Día 172: Gas, anarquía y mala praxis

Día 172: Gas, anarquía y mala praxis

“El término anglosajón Malpractice se ha definido como aquel tratamiento malo, erróneo o negligente que resulta en daño, sufrimiento innecesario o muerte del enfermo, debido a ignorancia, negligencia, impericia, no seguimiento de reglas establecidas o intento criminal doloso. De ese término, derivamos nuestra ‘mala praxis’ para referirnos al mal desempeño profesional”, explicó Jorge Fontevecchia al comenzar Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1) del jueves 30 de mayo.

Los profesionales de la medicina son quienes fundamentalmente enfrentan juicios por mala praxis. Si bien se puede denunciar a un contador o abogado por mala praxis en su colegio profesional, es menos común.

En donde seguro no se puede denunciar a nadie por mala praxis es en el Colegio de Políticos, porque no existe tal institución. La política, además de una disciplina o profesión, es una lucha abierta por el poder y no hay muchos políticos que estén dispuestos a admitir que actuaron mal antes de perder definitivamente el poder. En política, como en cualquier lucha, no se estila darle ventaja al oponente por simple amor a la verdad.

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

Faltante de gas: el Gobierno asegura que se normaliza el abastecimiento en todo el país

¿La falta de GNC en estaciones de servicio y en fábricas constituye un caso de mala praxis del Gobierno? ¿El problema del abastecimiento energético de nuestro país es un problema más estructural que sobrepasa la responsabilidad de la gestión libertaria? ¿Cómo puede ser que Argentina se esté proyectando a ser uno de los mayores exportadores de gas y en este momento haya empresas que tuvieron que apagar sus máquinas por ausencia de GNC? La pregunta, en definitiva, es cuánto de ideología y cuánto de errores en la gestión hay detrás de la crisis que se desató en estos días y que no termina de solucionarse.

Pedro González, dirigente de la Cámara de GNC, señaló que el principal problema del sistema de transporte de gas en Argentina es su incapacidad para transportar el gas excedente, lo que impide tanto el autoabastecimiento como la exportación. “Este problema estructural ha persistido durante los últimos 10 a 20 años”, explicó, y agregó que “la situación empeora en invierno debido a la falta de previsión y la dependencia de factores climáticos”.

El Gobierno anunció cómo y cuándo será la quita de subsidios a las tarifas de luz y gas

Por su parte, el economista Cristian Folgar atribuyó los recientes problemas de suministro de gas a una mala gestión del Gobierno, que frenó las obras del Gasoducto Néstor Kirchner y comprometió menos barcos de GNL en comparación con años anteriores en un momento de alta demanda. “Si no se hubieran frenado las obras a inicio de año y se hubieran encargado cantidades parecidas de barcos de GNL, este evento no hubiera llegado a tanto", sostuvo.

Si hacemos una combinación de las explicaciones podríamos decir que se trata de errores de gestión en un contexto de un mayo particularmente frío, sobre un problema estructural que precede al Gobierno. “La tormenta perfecta” por llamarlo de algún modo.

Vale la pena recordar una desafortunada frase emitida por el vocero presidencial, Manuel Adorni, cerca del comienzo del mandato de Milei: “Toda obra que carezca de urgencia será suspendida”, dijo, ante la insistencia de un periodista que, proféticamente, advertía por las consecuencias energéticas que podría generar la falta de abastecimiento de gas en invierno.

“Al menos en Argentina no hay osos”

Esta es la segunda gestión liberal libertaria de un Estado, ya que la primera fue en el pueblo de New Hampshire, Estados Unidos. Ahí un conjunto de libertarios decidieron realizar una gestión anulando al mínimo el Estado. El periodista que escribió un libro sobre este caso, Matthew Hongoltz-Hetling, detalló esta situación en una entrevista en Periodismo Puro. “Los libertarios eligieron esta ciudad por su tradición de evasión fiscal y antiautoritarismo. A finales del siglo XVIII, la ciudad votó para separarse de Estados Unidos y unirse a lo que era la República Independiente de Vermont”, contó.

En su paso por Periodismo Puro, el periodista Matthew Hongoltz-Hetling contó el caso del primer pueblo libertario y su particular problema con los osos.
En su paso por Periodismo Puro, el periodista Matthew Hongoltz-Hetling contó el caso del primer pueblo libertario y su particular problema con los osos.

El periodista explicó que la cultura libertaria floreció atrayendo a cientos de libertarios que ignoraron las regulaciones gubernamentales sobre eliminación de desechos y alimentación de osos. “Esta falta de control provocó que los osos asociaran a los humanos con la comida, incrementando los comportamientos agresivos. Como los libertarios rechazaban la intervención estatal para gestionar la vida silvestre, exacerbaron el problema”.

Si lo tomamos con un poco de humor, podríamos decir que gracias a que en Argentina no hay osos, a Milei le está yendo un poco mejor comparado con esa primera experiencia anarco capitalista.

Falta de previsión e inversión

Para tratar de explicar qué llevó a esta grave situación con el gas, el ex presidente de Enargas, Agustín Gerez, destacó que el gasoducto Norte requería la incorporación de dos plantas compresoras, cuya construcción inició la gestión anterior. “Estas plantas, estando al 80% de avance, ya podían haber estado operativas. De hecho, nosotros dejamos la planta compresora más importante en Neuquén con un 62% de avance, faltando solo unos dos o tres meses de trabajo”.

Sin embargo, con el cambio de gestión, estos dos o tres meses se extendieron, debido a que, al inicio de su mandato, el actual Gobierno decidió no realizar obra pública, manteniendo esta postura durante varios meses. La consecuencia directa es que hubo demoras en el pago de certificados y en la continuidad de las obras.

En una línea semejante, pero con términos bastante duros, la ex presidenta Cristina Kirchner se metió en la discusión mediante un tuit. La ex mandataria criticó la gestión actual por su incapacidad en manejar adecuadamente la situación del gas y destacó la paralización de obras cruciales como el gasoducto Néstor Kirchner. "Con funcionarios que no funcionan e ideas que tampoco funcionan, nada puede salir bien". Además, cuestionó la obsesión de Milei con el superávit fiscal, su “gira artística por Estados Unidos” y la falta de previsión en la contratación de buques de gas.

Varios especialistas denuncian que la falta de continuidad en obras energéticas clave, como Vaca Muerta, es uno de los motivos que explica esta grave situación.
Especialistas denuncian que la falta de continuidad en obras energéticas clave, como Vaca Muerta, es uno de los motivos que explica esta grave situación.

Aparentemente, la canciller Diana Mondino pudo resolver el problema mediante un desembarco de gas desde Brasil, resolviendo el abastecimiento inmediato de GNC. Para dar fe de esto, en un tuit, la canciller dice “Solucionado el problema del Gas”, con banderas de Argentina y Brasil, dando a entender que fue un logro de su gestión. Desde luego, para la visión de Cristina Fernández, esta sería una “funcionaria que funciona”.

El problema de fondo está lejos de resolverse y, de alguna manera, que sea el Estado quien tenga que resolver la cuestión del autoabastecimiento de gas para el país cuestiona cierto postulado libertario sobre la autorregulación del mercado.

Tal vez no es tan evidente como una invasión de osos, pero si se lo analiza un poco, tiene cierta fuerza el argumento de que para las inversiones que no representan una ganancia inmediata y que hacen al mejoramiento de la infraestructura de todo el país, el rol del Estado es clave. La prueba más inmediata, es justamente el gasoducto Néstor Kirchner.

Milei firmó un DNU para emitir más deuda y se reactiva ENARSA por el gas

Mientras todo esto sucedía, el Presidente estuvo dando una charla en la Universidad de Stanford, Estados Unidos, y tuvo una declaración un tanto polémica: "Va a llegar un momento en el que la gente se va a morir de hambre", en un marco donde la pobreza ronda el 49% y el Gobierno no entrega alrededor de 5.000 millones de kilos de alimentos. A su vez, añadió: “No necesito intervenir, alguien lo va a resolver”.

En ese sentido, se podría decir que en el 2001 mucha gente decidió saquear supermercados para no morirse de hambre o que otros se inclinaron por el delito, pero eso no significa que sea algo deseable. Justamente, la intervención del Estado y la política busca que la solución de los problemas de sobrevivencia no se vuelvan un “todos contra todos”. De hecho, en ese momento se precisó la intervención estatal.

Pareciera que Milei pretende llevar al país a ese estadío hipotético pre pacto social, en el cual Hobbes decía que “el hombre era el lobo del hombre”. Siguiendo la experiencia libertaria estadounidense, parece que quiere llevarnos a algo semejante al hombre siendo “el oso del hombre”.

El dictamen de la Ley Bases y una primera victoria de Guillermo Francos

Afortunadamente, el Presidente tiene a Guillermo Francos que no cometió mala praxis y reunió las firmas necesarias para llegar al dictamen de la Ley Bases. Una vez cumplimentado este paso, lo que ocurrirá este jueves, el oficialismo podrá convocar a sesión para la semana próxima para tratar ambas iniciativas.

La situación avanzó luego de que Francos, y la vicepresidenta Victoria Villarruel se reunieran anoche con los senadores José María Carambia de Por Santa Cruz, Guadalupe Tagliaferri por Pro-Capital y el peronista disidente Edgardo Kueider de Unidad Federal-Entre Ríos. Los tres terminaron firmando en disidencia parcial, y así el proyecto alcanzó la mayoría necesaria para obtener dictamen.

Ley Bases: qué oportunidades de negocio se vislumbran en el sector minero con el RIGI

Una vez cumplido este paso, lo que ocurriría hoy es que el Gobierno podría convocar a sesión ordinaria para la semana próxima. Se podría decir que fue una buena praxis política por parte de Francos, aunque no sabemos si la Ley Bases en sí misma es una buena praxis o traerá más problemas de los que resolverá.

Por lo pronto, esperamos que el problema del gas no anticipe el modelo de “tormenta perfecta" en la situación global del país. En la que un paciente con problemas estructurales, tiene un accidente y es asistido por un médico que comete varios errores de mala praxis. Cabe preguntarse cuánto hay de ideología anarcocapitalista y cuánto de mala praxis en temas como los de las prepagas, el accidente de tren del San Martín y la falta de gas.

La justicia equitativa según John Rawls: los peligros de la no intervención

El filósofo libertario, John Rawls, en su teoría de la justicia afirma que “El ideal moral de la justicia como imparcialidad está más profundamente incrustado en los primeros principios de la teoría ética”. Y luego agrega: “Estas libertades tienen un ámbito central de aplicación dentro del cual pueden ser objeto de límites y compromisos solamente cuando entren en conflicto con otras libertades básicas. Dado que pueden ser limitadas cuando entran en conflicto unas con otras, ninguna de estas libertades es absoluta; sin embargo, están proyectadas para formar un sistema y este sistema ha de ser el mismo para todos”. Gobernar, también en el capitalismo, es algo muy distinto a abstenerse.

Mientras se agrava la situación energética en el país, Milei se Javier Milei con el CEO de Google Sundar Pichai.
Mientras se agrava la situación energética en el país, Milei se fotografió junto al CEO de Google, Sundar Pichai.

“Daños corporales" es una película estadounidense de 1993 dirigida por Harold Becker y con Nicole Kidman, Allí el actor Alec Baldwin hace el papel de un médico cuestionado por sus prácticas audaces, que terminan en un caso de mala praxis.

En un momento crucial del film, el personaje de Baldwin cuenta: “Me preguntan si creen que tengo el complejo de Dios”, y termina sentenciando: “Soy Dios”. Parece ser ese el caso de nuestro Presidente, que cree que es parte de algún tipo de misión divina que lo vuelve infalible y termina cometiendo todo tipo de mala praxis, con la suerte que, a diferencia del protagonista de “Daños corporales”, Milei es político y no médico.

AO FM

COMENTARIOS