Mons. Lozano: ‘La tecnología avanza, la humanidad no’

Monseñor Jorge Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo, consideró “contradictorio que cuanto más avanzadas son las herramientas tecnológicas de las cuales disponemos, más endebles resultan los vínculos sociales que establecemos”.

“Parece mentira que se instale la irracionalidad de la guerra y se incremente la capacidad de destrucción y muerte”, sostuvo en su carta semanal y agregó: “La tecnología ayuda a las ciencias médicas, al ahorro de energía y tantos otros beneficios; y por otro lado multiplica la capacidad destructora del ambiente llegando al límite de desaparición de algunas especies animales”.

“En este tiempo marcado por la irrupción de la Inteligencia Artificial no acertamos en madurar como seres humanos. Nos volvemos primates, involucionamos en el respeto a los derechos humanos y el cuidado de la casa común”, lamentó.

El arzobispo sanjuanino recordó que, en el marco de la solemnidad de la Ascensión al cielo de Jesús Resucitado, la Iglesia celebra la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales y que el mensaje del Papa Francisco para este año se titular “Inteligencia artificial y sabiduría del corazón para una comunicación plenamente humana”.

Tras citar varios párrafos del mensaje papal, afirmó: “Me resulta muy expresiva esta imagen de ‘prolongación de la palabra’, como para que ella siga resonando una vez pronunciada”.

 

“Los antiguos papiros, la imprenta, las grabaciones, las redes sociales… todo buscando que lo dicho alcance a muchos y perdure”, señaló y afirmó que “los medios de comunicación son de gran ayuda”.

Monseñor Lozano concluyó afirmando: “Hace falta tener una mirada crítica acerca de todo lo que se muestra, especialmente en redes sociales, y chequear la autenticidad. Se hacen circular frases y fotos que distorsionan la realidad. Con frecuencia se busca generar un clima de intolerancia, odio, rechazo de quienes piensan distinto.

“Buscamos una comunicación plenamente humana. ‘La información no puede separarse de la relación existencial: implica el cuerpo, el estar en la realidad; exige poner en relación no sólo datos, sino también las experiencias; exige el rostro, la mirada y la compasión más que el intercambio’”, concluyó citando al Papa.

COMENTARIOS