Daniel Panaro: “Estoy tratando de reflejar a Lope de Aguirre”

Daniel Panaro: “Estoy tratando de reflejar a Lope de Aguirre”

"El traidor es Aguirre, Lope de Aguirre”, dice Daniel Panaro, autor del texto, director y protagonista del unipersonal El traidor. Se define también como “un ilustre desconocido”, describiendo la manera en que su camino tomó sendero, lejos de aquel artista ganador en 2013 del Primer Premio de Dramaturgia del Fondo Nacional de las Artes. Pero suma, entusiasta, que “siempre guardo un pedacito del alma para ello”. Ese ello, sin dudas, es su pasión por las tablas, pero también para este proyecto nacido en 2013. El mismo Panaro lo cuenta: “Desde un punto de vista personal es un viejo sueño. No hice demasiado énfasis en que el mundo la conociera, y bueno, allí quedó, en un cajón. Por distintas razones, hubo un momento en que me di cuenta que no iba a ser feliz si nadie la estrenaba. En un momento fui a hablar con Pompeyo Audivert –somos amigos hace muchos años– a ver si conocía algún actor que quisiera hacer este unipersonal. Él me dijo: ‘¿Por qué no lo hacés vos?’, y era algo que no me había pasado nunca por la cabeza. Ahora que estoy grande, se me dio escribir, y se me dio Traidor”.

El traidor 20240512
'El traidor'.

La historia de Traidor, o al menos su protagonista, ha sido contada por nombres como Warner Herzog y Abel Ponce. Una y otra vez. ¿Qué cambió en aquel guion que Panaro escribió hace años hasta su actual estreno hoy en La Gloria Espacio Teatral? “Un texto de teatro es un pretexto. Es una hipótesis que uno tiene que probar. En ese trayecto, en los ensayos, es raro que el texto salga sano. Esencialmente las partes que a mi me interesaban siguen siendo las mismas: una historia verdadera, real aunque parezca mentira. El unipersonal cuenta la última noche de Aguirre, donde decide dejar su testimonio, de su accionar y sus crímenes. Es una historia absolutamente demencial la de Aguirre. También es cierto que Bolívar lo señaló como el primer intento de libertad de América. De eso se trata la obra”. Y suma: “Hay mucho escrito sobre Aguirre, por sus enemigos sobre todo. Contrariamente a otros personajes, en el caso de Aguirre quedó mucho por escrito, de los juicios a sus cómplices y a él, incluso de las cosas que él escribió. Él le escribe al rey de España y le dice que es la ira de Dios, que no espere lealtad de él. Otro Aguirre que hay es el de Abel Ponce, que tiene una novela sobre la gesta de Aguirre. Yo me basé en las crónicas de la expedición que hacen, donde terminan descubriendo el Amazonas”.

A la hora de definir su puesta en escena cuenta: “En este caso, el texto está escrito en un cierto castellano antiguo, comprensible pero remedando el lenguaje que se usaba en las crónicas. La forma te pone un molde muy fuerte. No es una obra naturalista que transcurre en el living de una familia de clase media disfuncional. Estoy tratando de reflejar lo que era el mundo de esta persona. Visto desde nosotros es muy difícil de entender la crueldad, sino también los aspectos de heroísmo, de sacrificio, de grandeza”.

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

COMENTARIOS