Unido en su viaje a Nigeria”, dijo.

Los tabloiudes británicos lo han bautizado el “tour real faux”.(El tour real falso).

Meghan Markle y el Príncipe Harry están en Nigeria para promocionar los Juegos Invictus, que el duque creó. La pareja tiene una agenda muy ocupada en su gira de 72 horas.

Harry saluda a alumnos de una escuela en Abuja, Nigeria. Foto: EFEHarry saluda a alumnos de una escuela en Abuja, Nigeria. Foto: EFE

Nigeria estuvo entre las naciones que participaron en la edición de los juegos del año pasado. Los invitó el comandante del Ejército nigeriano en un encuentro en Alemania.

El ejército nigeriano ha promocionado los Juegos Invictus como unos que podrían ayudar a la recuperación de miles de su personal, que han estado luchando contra los extremistas islámicos locales de Boko Haram y sus facciones desde 2009, cuando lanzaron una insurgencia en el norte del país. Hay miles de heridos y mutilados y chicas secuestradas de los colegios.

"El 80 por ciento de nuestros soldados que han participado en este programa de recuperación están mejorando . Su perspectiva de la vida es positiva", dijo Marquis, jefe de deportes del ministerio de defensa.

La agenda

El duque y la duquesa de Sussex fueron recibidos por funcionarios nigerianos en Abuja y estaban acompañados por el mismo equipo de seguridad que había viajado con Harry al Reino Unido. Durante su breve visita a Nigeria, Harry y Meghan visitarán el cuartel general militar del país y promocionarán los Juegos.

Este viernes, la pareja tenía previsto visitar Lagos tras su viaje al Cuartel General de Defensa de Nigeria. Mientras estén en el país, la pareja verá un partido de voleibol y visitará hospitales militares y organizaciones benéficas en Abuja y Lagos.

El duque y la duquesa de Sussex fueron recibidos por funcionarios nigerianos en Abuja. Foto: APEl duque y la duquesa de Sussex fueron recibidos por funcionarios nigerianos en Abuja. Foto: AP

El Cuartel General de la Defensa reveló su itinerario en una conferencia de prensa el jueves, diciendo que también tienen previsto reunirse con personal de las fuerzas armadas heridos y sus familias.

El vicemariscal del aire Abidemi Marquis, director de deportes del Ministerio de Defensa de Nigeria, dijo en una conferencia de prensa en Facebook Live el jueves que Harry y Meghan visitarían la Academia Wuse Light, antes de ver al jefe de seguridad de Nigeria.

Los Sussex también viajarán al estado de Kaduna para ir al Hospital de Referencia del Ejército de Nigeria para visitar a los soldados heridos y heridos en recuperación.

Compartió que el sábado tendrán una exhibición de un novedoso partido de voleibol entre el equipo del Jefe de Estado Mayor de la Defensa y el equipo del Duque. Seguirá una recepción, donde la pareja interactuará con las familias de los soldados, los seres queridos de los soldados y los oficiales muertos en combate.

“Me veo como una de ustedes”

El príncipe Harry y Meghan Markle tuvieron como primera actividad un apasionado discurso sobre salud mental, que hizo Harry.

En la academia, la duquesa de convirtió en la reina de las selfies. Todos les sacaban fotos y bailaban con ellos. “Me veo en todos ustedes”, dijo Meghan a las chicas alumnas, envuelta en collares de regalo africanos.

La duquesa de convirtió en la reina de las selfies. Foto: Kola SULAIMON / AFPLa duquesa de convirtió en la reina de las selfies. Foto: Kola SULAIMON / AFP

"Creemos en todos ustedes, creemos en su futuro. Creemos en su capacidad para continuar contando sus historias y ser honestos unos con otros. No hay necesidad de sufrir en silencio. Sólo asegúrense de cuidarse a sí mismos", les dijo Meghan.

Harry y la salud mental

Dirigiéndose a la sala de la Lights Academy en Abuja, Harry dijo: "En algunos lugares del mundo, más de lo que creerías, existe un estigma contra la salud mental.

Demasiadas personas no quieren hablar de ello porque es invisible. Está en tu mente y no podemos verlo", dijo.

Meghan sonrió mientras estaba junto a su esposo mientras él hablaba, asintiendo con la cabeza ante sus comentarios. Harry continuó diciendo que la salud mental es "todavía algo de lo que estamos relativamente inseguros". Y añadió: "Pero adivina qué, cada persona en esta sala, los más jóvenes, los mayores, cada persona tiene salud mental”.

Los duques  la Lights Academy en Abuja. Foto: Kola SULAIMON / AFPLos duques la Lights Academy en Abuja. Foto: Kola SULAIMON / AFP

"Por lo tanto, tienes que cuidarte a ti mismo para poder ayudar a otras personas, otras personas tienen que cuidarse a sí mismas para poder cuidarte a ti. Así es como funciona".

El duque de Sussex continuó: "No es ninguna vergüenza poder reconocer que hoy es un mal día. ¿De acuerdo? Si te levantaste esta mañana sintiéndote triste, si saliste de la escuela sintiéndote estresado, si perdiste a un ser querido en tu familia con quien normalmente recurres o hablas, todas estas cosas que te pueden hacer creer no son para conversar. Hoy estamos aquí para decirle que ese no es el caso”, continuó. "Cada una de esas cosas es completamente normal. Es una reacción humana, ya sea pena, estrés, cualquier sentimiento, proviene de experiencias que has tenido". Harry enfatizó que cualquiera puede sufrir problemas de salud mental "en un día cualquiera".

"Si sacamos algo de hoy, debemos saber que la salud mental afecta a todas las personas", concluyó.

Harry descubrió la terapia a los 20 años, luego que se sintió desesperado, solo y sin auxilio. Primero recurrió a la terapeuta de su madre, Sussy Orbach, una de las analistas más importantes de Gran Bretaña, que lo orientó. La Familia Real no cree en psiquiatras. La muerte de su mamá fue un tema tabú entre los Royals, hasta hoy.

la duquesa optó por un vestido color melocotón, largo y sin espalda. Foto: Kola SULAIMON / AFPla duquesa optó por un vestido color melocotón, largo y sin espalda. Foto: Kola SULAIMON / AFP

Meghan y Harry estaban vestidos informalmente. El duque de Sussex tenía una camisa beige claro, mientras que la duquesa optó por un vestido color melocotón, largo y sin espalda. Ambos llevaban collares tradicionales africanos y Meghan añadió un sencillo collar de oro.

Las razones por las que no vio a su padre

Harry llegó a Nigeria luego que su padre se negara a recibirlo en Londres “por estar demasiado ocupado y tener otras prioridades”.

Una actitud que molestó a los miembros de las fuerzas armadas y a muchos británicos porque se trataba del décimo aniversario de Invictus. Son ellos, los militares quienes compiten en Invictus, que han sido heridos, mutilados, traumatizados o muertos en combate y han dejado a su familia sola “por la reina, el rey y el reino” (King and Country es su motto).

Ningún miembro de la Familia Real fue a la catedral donde se celebró el aniversario. El Arzobispo de Canterbury consideró que lo mejor era “rezar por ellos”.

Pero en la catedral de St Paul estaban los Spencer, los hermanos de la princesa Diana, que abrazaron calurosamente a Harry, que viajó solo a Londres para la ceremonia.

Los Spencer en la catedral

La presencia del Conde Spencer y Jane, hermanos de la princesa Diana y frustrada reina británica, dejó en evidencia la fractura entre ellos y los Windsor, que se remonta a cuando su padre no quería que su hija se cara con el príncipe Charles. Demuestra que la familia más noble de Gran Bretaña va a defender a su sobrino Harry y a la memoria de Lady Di y el desafío es público. El fantasma de Diana sigue separando a unos de otros, intacto.

El problema no es solo el príncipe William, que se ha peleado con su hermano, por sus diferencias sobre Meghan y cuando se reveló que era Kate, su esposa, y el rey, quienes se habían preguntado por el color de piel del futuro nieto mestizo del soberano. Algo que les valió la acusación de “racismo” de Meghan en el documental.

El mayor inconveniente es la reina Camilla. Harry se niega a ver a su padre, el rey, si ella está con él en el mismo salón en que se produce la charla. Esa habría sido la principal razón para que el soberano diera excusas para no ver a su hijo.

Harry no se olvida que la reina filtra a la prensa información negativa sobre él, “en el altar de sus relaciones públicas”, como escribió en Spare, su libro de memorias. .

Camilla, la actual reina, era la amante de Charles III, y fue quien lo hizo divorciar de la princesa Diana. Harry no olvida el sufrimiento que esa separación primero, el divorcio después , y la posterior muerte de su madre en un accidente en París con Dodi Al Fayed, su novio de verano, le produjo a él y a su hermano. Tampoco entiende la cercanía de William con Camilla. Lo vive como “una traición” a su madre, la princesa Diana.

Los Spencer, que se comprometieron en un incendiario discurso del conde el día de su funeral en la abadia de Westminster “a cuidar a Harry y William”, creen lo mismo. El mensaje fue claro en la catedral: la humillación a un Spencer y a Diana tiene un límite. Su hermana Jane estaba casada con el ahora Barón Richard Felowes, el secretario privado de la reina Isabel, que no fue a la ceremonia. Pero ella estaba allí, al igual que en las fotos de bautismo de los hijos de Harry.

El incómodo desaire de la Familia Real a Harry por primera vez lo fortalece ante la opinión pública británica y sus pares militares, cuando a él le sacaron hasta el grado y el uniforme en la Cumbre de Sandringham, cuando decidió marcharse de la Familia Real. La “esnobería” de no verlos a todos les pareció un innecesario gesto de crueldad filial, de un padre a un hijo, en una familia profundamente disfuncional y cuando el rey está enfermo con cáncer.

Por eso en la iglesia estaba Mark “Marko” Dye, el “mentor” y militar, que fue “un padre” para él cuando murió Diana por decisión de Charles. También estaban los militares que combatieron con él en Afganistán como pilotos de helicópteros de combate en Bastion Camp y la primera dama británica, la billonaria india Akshata Murty cuando la Familia Real estaba en pleno en un Garden Party del palacio de Buckinghan, frente a 8000 desconocidos.

Willian no se dejó ver. Se ocupa de Kate, su esposa, también enferma de cáncer.

El rey y la reina en el Garden Party, una fiesta al aire libre en Buckingham Palace. Foto: Jordan Pettitt / POOL / AFPEl rey y la reina en el Garden Party, una fiesta al aire libre en Buckingham Palace. Foto: Jordan Pettitt / POOL / AFP

Harry con agenda propia

Con sus dos días preparando Invictius, que quiere organizar la ciudad británica de Birmingham y que se disputará seguramente con Nigeria, Harry demostró a los Royals que tiene su propia agenda y que entiende “las ocupaciones y otras prioridades del rey”. No consultó su declaración con el palacio, que se mostró absolutamente sorprendido por los términos.

Al ritmo de la crisis familiar, Harry se ha transformado en un especialista en comunicación. Maneja modernamente los tiempos para confrontar a un palacio anquilosado y temeroso porque no es Charles el rey más popular. El palacio busca enfrentarlo a los tabloides, a los que Harry ha llevado a los tribunales por difamarlo o pincharle los teléfonos y publicar su vida privada.

COMENTARIOS