En varias provincias cortaron el suministro de GNC para priorizar el abastecimiento a los hogares. San Juan vive una situación particular.

Mientras en estaciones de servicios de Cordoba, Santa Fe ya se cortó la venta de GNC en las estaciones de servicio y hay advertencias de que todas las expendedoras del pais cerraran sus puertas, para garantizar que no falte el gas en los domicilios, en San Juan la situación por el momento es normal.

Miguel Carusso, presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de San Juan; dijo que esta mañana se comunicó con la distribuidora Ecogas, que es la que opera el servicio; y le comunicó que “hay suministro normal” en la provincia.

Obviamente, si baja la presión de gas nos van a llamar y pedir que cortemos, sabemos que esto cambia minuto a minuto, pero por ahora, el expendio en la provincia de San Juan es normal”, indicó el empresario.

Carusso explicó que esta situación diferencial se produce solamente en las provincias de Cuyo –San Juan, Mendoza y San Luis- porque a diferencia del resto, están abastecidas por la cuenta Neuquina “una cuenca muy productora de gas”.

De hecho, desde que se instaló la ola polar, la provincia de San Juan en ningún momento dejó de expender GNC. “No hemos tenido restricciones en lo que va del año”, dijo Carusso. En cambio, sí se restringió el consumo a las industrias y en San Juan resultaron perjudicadas ls caleras y otras industrias alimenticias.

En el país

Oscar Olivero, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de Gas Natural Comprimido (GNC) del país, advirtió que hoy todas las estaciones de servicio de GNC cerrarán sus puertas para sostener la provisión a hogares, hospitales y escuelas en un contexto de consumo residencial desbordante y problemas en la infraestructura de transporte de gas.

Olivero enfatizó que el cierre es una medida necesaria debido al aumento abrupto del consumo residencial de gas. “Cuando en un gasoducto, de 10 millones de metros cúbicos que estaba consumiendo el sector residencial en los primeros días de mayo, se aumentó a 60 millones y llegó a 80 millones el consumo residencial prioritario”, explicó al diario Infobae.

Compra de gas «de urgencia»

A la par, el gasoducto que viene de Vaca Muerta hacia los centros de consumo no está terminado. La gestion Milei frenó la obra publica y dos obras clave quedaron en espera. Debido a la ola polar, el gobierno nacional compró de urgencia el fin de semana un cargamento de GNL a la brasilera Petrobras que debía empezar a regasificar.Pero la operación no llegó a concretarse.

El portal EconoJournal informó que a último momento la empresa brasileña impugnó la carta de crédito con la que debía pagarse el combustible y no autorizó la descarga del GNL en la terminal regasificadora de Escobar. El origen del problema fue que Enarsa “no pudo documentar” un pago de U$S 22 millones que debía girar para que un buque cargado de GNL empiece a inyectar el fluido. Al respecto, el Gobierno asegura que el tema se resolverá en las próximas horas.

COMENTARIOS