La comunidad educativa de la Escuela Normal Superior Sarmiento se encuentra preocupada debido a una serie de robos

La comunidad educativa de la Escuela Normal Superior Sarmiento se encuentra preocupada debido a una serie de robos que ocurrieron tanto a los alumnos como a los docentes. Este establecimiento educativo está en pleno microcentro, en Alem, entre Libertador y Laprida, y a pesar de ello fue escenario de múltiples hechos delictivos en las últimas semanas.

Es por ello que en la jornada del miércoles padres de los estudiantes del Nivel Primario realizaron una sentada pacífica en la entrada de la escuela. Con este reclamo buscaban llamar la atención de las autoridades y exigir medidas efectivas para evitar hechos de inseguridad.

Según lo informado por los padres de los chicos, a fines de abril, en pleno horario escolar, delincuentes ingresaron al edificio y robaron pertenencias  de una docente y de un alumno de primer grado. Precisamente, al niño le robaron su mochila, dejándole solo el cuaderno, y a la maestra le dejaron únicamente la cartuchera.

Incluso, esta semana nuevamente hubo robos de mochilas de alumnos, sumándose a incidentes previos donde se llevaron tuppers con meriendas y botellas.  Los padres denunciaron la falta de presencia policial en la escuela, como así también, que las puertas suelen quedar abiertas, permitiendo el ingreso de personas ajenas que pasan desapercibidas debido al tamaño del edificio. La preocupación por lo ocurrido va en aumento, debido a que temen que los robos puedan derivar en situaciones aún más peligrosas para los chicos.

Luego de la protesta del miércoles, el grupo de padres fue recibido por una de las autoridades de la escuela que escuchó sus reclamos y preocupaciones. Mientras tanto, siguen esperando la implementación de medidas que garanticen la seguridad y protección de los estudiantes.

COMENTARIOS