Tragedia en Rusia: un colectivo cayó a un río, se hundió y murieron siete pasajeros

Dramáticas imágenes se vieron este viernes en el centro de la ciudad rusa de San Petersburgo, donde el conductor de un colectivo perdió el control, terminó cayendo sobre un río y se hundió. Al menos siete personas murieron.

La grabación de una cámara de seguridad permitió ver el momento exacto en el que el micro con pasajeros toma una curva, choca contra un auto, se estrella contra la barrera del popular "Puente de los besos" y se hunde sobre el río Moika en cuestión de segundos.

Si bien el primero informe del Ministerio para Situaciones de Emergencia ruso hablaba de tres fallecidos, cuatro personas "clínicamente muertas" y otras dos muy graves, las autoridades rusas terminaron confirmando la muerte de siete personas.

En total, los buzos sacaron a nueve víctimas del autobús hundido a través de las ventanas y en algunos casos reanimaron a los heridos en el mismo techo del transporte público.

El conductor y una decena de ocupantes del vehículo -había aproximadamente una veintena de pasajeros- pudieron abandonar el colectivo por sus propios medios, lo que evitó una tragedia mayor.

El micro terminó completamente hundido sobre el río Moika, que tenía el agua "gélida" por la ola de frío que azota al país. Foto: EFEEl micro terminó completamente hundido sobre el río Moika, que tenía el agua "gélida" por la ola de frío que azota al país. Foto: EFE

La temperatura del agua en los canales de la ciudad báltica es más baja de lo habitual, ya que estos días Rusia sufre una ola de frío anómala para esta época del año.

De hecho, varias personas que saltaron al agua para ayudar a los heridos admitieron que el agua estaba "gélida" y la visibilidad era prácticamente nula.

Según el comité municipal de Transporte, el conductor perdió el control, se llevó por delante varios autos estacionados al borde de la calle, dio un giro brusco y se precipitó contra el río.

Por ese motivo, el chofer fue detenido y el Ministerio del Interior adelantó que se abrió una causa penal por imprudencia temeraria que provocó más de dos muertos, lo que podría significarle hasta cinco años de cárcel.

Las autoridades investigan si el conductor sufrió un altercado de salud antes del accidente, en el que el incluso el micro estuvo a punto de colisionar con un barco que navegaba por el río.

También se abrió un caso penal contra la compañía de autobuses, que había sido multada en varias ocasiones, a lo que hay que sumar que la esposa del conductor denunció que ésta le había obligado a trabajar durante muchas más horas de las previstas.

El líder socialdemócrata en la Duma o Cámara de Diputados rusa, Serguéi Mirónov, expresó su indignación porque el conductor fuera oriundo de Asia Central, y llamó a prohibir a los inmigrantes a trabajar en el transporte, al igual que en la educación, aunque el chofer tiene la ciudadanía rusa.

Una grúa sacó al colectivo del agua. Foto: EFEUna grúa sacó al colectivo del agua. Foto: EFE

Según la prensa, entre los cuatro personas que se lanzaron al agua a salvar a los ocupantes del colectivo había tres daguestaníes y un uzbeko.

El micro, que fue sacado del agua con ayuda de una grúa, cayó desde un puente construido en el siglo XVIII, pero reconstruido con metal en el siglo XIX y modernizado a principios del XX.

El conocido como "Puente de los Besos" se encuentra a escasa distancia del Teatro Marinski de San Petrersburgo, la capital cultural de Rusia, conocida por sus numerosos canales.

Con información de EFE y AFP

COMENTARIOS