Rusia lanzó el mayor ataque contra instalaciones energéticas ucranianas: más de 50 misiles y una central «en estado crítico»

Rusia lanzó el mayor ataque contra instalaciones energéticas ucranianas: más de 50 misiles y una central "en estado crítico"

Rusia lanzó en las últimas horas más de medio centenar de misiles y casi 50 aviones no tripulados y cargados con explosivos contra varios puntos estratégicos de la infraestructura energética en la región de Zaporiyia (Ucrania), en el mayor ataque de esta naturaleza en casi un mes. A raíz del hecho, la central hidroeléctrica de Dnipró se encuentra en "estado crítico".

La ofensiva tuvo lugar durante la noche del sábado. Según el comandante de las Fuerzas Aéreas de Ucrania, Mikola Oleshchuk, el Kremlin lanzó un total de 53 misiles de varios tipos, entre ellos cuatro Iskander lanzados desde Crimea, y 47 drones "kamikaze" modelo Shahed. De los proyectiles, 46 drones y 35 misiles fueron destruidos por la defensa aérea ucraniana.

Putin inunda el este de la Unión Europea con noticias falsas en Telegram, según Věra Jourová

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

El ministro de Energía de Ucrania, German Galuschenko, confirmó por su parte en Facebook que entre los objetivos atacados se encuentran instalaciones energéticas en la región de Zaporiyia, en el sur de Ucrania; Ivano-Frankivsk en el oeste; Dnipropetrovsk y Kirovogrado en el centro, y la parte de la región de Donetsk controlada por Ucrania, en el este.

Los misiles rusos alcanzaron áreas cercanas a dos centrales hidroeléctricas, causando daños críticos a los equipos, confirmó también Ukrhidroenergo, la compañía estatal de producción eléctrica, en Telegram. En esa línea, el ministerio de Energía advirtió que probablemente habría restricciones de electricidad el sábado por la noche como consecuencia.

Tras la histórica desconexión, la planta nuclear de Zaporiyia vuelve a conectarse a la red eléctrica.
Los ataques rusos tuvieron lugar en varios puntos estratégicos de la infraestructura energética en la región de Zaporiyia.

Por su parte, DTEK, el mayor productor de energía de Ucrania, informó que el bombardeo dañó gravemente el equipo de dos de sus centrales termoeléctricas, sin especificar tampoco su ubicación, en lo que se trata del sexto ataque masivo dirigido a las instalaciones eléctricas de la compañía en los últimos dos meses y medio

"Fue otra noche extremadamente difícil para el sector energético ucraniano. El enemigo atacó dos de nuestras centrales térmicas. El equipamiento resultó gravemente dañado", indicó la empresa en Telegram.

Previo a la cumbre de Zelenski en Suiza, Putin ofreció un alto al fuego si le garantizan los territorios ocupados

En tanto, Petro Kotin, director de la compañía de energía nuclear ucraniana Energoatom, consideró que la situación es "extremadamente peligrosa" y que "amenaza con conducir a una emergencia". "Si se desconecta la última línea restante que conecta la instalación con la red eléctrica nacional, [la planta] sufrirá otro apagón, lo que constituye una grave violación de las condiciones para el funcionamiento seguro de la planta", explicó.

Al menos 19 personas resultaron heridas en estos ataques, trece de ellas (ocho niños incluidos) por el impacto de un misil Iskander-K en una zona residencial en Balakliya, 65 kilómetros al sureste de Járkov, aseguró la Policía Nacional de Ucrania en su cuenta de Telegram.

20220904_zaporiyia_afp_g
El ataque del último sábado podría amenazar la central nuclear de Zaporiyia, ocupada por Rusia y la más grande de Europa.

Desde que empezó la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022, Rusia lanzó cientos de bombardeos contra instalaciones energéticas de esta exrepública soviética. En ese sentido, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, aseguró en sus redes sociales que "el objetivo principal de Rusia es normalizar el terror, explotar la falta de defensa aérea suficiente y la determinación de los socios de Ucrania".

En su informe diario, el Ministerio ruso de Defensa declaró que lanzó un ataque contra "instalaciones energéticas ucranianas que apoyan el trabajo de empresas del complejo militar-industrial". Los ataques se realizaron "en respuesta a los intentos del régimen de Kiev de dañar las instalaciones energéticas y de transporte rusas".

Por su parte, el ejército ucraniano afirmó atacar refinerías y emplazamientos militares en territorio ruso en represalia por los ataques diarios contra sus ciudades y su red energética.

La central hidroeléctrica de Dnipró se encuentra en "estado crítico" y se cerró la circulación

A raíz del ataque de Rusia, las autoridades ucranianas alertaron este sábado de que la central hidroeléctrica de Dnipró se encuentra en "estado crítico". Eso provocó temores de inundaciones, ya que cualquier ruptura de la presa podría causar desbordamientos en el río Dniéper.

En ese sentido, el gobernador militar de la región meridional de Zaporiyia, Ivan Fedorov, aseguró que aún debe evaluarse el estado de la presa y la seguridad de la misma después de la agresión, que trajo consigo bloqueos y restricciones a la circulación.

EE.UU anunciará un nuevo paquete de asistencia militar para respaldar Ucrania tras el bombardeo a Jarkov

"Tras una minuciosa inspección de los daños causados por el ataque nocturno del enemigo, los expertos decidieron no abrir la carretera este fin de semana (…) En estos momentos, el tráfico desde la orilla izquierda a la derecha está completamente bloqueado, por lo que el tráfico está restringido para los residentes locales", explicó el funcionario.

Al respecto, indicó que a lo largo de todo este fin de semana "los especialistas realizarán una inspección detallada para que el tráfico en la central hidroeléctrica de Dnipró sea lo más seguro posible".

Daria Herasymchuk, la enviada de Zelenski para recuperar a los niños ucranianos robados: "Rusia está haciendo un genocidio"

Durante los últimos meses, la central de Dnipró fue atacada varias veces por las fuerzas rusas, destacando la masiva ofensiva con misiles que a finales de marzo provocó un incendio, ocasionando graves daños en la central y obligando a mantenerla cerrada durante un tiempo.

Si el gigante euroasiático continúa atacando dicha central hidroeléctrica, las inundaciones podrían afectar a las ciudades ucranianas de Zaporiyia, Nikopol y Jersón, siendo que casi 900.000 personas podrían verse afectadas por su destrucción. Sumado a esto, el ataque del último sábado podría amenazar la central nuclear de Zaporiyia, ocupada por Rusia y la más grande de Europa, que requiere energía externa constante para evitar un desastre.

En total, Ucrania perdió más de 8.000 megavatios de capacidad de centrales eléctricas desde el inicio de la guerra, el pasado 22 de febrero de 2022, lo que llevó a la imposición de racionamientos y a la subida de los precios de la electricidad.

mb / ds

COMENTARIOS