Quién es quién en el mundo digital

Quién es quién en el mundo digital

Les decía a mis estudiantes la semana pasada, que la pandemia, nos sumergió en un mundo virtual, yo lo llamo el limbo digital, nos vimos obligados a depender de internet, de las plataformas virtuales, que por cierto, son privadas y aún en las instituciones públicas, hubo que depender de lo privado, ya sea meet, zoom, blackboard, etc.

Navegar en un mundo virtual, aceleró lo que ya se venía dando, estamos en la era de la revolución digital, la velocidad nos sigue impactando como tema, la ansiedad ha aumentado, dado el saber que con solo un click estamos del otro lado y alguien al menos el Dr. Google alguna respuesta nos estará dando.

También entramos sin darnos cuenta, en preguntas incómodas, casi espiritistas o al menos existencialistas y que deberemos de profundizar más.

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

Revolución digital: cómo es el camino hacia la tokenización en Argentina

Las preguntas, al conectarnos con los espacios virtuales, fueron: “estás ahí? No te veo, hablá, ¿me escuchas? Volvé a entrar, me conecto y me desconecto. Fueron términos cotidianos, quizás no habitando el significado, que esas expresiones tienen.

En la vida real, no saber quién está del otro lado es un tema, si nos miraramos y nos preguntáramos me estas escuchando, estás acá, si le dijeramos al encontrarnos no te veo, me imagino las diferentes sensaciones y respuestas que recibiríamos.

Fue a raíz de esos comentarios, que me detuve a pensar, sobre otras preguntas, las mismas son, ¿Quién es? ¿Quién eres? Sos vos? Todavía no ha encontrado solución en el mundo virtual una pregunta simple, quién está del otro lado ¿está? quien nos lee, quien me nombra, ¿es quien yo conozco?

Por qué blockchain es la revolución industrial de la era digital

Radia Joy Perlman (Virginia 1951) , creadora de softwares e ingeniería en redes, conocida como la madre de Internet, creadora del árbol de expansión, hizo posible que las redes se gestionasen solas, que solo tuvieras que conectarlas y ellas supieran lo que tenía que pasar y cómo mover la información, pero esto nos liberó a espacios no controlados por uno .

Una de sus contribuciones fue entender cómo hacer que esas cosas virtuales funcionasen de una forma robusta, que ya de por sí es todo un desafío, plantearse la necesidad de conocer, quien está del otro lado, obvio para esto, la autora Perlman creó un software que sirve para autentificar usuarios, pero la verdad es que no todos lo conocemos y muy pocas veces, sabemos autentificar, que quien está del otro lado y saber de verdad, quién es quién yo espero que sea, o es segura esa persona.

Pienso en la ciberseguridad, pienso si los niños, ¿los padres o los jóvenes pueden o saben cómo identificar a alguien en Internet si deseamos comunicarnos con “ese alguien”? O, todavía más alarmante, ¿cómo puedo saber que el emisor de un mensaje es realmente quien dice ser?

El doble filo de la Inteligencia Artificial

¿Somos capaces, como seres humanos, de recordar las contraseñas para todos los sitios web que visitamos? ¿Son seguras estas contraseñas?

Miles de estas preguntas son necesarias para poner en debate, no es inocuo no saber quien está del otro lado, cómo confiar, le entregamos a nuestras personas amadas, la libertad de navegar en aguas, no confiables, o no le damos brújula, por ende es muy factible que naufraguen.

Continuando con la madre de Internet, ella ha declarado en más de una ocasión que “la tecnología debería ser fácil” porque “las cosas difíciles no funcionan”. Por ello, todavía sigue investigando para que Internet se convierta en una herramienta sencilla que esté al alcance de todos, y sobre todo, que sea más segura.

De eso se trata, podemos y está claro, que el mundo avanza, hacia una Inteligencia artificial que casi competirá con lo humano, pero tal vez, sus creadores, no tengan los valores que nosotros debemos darle a quién es?, quién nos habla?, ese que está detrás , puede o no tener nuestros mismos valores, si no los tiene se disfrazará de cordero y quizás sea un lobo.

Legaltech y la Revolución Digital en el Mundo del Derecho

Nuestro temor no puede estar en el avance, de algo que iremediablemente ya ha llegado, no es el chat GTP, el que hará las tareas de mis estudiantes, al contrario es la herramienta que sabiendola usar, más material y más rápido acceso tendremos, no es google el problema , no es la wikipendia, no es la web que nos da las recetas, ni los diagnósticos médicos o psicológicos, somos nosotros los que nos ocultamos o los que brindamos la información que es la infodemia, somos nosotros que armamos los agorismos, es el humano que está detrás de la web, somos nuestros propios mounstros.

Por ende, el cuidado a la gran pregunta y tan existencial ella, como ¿es quién es? ¿Quién me está respondiendo, quién me mira mis estados, quien me clava un like, es el que yo pienso o quiero o es quien ni quiero encontrar, por que solo me hará daño?

Debemos trabajar más con nuestros usuarios, amigarnos más con lo que es solo una herramienta, si la misma pasó a ser mi refugio, mi respuesta, mi consuelo, quien me acompaña, de quien dependo para celebrar mi día, algo no anda bien, algo de lo que es nuestro sentido de vida, se ha confundido, cuando algo no es sano, se provocará dependencia, cuando hay salud, hay independencia y seguridad.

La inteligencia artificial no hace preguntas, esto por ahora es humano, pero si da respuestas, y ahí radica la confusión, debo saber formular bien las preguntas, debo saber quien me responde, debo tener confianza en quien está del otro lado, debo saber cuidarme, pero para eso debemos saber cuidar.

*Lic. en Psicología, Lic. en Psicopedagogía USAL, Doctora en Psicología University of Weston, Doctora en Educación USAL, ex investigadora CONICET, Decana de la Facultad de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad del Salvador

COMENTARIOS