Una investigación descubrió cómo se podría detectar el Alzheimer hasta nueve años antes que aparezcan sus síntomas

Una investigación descubrió cómo se podría detectar el Alzheimer hasta nueve años antes que aparezcan sus síntomas

Una nueva investigación científica descubrió una nueva prueba, la primera de su tipo, que podría detectar la enfermedad de Alzheimer hasta nueve años antes de un diagnóstico y con una precisión del 80%. De esta manera, se identificarían más rápido las personas con riesgo de demencia y podrían ser tratadas antes de que los síntomas comenzaran a aparecer.

En el estudio publicado en la revista Nature Medicine, científicos de la Universidad Queen Mary de Londres, Reino Unido, identificaron que la utilización de escáneres cerebrales para la detección temprana de la enfermedad servían más que los métodos de pruebas de memoria o las mediciones de la contracción cerebral, dos herramientas de diagnóstico comúnmente utilizadas.

La nueva prueba se realiza mientras el cerebro está en “modo inactivo”, un término que designa cuando la mente no está concentrada en ninguna tarea específica en particular. Según los investigadores, esta técnica tiene el "potencial de llenar un enorme vacío clínico" al identificar a las personas que están en riesgo de demencia y podría estar disponible “dentro de unos años”.

Esto no les gusta a los autoritarios El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad. Hoy más que nunca Suscribite

Científicos encuentran personas con mayor resistencia al Alzheimer: ¿Qué los diferencia?

La prueba que podría detectar el Alzheimer hasta nueve años antes

El equipo, dirigido por el profesor Charles Marshall, desarrolló la prueba predictiva analizando escaneos de resonancias magnéticas funcionales (fMRI) para así poder detectar cambios en la red de modo predeterminado (DMN) del cerebro, un conjunto de regiones que están más activas en reposo que durante tareas cognitivas y que es la primer red afectada por la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores examinaron los escáneres cerebrales de más de 1.100 personas del Biobanco del Reino Unido, una base de datos a gran escala que contiene información genética y de salud de medio millón de británicos. A cada paciente se le asignó un valor de probabilidad de demencia en función del grado en que su conectividad de la DMN se ajustó al patrón que indica la presencia de la afección.

Entre las 103 personas que padecían demencia, 81 se sometieron a escáneres cerebrales entre cinco meses y 8,5 años antes de ser diagnosticados oficialmente. Todos sus fMRI mostraron menos conectividad en el modo inactivo en comparación con aquellos que no desarrollaron demencia, mostraron los hallazgos.

alzheimer

Con su análisis, los científicos mostraron que el riesgo genético de padecer la enfermedad de Alzheimer estaba fuertemente asociado con los cambios de conectividad en la DMN, lo que respalda la idea de que estas modificaciones son específicas de la enfermedad de Alzheimer. También encontraron que era probable que el aislamiento social aumentara el riesgo de demencia a través de su efecto sobre la conectividad en la DMN.

El neurólogo a cargo de la investigación, Charles Marshall, celebró el descubrimiento de la nueva prueba y señaló: “Predecir quién sufrirá demencia en el futuro será vital para desarrollar tratamientos que puedan prevenir la pérdida irreversible de células cerebrales que causa los síntomas de la demencia”.

En este sentido, agregó: “Aunque estamos mejorando en la detección de las proteínas en el cerebro que pueden causar la enfermedad de Alzheimer, muchas personas viven durante décadas con estas proteínas en el cerebro sin desarrollar síntomas de demencia. Esperamos que la medida de la función cerebral que hemos desarrollado nos permita ser mucho más precisos sobre si alguien realmente va a desarrollar demencia y en qué momento, para que podamos identificar si podrían beneficiarse de tratamientos futuros".

Una investigación descubrió cinco casos de Alzheimer transmitidos entre personas mediante la hormona de crecimiento

Por su parte, el profesor Andrew Doig, experto en bioquímica de la Universidad de Manchester y que no participó en el estudio, dijo que los hallazgos podrían significar que una prueba predictiva temprana del Alzheimer podría estar a sólo "unos pocos años" de distancia.

“La demencia es una enfermedad compleja y es poco probable que alguna vez encontremos una prueba sencilla que pueda diagnosticarla con precisión. Sin embargo, dentro de unos años, hay buenas razones para creer que realizaremos pruebas rutinarias para detectar demencia en personas de mediana edad, utilizando una combinación de métodos, como un análisis de sangre, seguido de imágenes” explicó Doig.

Y agregó: “El método de conectividad de resonancia magnética aquí descrito podría formar parte de esta plataforma de diagnóstico. Entonces comprenderemos perfectamente qué personas probablemente se beneficiarán más de la nueva generación de medicamentos contra la demencia".

COMENTARIOS