Emmanuel Macron refuerza la amenaza a Rusia sobre Ucrania: «Espero que no tengamos que ir a la guerra»

"Espero con todas mis fuerzas que no tengamos que ir a la guerra". Con un video publicado en la red social X, Emmanuel Macron reforzó este sábado su llamado a defender a Ucrania ante el avance de las fuerzas rusas con ataques sin pausa. En su mensaje, el presidente de Francia respondió preguntas de usuarios de internet y lanzó un nuevo llamado a los aliados europeos para ser "disuasivos y creíbles" frente a Rusia.

En el video, publicado este sábado, Macron reiteró sus palabras sobre la posibilidad de una intervención de tropas europeas junto a Kiev, que han generado debate en las últimas semanas.

Ya Moscú, días atrás advirtió por medio de la vocera de la cancillería, María Zajárova: "Si los franceses aparecen en la zona de conflicto, se convertirán inevitablemente en objetivos de las Fuerzas Armadas rusas. Creo que París ya tiene pruebas de ello".

El presidente mantuvo su posición: "Hoy enfrentamos un desafío inmenso", dijo. "Ucrania ha sido atacada por Rusia, y en algún momento debemos disuadir a Rusia de seguir avanzando".

"En Ucrania se juega la soberanía y la integridad territorial de ese país. Pero también el estado de derecho, nuestras reglas comunes, y si permitimos que esto suceda en Ucrania, gana la ley del más fuerte. Y si eso sucede, no podemos estar seguros, porque ocurre a 1.500 kilómetros de nuestra casa", añadió Macron.

Según el presidente francés, la respuesta a Rusia debe ser europea: "También debemos decir que todos nosotros, los europeos, debemos estar listos para actuar para disuadir a los rusos".

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, avanza con sus tropas sobre Ucrania. Foto: AP  El presidente de Rusia, Vladimir Putin, avanza con sus tropas sobre Ucrania. Foto: AP

En conclusión, Macron volvió sobre sus palabras respecto a una intervención en Ucrania: "No", afirmó hablando de la estrategia a corto plazo. "Espero con todas mis fuerzas que no tengamos que ir a la guerra". Y concluyó: "Debemos ser disuasivos y creíbles frente a nuestros adversarios".

El mensaje, según Macron, "Debe ser 'si van demasiado lejos y amenazan mis intereses, mi seguridad, entonces no excluyo intervenir'". Francia no es una potencia de guerra, sino una potencia de paz. Pero si queremos la paz, debemos protegerla".

Y ante una pregunta de un usuario, el presidente insistió: "No, no iremos a la guerra y quiero tranquilizarlos: he hecho todo lo posible por Francia para tener la paz", pero "hoy tenemos un desafío inmenso y debemos ser capaces de disuadir a Rusia de seguir avanzando".

"En Ucrania, gran parte de nuestro futuro y nuestra seguridad están en juego, por eso tenemos que ayudar más, lo que haremos en las próximas semanas, que es dar más equipamiento a los ucranianos. Pero también decir, si los rusos van demasiado lejos, todos nosotros, los europeos, debemos estar dispuestos a actuar para disuadirlos", subrayó Macron.

Un edificio en llamas en Odesa, Ucrania, tras el impacto de un misil ruso. Foto: REUTERS Un edificio en llamas en Odesa, Ucrania, tras el impacto de un misil ruso. Foto: REUTERS

Se enciende la polémica

La declaración generó nueva polémica en Francia este sábado. El diario Le Figaro comentó en su portal de internet que “es evidente que a Emmanuel Macron le gusta aparecer como un líder de guerra. A finales de febrero, asumió que no debería ‘excluirse dinámicamente’ el envío de tropas francesas, para encontrar una ‘ambigüedad estratégica’”.

Luego en una larga entrevista al semanario británico The Economist en la cual advirtió que “Europa enfrenta un peligro inminente, las cosas pueden venirse abajo muy rápidamente”, sin embargo moderó el comentario al sostener que una línea roja es que los rusos atraviesen la línea del frente o si Ucrania solicitara ese auxilio. Que ciertamente ya lo ha formulado en varias oportunidades.

En febrero pasado Macron generó una fuerte controversia en Europa y entre los miembros de la OTAN cuando por primea vez sostuvo que "hoy no hay consenso sobre el envío de tropas terrestres, pero no se puede descartar nada. Haremos todo lo posible para evitar que Rusia gane esta guerra. Estamos convencidos de que la derrota de Rusia es necesaria para la seguridad y la estabilidad en Europa”.

El líder francés ha venido trabajando la noción de una autonomía estratégica para el bloque europeo en caso de que Estados Unidos gire a un aislamiento si gana Donald Trump en las elecciones de noviembre.

El magnate populista ya ha dicho que entre un país europeo y Rusia apoyaría al Kremlin y ha logrado por largo tiempo bloquear el envío de ayuda militar a Ucrania, lo que benefició el avance de Moscú en la guerra. Es en ese contestó que comenzó a esgrimir la posibilidad de una acción militar directa en el terreno.

En reacción a esos comentarios que calificó como “declaraciones provocativas” Moscú anunció el pasado lunes un simulacro sorpresa de preparación y uso de armas nucleares tácticas.

Del mismo modo se comportó el gobierno títere de Rusia en Bielorrusia que comanda Alexander Lukashenko. El autócrata ruso Vladimir Putin también aludió a la amenaza nuclear en su discurso del Día de la Liberación esta semana por la victoria sobre los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

ún los analistas la preocupación que refleja Macron se extienden al universo europeo respecto a que si cae Kiev en la guerra, Rusia, como sucedió en el siglo pasado con Hitler, no se contentará con los territorios que tomó en Ucrania y buscará aumentar su influencia. Rusia además conforma un eje anti occidental que completan China, Irán y Corea del Norte, que se percibirían triunfadores y con derechos a partir de esa victoria moscovita.

Fuente: agencias y redacción de Clarín

COMENTARIOS