Cambios positivos o negativos en Políticas de Género

Cambios positivos o negativos en Políticas de Género

Desde la asunción del gobierno del presidente Milei hemos visto, escuchado y leído, muy distintas propuestas y opiniones respecto a estos cuarenta años de democracia, y en especial, sobre los cambios frente a los derechos de mujeres y niñas en toda su diversidad.

Milei desde la campaña habló en contra de muchos de los derechos conquistados por las mujeres, no solo frente al feminismo, sino sobre las leyes, producto de la lucha persistente y sostenida de las mujeres, y especialmente, las personas feministas en pro de la Igualdad. Todas esas leyes conquistadas contienen derechos hacia la igualdad de mujeres y hombres. Según el presidente Milei y sus ministros, colaboradores y/o funcionarios, no existe ni existió la desigualdad entre hombres y mujeres. Esto se tradujo al asumir el Gobierno en la eliminación del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad y las áreas en ministerios, secretarías y otras dependencias que desarrollaban actividades destinadas a mujeres, niñas y personas de la diversidad. Pero se fueron sumando hechos, algunos muy agresivos e implementados en forma muy provocativa como el desarme del Salón de las Mujeres de la Casa de Gobierno, que se hizo el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, constituyendo un mensaje directo opuesto a la Igualdad de Género muy reivindicativo.

Esto que ocurre a nivel nacional en el exterior es diferente. Si bien el Presidente en cada discurso en el exterior no se priva de hablar en contra del feminismo, y de atribuir a éste todos los males hoy existentes e incluso de todo tipo, políticos, económicos, culturales, sociales, etc., etc. Davos fue el primer escenario en el que inauguró este mensaje y luego siguió en otros ámbitos, en general, espacios cerrados de grupos conservadores y ultraconservadores. Lo más reciente fue el discurso del secretario de Culto en la Convención de VOX en Madrid, el día anterior al discurso del presidente Milei que no lo desmintió sino que en cierta medida lo ratificó. Lo llamativo del discurso del secretario de Culto –de quien muchos nos enteramos quién era, porque hasta ese momento era ignoto–, expresó su oposición a cada una de las principales leyes, excepto la de patria potestad que se la olvidó. Trajo desde la del divorcio, que en realidad, fue una ley que toda la ciudadanía reclamaba porque eran tantas las parejas que se habían separado y habían rehecho una nueva familia, pero no podían reconocer a sus hijos y vivían en adulterio, hasta las que siguieron terminando en la del aborto. La reacción de quienes lo escucharon y/o leyeron ese discurso fue de asombro e imposibilidad de catalogar a alguien que en el siglo XXI piense así. Créase o no, aún existen estas personas, son raras avis, pero deberíamos clonarlos para que no se acaben su tipo y poder mostrarlo en el próximo siglo como una de las excentricidades de la Edad Media que perduran.

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

Perdimos programas como el Plan ENIA, se suspendieron las actividades para desarrollar políticas de cuidados, las actividades de capacitación a docentes sobre Educación Sexual Integral, se interrumpió el Observatorio de Educación Sexual Integral del Ministerio de Educación de la Nación, junto a los ministerios provinciales, docentes, sus gremios y representantes de organizaciones de la sociedad civil y otros, bajo la consigna de la necesidad de eliminar el Estado y que las provincias asuman continuarlos con sus recursos. Se eliminó el papel regulador del gobierno nacional. Estos cambios son negativos, pero acordes con el pensamiento del secretario de Culto. Es decir esas leyes que tanto le molestan quedan como letra muerta sin ni siquiera derogarlas. En Naciones Unidas en la Comisión de la Condición de la Mujer en marzo y luego en la de Población, Argentina mantuvo su discurso aunque morigerado. Necesitamos insistir que se retomen los programas y basados en esas leyes que denostó el secretario de Culto, se restituyan. La designación de Francos como jefe de Gabinete esperemos abran una ventana para esto.

COMENTARIOS