Un Presidente que no admite críticas y desprecia la prensa

Un Presidente que no admite críticas y desprecia la prensa

El viernes 3 se celebró el Día Mundial de la Libertad de Prensa, instituido por las Naciones Unidas para mantener vigentes los principios proclamados en un seminario sobre el tema en 1991 en Windhoek, Namibia. Los tres primeros puntos de las extensas conclusiones expresan: “1. De conformidad con el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el establecimiento, mantenimiento y fortalecimiento de una prensa independiente, pluralista, y libre son indispensables para el desarrollo y mantenimiento de la democracia en un país, así como para el desarrollo económico. 2. Por prensa independiente debe entenderse una prensa sobre la cual los poderes públicos no ejerzan ni dominio político o económico, ni control sobre los materiales y la infraestructura necesarios para la producción y difusión de diarios, revistas y otras publicaciones periódicas. 3. Por prensa pluralista debe entenderse la supresión de los monopolios de toda clase y la existencia del mayor número posible de diarios, revistas y otras publicaciones periódicas que reflejen la más amplia gama posible de opiniones dentro de la comunidad”.

PERFIL publicó una breve nota el sábado 4 (página 8, https://www.perfil.com/noticias/actualidad/por-la-hostilidad-de-javier-milei-argentina-se-desplomo-en-el-ranking-de-libertad-de-prensa-segun-un-informe-global.phtml). Reproducía un informe contundente de Reporteros sin Fronteras (RSF), organización internacional de defensa de la libertad de expresión en el mundo con sede en París. El artículo de PERFIL indica que Argentina descendió rotundamente en el ranking de libertad de prensa que RSF realiza de manera permanente (puesto 66 en 2024, puesto 40 en 2023). “El presidente de extrema derecha Javier Milei, elegido en 2023, alienta las agresiones a periodistas y los ataques para desacreditar a medios y reporteros críticos con su política. Sus partidarios lo difunden ampliamente”.

En marzo pasado, RSF había dedicado uno de sus informes a la decisión gubernamental de cerrar los medios públicos, objetivo logrado con el fin de la agencia estatal de noticias Télam. Artur Romeu, director de la oficina de RSF en América Latina, señaló entonces: “Es lamentable que el presidente Javier Milei pueda anunciar, de un día para otro, la muerte de una agencia de noticias activa en el país desde hace casi ocho décadas. El desmantelamiento de los medios públicos supone un riesgo real para el pluralismo en Argentina. El cierre de Télam es, para RSF, un duro golpe al periodismo y al derecho a la información. Pedimos que se suspenda esta brutal decisión”. La expresión de deseos de Romeu no tuvo eco en el Gobierno y queda por saber qué hará Milei con Radio Nacional, Televisión Pública y Radiodifusión Argentina al Exterior (RAE).

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

En diciembre de 2023, dos días antes de asumir la Presidencia, Milei había sido el sujeto de otro premonitorio artículo de RSF: “Conocido por sus apariciones en radio y televisión como comentarista económico, en los últimos cinco años Javier Milei se ha vuelto cada vez más polémico y hostil hacia los periodistas. Su agresividad se manifiesta tanto en las redes sociales como en la escena pública. Sus violentas contiendas verbales con cualquier periodista crítico constituyen ya una señal de alarma para el respeto y la garantía del derecho a la información en el país”.

El ejercicio de un periodismo independiente, no sujeto a los vaivenes del poder, es pieza esencial en la defensa de la democracia. Milei hace exactamente lo opuesto: al atacar a medios y periodistas no subordinados a sus ideas y decisiones (los hay sí subordinados, vale aclarar), ataca el corazón mismo de la democracia.

COMENTARIOS