El primer año de un hijo mostrado desde la lado del teatro físico en una hilarante obra

El primer año de un hijo mostrado desde la lado del teatro físico en una hilarante obra

Esta nota tiene dos partes. La primera fue la entrevista a Débora Zanolli para que me contara sobre Entre tus siestas, una particular obra que hace junto a Martín Tecchi en el Teatro La Carpintería (Jean Jaurés 858, CABA) todos los domingos a las 19. Sobre un texto de Brenda Howlin, quien también dirige junto a Santiago Sw y Flor Micha, se hace una exploración desde el humor y el teatro físico del puerperio, y cómo lo viven ambos padres e integrantes de la pareja cuando tienen su vida y su casa dadas vuelta por la llegada del primer hijo. ¡Nada menos! Y esto fue lo que nos contó:

Pero como dije esta nota tiene una segunda parte que es la crítica de una propuesta que se compartió a sala llena con muchos espectadores jóvenes que, indudablemente, se identificaron con la trama. Quien fue padre, hace poco o hace mucho, no puede evitar verse en las actitudes de estos dos personajes. Tal es el grado de realismo exagerado al que se llega con la dramaturgia de Howlin, pero también con la impronta física que le impuso Micha (especialmente cuando el padre llega del trabajo) y la actoral de Santiago.

0531_siestas

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

Sin dudas lo mejor de la imaginativa puesta, en la que los elementos se transforman y nos hacen creer en la realidad de ese mundo privado que nos permiten espiar, son justamente los dos intérpretes, capaces de caer, rodar, saltar, bailar y cantar mientras intentan hacer dormir a su hijo recién nacido o controlar la falta de descanso. Muestran los mismos miedos de cualquier padre o madre primogénitos, la incidencia de la familia y amigos, la necesidad de volver a trabajar y lo poco que se duerme en el mientras tanto.

0531_siestas

Débora y Martín son los grandes valores de esta propuesta musical que arranca risitas en los espectadores y, en definitiva, son los que nos hacen evocar sobre las situaciones que plantean. Simpática, valiosa, entretenida. Y además un soplo de aire fresco en medio de una cartelera plena de obras tanto en el off como en el on, que merece la pena ser vista. Encontrá acá más info sobre las entradas.

COMENTARIOS