España reconoció oficialmente a Palestina: defendió un Estado “viable”, las fronteras de 1967 y capital en Jerusalén Este

Este martes, cuando en Israel y en Palestina eran las 9.30 de la mañana -una hora menos en España-, el jefe de gobierno español, Pedro Sánchez, concretó lo que viene anunciando desde semanas: el reconocimiento del Estado de Palestina.

“Es la única manera de avanzar hacia la solución que todos reconocemos como la única posible para lograr un futuro de paz: la de un Estado palestino que conviva junto al Estado de Israel en paz y en seguridad”, dijo Sánchez desde el Palacio de la Moncloa, en una declaración institucional que pronunció en español y luego en inglés.

El Estado de Palestina debe ser, en primer lugar, viable”, subrayó Sánchez.

Y propuso: “Con Cisjordania y Gaza conectadas por un corredor y con Jerusalén este como su capital y unificadas bajo el gobierno legítimo de la Autoridad Nacional Palestina”.

“Si bien no corresponde a nuestro país definir las fronteras de otros países nuestra misión está plenamente alineada con las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, así como por la posición que tradicionalmente ha mantenido la Unión Europea -agregó-. Por eso no reconocemos cambios en las líneas fronterizas de 1967 que no sean los acordados por las partes.”

Sanchez dedicó un párrafo al gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu: “Es una decisión que no adoptamos contra nadie -dijo-. Menos aun en contra de Israel, un pueblo amigo al que respetamos, al que apreciamos y con el que queremos tener la mejor relación posible”.

El presidente español condenó a Hamas y estableció prioridades en el reconocimiento de España de Palestina: “La más urgente sigue siendo poner fin a una crisis sin precedentes en la franja de Gaza. Hago un llamamiento, una vez más, a un alto el fuego permanente a la entrada de ayuda humanitaria y a la liberación inmediata de los rehenes israelíes en manos de Hamas”.

En segundo lugar, señaló Sanchez, “vamos a apoyar a la Autoridad Nacional Palestina en el proceso de reformas iniciado por su nuevo gobierno”.

“En tercer lugar, seguiremos impulsando la cooperación con nuestros socios árabes, que también trabajan por la paz y la prosperidad en la región -dijo Sánchez-. Vamos a seguir aunando esfuerzos para la convocatoria de una conferencia internacional de paz que haga realidad, de una vez por todas, la solución de los dos estados.”

Invitados por el canciller español José Manuel Albares, Madrid recibirá este miércoles a una delegación de ministros de Relaciones Exteriores de Egipto, de Arabia Saudita, de Jordania, de Qatar, de Emiratos Arabes Unidos y al secretario general de la Liga Arabe, Ahmed Ajdul Gheit.

No sólo España

España no es el único país que este martes reconoció a Palestina como un Estado. También lo han hecho Irlanda y Noruega.

“España se sumará así a los más de 140 países que ya reconocen en el mundo a Palestina como Estado”, dijo el presidente Pedro Sánchez este martes.

De los 142 países de la Organización de Naciones Unidas que reconocen Palestina -además de El Vaticano, que es un Estado observador-, 17 son europeos. Entre los europeos hay ocho miembros de la Unión Europea.

Pero ni Alemania ni Francia ni Italia lo están considerando.

El primer ministro palestino, Mohammad Mustafa, agradeció el fin de semana la decisión. La considera “un paso valiente” de España, Irlanda y de Noruega. Subrayó que es el primer paso de un camino que tienen que llevar paz a la región y espera que más estados de la Unión Europea sigan los pasos de España.

La respuesta israelí

Israel, por su parte, no hizo esperar su respuesta ante esta decisión de España, Irlanda y Noruega. Retiró a sus embajadores de los tres países y, durante le fin de semana, su ministro de Relaciones Exteriores, Israel Katz, difundió en redes un video en el combinaba imágenes de bailadores de flamenco con escenas de los atentados de Hamas contra israelíes del 7 de octubre del año pasado. La leyenda “Hamas: gracias España” acompañaba las imágenes.

“Nadie nos va a amedrentar en nuestra firme decisión de reconocer el Estado de Palestina ni tampoco vamos a caer en provocaciones que nos desvíen de nuestro objetivo de paz”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores español Albares.

“No permaneceremos callados antes un gobierno que premia el terrorismo”, decía Katz en los días previos al reconocimiento del Estado palestino que España oficializó este martes.

“Los días de la Inquisición han terminado”, ironizó Katz.

“A aquellos que nos hacen daño, les haremos daño en respuesta”, agregó.

Desde el sábado, el consulado español en Jerusalén no podrá asistir a los palestinos, según anunció el canciller israelí.

“Al anunciar el reconocimiento del Estado palestino es cómplice de incitación al asesinato del pueblo judío y de crímenes de guerra”, disparó Katz este martes en sus redes sociales contra Pedro Sánchez.

El reconocimiento de Palestina como Estado por parte de España, Irlanda y Noruega se produce en un momento crítico para Benjamín Netanyahu. Carga con una orden de detención de la Corte Penal Internacional y el ataque a un campo de refugiados de Rafah en la madrugada del lunes -y que el mismo Natanyahy reconoció como “tragedia” y “error”- provocó que la ONU reúna este martes a su Consejo de Seguridad.

¿Qué significa este reconocimiento?

La decisión de España de reconocer que Palestina es un Estado tiene, sobre todo, implicancias simbólicas. Las únicas repercusiones, por ahora, serán las diplomáticas.

El encargado de representar a España en el Estado de Paleestina será el actual cónsul general de Jerusalén. Y el representante de la Autoridad Nacional de Palestina, que ya estaba presente en España, Abdel Wahed, será reconocido como embajador.

Los palestinos piden más

Para algunos palestinos, sin embargo, este reconocimiento debería traducirse en medidas concretas para frenar la masacre en Gaza.

“Cortar las relaciones diplomáticas y económicas con Israel, y cancelar los acuerdos de compra-venta de armas”, pidió Rula Shadeed, coordinadora del Instituto Palestino para la Diplomacia Pública. En una charla con la prensa española, Shadeed aseguró: “No nos podemos dejar engañar por este paso simbólico”.

"Desde el río hasta el mar"

El fin de semana, unas declaraciones de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo española, Yolanda Díaz, agudizaron el malestar de Israel hacia España.

“Palestina será libre desde el río hasta el mar”, dijo Díaz.

“Desde el río hasta el mar” alude a los territorios que van desde el río Jordán hasta el Mar Mediterráneo y que comprenden Cisjordania, Gaza e Israel.

La frase, a la que suelen apelar grupos como la Organización para la Liberación de Palestina, la Yihad Islámica y hasta Hamas, pusieron los pelos de punta al gobierno de Netanyahu, que pidió la renuncia de Yolanda Díaz.

Díaz lidera Sumar, el partido que es socio de Pedro Sánchez en el gobierno de coalición. Desde Sumar también le piden al presidente español ir más allá: “Creemos que no podemos mantener relaciones diplomáticas con el gobierno de Netanyahu. Y eso se hace retirando al embajador”, dijo el portavoz de Sumar y ministro de Cultura, Ernest Urtasun.

El líder de la oposición y presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, rechazó la decisión de Sánchez: “Estando a favor del reconocimiento de los dos Estados en este momento le vamos a hacer más daño al pueblo palestino que beneficio”, dijo Núñez Feijóo. Y calificó la decisión del gobierno español de “electoralista”, por haberla anunciado a doce días de los comicios al Parlamento europeo en los que la izquierda y la derecha se juegan mucho en Europa.

COMENTARIOS