Mariela Belski: «Javier Milei tiene un discurso de eliminar al otro»

Mariela Belski: "Javier Milei tiene un discurso de eliminar al otro"

Mariela Belski habló sobre el triple femicidio de Barracas y analizó la conexión entre los crímenes de odio y la habilitación de discursos violentos por parte de figuras de autoridad, como ciertos funcionarios del gabinete de Javier Milei. “Los tratados internacionales de derechos humanos condenan cuestiones de discriminación respecto a diferentes grupos y está en nuestra Constitución, le guste o no le guste a Adorni”, expresó en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Mariela Belski es abogada y directora ejecutiva de Amnistía Internacional desde 2011. Es embajadora de EllaDecide (SheDecides), el movimiento mundial por los derechos de la mujer. Además, forma parte del Comité de Mujeres Líderes de América, una iniciativa de la Fundación Ciencias de la Documentación, y es delegada de W20, una red transnacional que reúne a mujeres líderes para ejercer influencia en la agenda de grupo de toma de decisiones del G20.

Triple femicidio en Barracas: quiénes eran las mujeres asesinadas y cómo sigue la causa | Perfil

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

El último lunes, luego de meses de hostigamiento, Justo Fernando Barrientos atacó con una bomba molotov a cuatro mujeres lesbianas que dormían en la habitación de un hotel en el barrio de Barracas. Tres de ellas, Andrea Amarante, Pamela Cobas y Roxana Figueroa, fallecieron. La única sobreviviente, Sofía Castro Riglos, aún pelea por su vida con gran parte de su cuerpo quemado y comprometido. Un nuevo acto de lesboodio y violencia machista. Me gustaría pedirle una reflexión general sobre este increíble hecho, que parece de otro siglo.

La reflexión general es que desde que asumió Javier Milei estamos viendo, sobre todo en redes sociales, discursos de odio, intolerancia y discriminación que funcionan como un vehículo para lograr como una idea que Milei viene instalando que es eso de eliminar al otro. Esto de que "el otro es la casta", "el otro son los mismos de siempre", "el otro son los políticos que no piensan como yo", los periodistas que no piensan como yo, etc. Eso desencadena una catarata de expresiones que incluyen discursos e insultos que incitan a la violencia, agredir a los otros, y obviamente fomentan una incapacidad de diálogo importante, porque no hay posibilidad de disentir.

Estas cuestiones que aparecen tanto en las redes y que son propagadas por un montón de seguidores libertarios. Personas que apoyan a Milei y que creen en el proyecto de Milei, y que tienen una gran aparición en los medios y en las redes en contra de lo que es la agenda de género y diversidad, en especial muy fuerte contra la comunidad LGBTIQ+ y contra las mujeres. Esto que estamos viendo en las redes, que es sumamente violento, por supuesto se traslada a la calle.

Entonces, no importa si la persona que lo hizo era libertaria o era kirchnerista, no importa lo que era, lo que importa es que, al habilitar todo este tipo de discursos en las redes sociales, pero a parte, al ser habilitados por el propio presidentequien tiene una responsabilidad de que estas cosas no sucedan, empiezan a pasar estos episodios en la calle que, desde Amnistía, no es el primero que vemos. Hemos visto, desde la asunción de Milei, varios casos de agresiones a personas vinculadas a la comunidad LGBTIQ+. Personas que son agredidas en la calle de alguna manera. Este es el caso más extremo.

Marcha para pedir justicia por las tres mujeres asesinadas en Barracas
Marcha para pedir justicia por el femicidio de Andrea Amarante, Pamela Cobas y Roxana Figueroa, y apoyar a la sobreviviente, Sofía Castro Riglos.

Durísimo relato del director de la Fundación Sí en respuesta a los dichos homofóbicos del biógrafo de Milei | Perfil

Independientemente de este caso y la cuestión de género, si se comprobara que la violencia oral, pasado cierto punto o acumulada cierta cantidad, se desplaza a violencia física, no solamente sería en cuestiones de género sino que podría pasar a ser también en cuestiones de ideología…

Absolutamente. Lo estamos viendo, por ejemplo, en los ataques a periodistas. Nosotras ponemos un foco específico en lo que son los ataques a periodistas de mujeres y venimos haciendo un seguimiento específico de ese colectivo porque han sido muy violentos, y han silenciado y censurado voces que son relevantes para el debate público.

Hemos litigado casos de mujeres que han sido atacadas en redes sociales con fake news y a las que se les inventan situaciones que no son, pero por supuesto que esto se traslada a ciudadanos comunes que no piensan como el Gobierno, a periodistas que no piensan como el Gobierno y a políticos que no piensan como el Gobierno. De hecho, tenemos también casos de políticas, mujeres que han sido agredidas por el propio presidente o por sus más cercanos seguidores.

Lamentablemente, estos ataques son una afrenta a la libertad de prensa y a la democracia. En el caso de los periodistas, porque desempeñan un papel crucial en la sociedad para informar, investigar y sobre todo cuestionar a las autoridades, ese es el trabajo del periodismo, y cuando son atacados o intimidados por hacer su trabajo, lo que está pasando en realidad es que se limita gravemente la capacidad de la sociedad para estar informada y para participar de un debate público robusto e informado.

Hay muchas formas en que esta violencia se manifiesta. Obviamente es ataque online, pero es también ataque físico directo, es amenaza, es acoso, son detenciones injustificadas, son campañas de difamación. Esto no tiene solo un impacto en el debate público como decía, también tiene un impacto individual en las personas, en las periodistas mujeres, en los periodistas varones, en las personas de la comunidad LGBTIQ+ y sus familias. Porque esto afecta emocionalmente a las personas, porque que un presidente y sus más cercanos colaboradores estén directamente agrediendo, por poner un ejemplo, a periodistas. Por supuesto que genera cierto temor de lo que a uno le puede pasar, o a su familia, o cómo sigue esto, por más que después no pase nada, o sí.

Murió otra de las mujeres víctima del ataque de lesboodio con bomba motolov en Barracas | Perfil

Volviendo al ataque de Barracas. El agresor, además de tirar la bomba, forcejeó con una de las víctimas para evitar que pudieran escapar del fuego. Trato de imaginarme el tipo de locura que se había generado en este hombre con sus clientas, porque si no entiendo mal, se hospedaban en su conventillo. Escuchaba que, el año pasado, el aumento de delitos y homicidios en el Gran Buenos Aires había aumentado alrededor del 50% y la única explicación que encuentro es que el empobrecimiento que produjo la inflación generó más tensión en lo económico y las personas, por la angustia, intentan resolver violentamente sus conflictos. ¿Estamos ante un preludio de que la sociedad en su conjunto se vuelve más violenta, por un lado, por los discursos de odio y, por otro, por la crisis económica?

Sí, coincido 100% en todo lo que decís. De hecho, estas tres chicas tenían una situación económica muy endeble. En general, las personas que pertenecen a esta comunidad tienen una situación muy precaria, es muy difícil conseguir trabajo, son discriminadas, no es que esto no sucede. Muchas personas en la comunidad LGBTIQ+ trabajaban en el Estado porque había políticas de acción afirmativa para que estas minorías tengan espacios de trabajo fomentados por el Estado. Esto no se hace solo en Argentina, en Estados Unidos es muy común, por dar un ejemplo.

Marcha del orgullo en Rusia
Marcha del orgullo en Rusia.

Pero por supuesto que entiendo que esta población específicamente es muy vulnerable económicamente y que claramente vamos a ver más de estas cuestiones, como decís vos, no solo en esta población que tiene esta especificidad. Lo vamos a ver mucho más en otros grupos minoritarios.

Te diría que, con las políticas que el Gobierno viene anunciando, en comunidades migrantes, por ejemplo, mujeres en general, personas con discapacidad y la sociedad misma. Creo que nosotros tenemos más herramientas por ahí para defendernos, podemos ir a la justicia, podemos generar estos espacios de conversación y poner el tema en agenda y que se discuta, pero estos grupos más vulnerables tienen menos posibilidad de llegar a espacios más públicos de debate donde ellos o ellas pueden exponer qué es lo que le está pasando y tratar de encontrar una solución.

Entonces sí, definitivamente esto va a pasar y cada vez va a pasar más seguido y por supuesto que está probado que toda esta violencia online, nosotros lo hemos visto en casos como India, como Inglaterra, como Estados Unidos, en Hungría incluso, pasa offline, termina pasando en la calle. La gente se envalentona y dice "yo puedo ponerle una trompada a alguien", "yo puedo matar a alguien", "yo puedo encerrar a alguien", y ese es el problema de todo esto, de todo lo que está pasando.

Triple crimen por lesboodio en Barracas: realizaron una marcha para pedir justicia y hubo repudio a Adorni | Perfil

Alejandro Gomel: Ayer se le consultó al Gobierno por este caso y Manuel Adorni dijo “no me gusta definirlo como un atentado a determinado colectivo, es injusto hablar solo de este episodio cuando la violencia es más abarcativa, está mal sea quien sea”, evitando caracterizar este crimen como un crimen de odio lesbo-odiante. ¿Qué significa que el Gobierno de manera oficial tenga este discurso?

Mientras resuelve lo económico y todos estamos muy pendientes y atentos a lo que pasa económicamente, que creo que es donde toda la gente tiene más puesto el acento. Nosotros, que estamos mirando otras cuestiones, estamos viendo que el Gobierno está dando una batalla cultural muy fuerte, que tiene líderes como Agustín Laje y Nicolás Márquez, que son intelectuales, digamos, personas muy formadas, por lo menos Laje, que tienen una posición bastante fuerte contra de la concepción de la comunidad LGBTIQ+ o las mujeres. Niegan que haya minorías y que esas minorías requieran de una atención especial. Niegan y desconocen esto de distinguir género, les parece que no hay diferencia entre el hombre y la mujer.

Plantean un montón de cuestionamientos que Milei comparte. Nicolás Márquez lo escribió en su autobiografía. Lo apoyan mucho Milei y Milei se apoya mucho en sus ideas. Tienen como objetivo generar una discusión y un cambio de todos los avances en materia de derechos que se venían haciendo en la Argentina.

No es una concepción desde el derecho, porque por supuesto a Adorni yo le contestaría que no es si a vos te gusta o no te gusta, no es si a vos te parece o no te parece, hay un montón de teoría política y filosofía jurídica que lo explica y un montón de intelectuales del más alto nivel que estudiaron años y que explican las diferencias entre los géneros, los beneficios que tiene un género sobre otro, o el tema racismo, que es otro aspecto que este Gobierno está negando.

Estimada Romina: https://t.co/7sftbBRlbO pic.twitter.com/ETpy3jKddG

— Manuel Adorni (@madorni) May 13, 2024

Los tratados internacionales de derechos humanos condenan cuestiones de discriminación respecto a diferentes grupos y está en nuestra Constitución, le guste o no le guste a Adorni. Entonces, yo creo que es un Gobierno que se maneja mucho con narrativas que se instalan pero que no son ciertas. Cuando uno va y y mira dónde está parada Argentina, qué compromiso firmó Argentina, dónde estamos en términos jurídicos, estas estas posiciones de Adorni, incluso de Milei, por ejemplo, negando el aborto cuando tenemos una ley que habilita a realizarse un aborto hasta la semana 14. Todo el tiempo hay narrativas que no son correctas, pero mucha gente las toma, las cree y terminan siendo una verdad absoluta.

Después tendremos el Poder Judicial, donde los llenaremos de causas para que determine y establezca si estas cuestiones que el Gobierno plantea son así o no son así. Uno no va a demandar a Adorni por lo que dijo ayer, pero tuvo una discusión con Myriam Bregman y le dijo “no existe este concepto en la Real Academia”, y sí existe, si lo buscas existe. Entonces, todo el tiempo son como afirmaciones que no son ciertas, pero hay mucha gente que lo cree. Hay una batalla cultural realmente muy fuerte, muy pensada, es estratégica, no hay que minimizarla, que se está dando, que es la ideología de género. Hay muchos conceptos que ellos ponen en cuestión y que lo vienen dando.

MVB FM

COMENTARIOS