El gobierno de Alberto Fernández gastó 6.000 millones de pesos en programas alimentarios que están bajo sospecha de corrupción

  • Es la suma de las partidas presupuestarias cuyo destino final investiga la justicia en dos causas penales.
  • Además, varias organizaciones sociales recibieron más dinero en concepto de "créditos".

COMENTARIOS