“Los indicadores de la actividad de la construcción muestran una caída de 2 dígitos”, señaló un ex funcionario de Martín Guzmán

“Los indicadores de la actividad de la construcción muestran una caída de 2 dígitos”, señaló un ex funcionario de Martín Guzmán

El sector de la construcción, tanto obras públicas como privadas, se encuentran fuertemente afectadas por el ajuste que realizó el Gobierno, inclusive, marcando una caída de 2 dígitos desde marzo. En función de desarrollar este tema en profundidad, Canal E se comunicó con el economista y ex funcionario de Martín Guzmán, Ramiro Tosi.

“Si uno mira los últimos indicadores de la actividad de la construcción, que muestran las obras públicas y privadas, seguimos viendo una caída de 2 dígitos al menos hasta marzo”, comentó Ramiro Tosi. “La expectativa del Gobierno es que esta caída se empiece a desacelerar y prontamente empecemos a ver un rebote”, agregó.

El Gobierno intenta generar expectativas positivas en el sector de la construcción

Posteriormente, Tosi planteó: “El Gobierno trata de mandar unas señales, lo mismo que con el proyecto de blanqueo”. Luego, manifestó que, “son todas medidas con las que el Gobierno intenta generar expectativas positivas para movilizar un sector que tiene alto impacto en la demanda de trabajo y que también tiene un efecto multiplicador en otros sectores de la economía”.

La pérdida de puestos de trabajo formal alcanzó un número 35.000 en la construcción

Hay pérdidas de puestos de trabajo de casi 35.000 empleos formales, este es un sector donde hay mucha informalidad, lo que se mide es los que están formalizados en las empresas que responden a la encuesta del Indec”, sostuvo el entrevistado. “Después hay un montón de obras más chicas donde hay empleo informal y la caída en el empleo ha sido bastante peor”, complementó.

Por otro lado, el economista señaló: “Entre que se consigue el crédito y eso efectivamente se materialice o en una operación inmobiliaria donde se dé una compra de una unidad nueva o usada, hay varios meses entre que pasa una cosa y la otra”. A su vez, remarcó que, “todas las ofertas de líneas UVA son para un segmento de asalariados con un nivel de ingreso suficiente como para poder afrontar cuotas iniciales que puedan estar entre los $300.000 o $800.000”.

“La semana pasada salió la inflación de la ciudad de Buenos Aires, que tiene un peso en los distintos componentes al del IPC nacional, pero de una desaceleración marcada”, expresó Tosi. “Pasó del 13,2% de marzo al 9,8% en abril, nuestra estimación nos da 8,7%”, concluyó.

COMENTARIOS