Un grave hecho se dio en el interior de un barrio de Rivadavia. Unos 20 vecinos se enfrentaron en la calle

Un grave hecho se dio en la tarde del jueves en el interior de un barrio de Rivadavia. Unos 20 vecinos se enfrentaron en la calle y hasta hubo disparos, según precisaron fuentes policiales a este diario.

Efectivos de la Comisaría 34ta llegaron a la escena y al ver la cantidad de personas involucradas pidieron refuerzos a otras sedes policiales.

En la Policía dijeron que al ver los efectivos, el sospechoso armado salió corriendo por las calles del barrio y llegó a otro complejo aledaño.

En medio de la fuga, el sujeto arrojó el arma al interior de una escuela, en el momento en que decenas de alumnos estaban cursando.

Finalmente, el delincuente fue capturado y cuando fueron a buscar el arma, los uniformados descubrieron que se trataba de un revólver calibre 22 largo con 7 balas en el tambor, detallaron voceros policiales.

Todo esto pasó alrededor de las 19 de ayer en el interior del barrio Sierras de Marquesado, en La Bebida. Altas fuentes de la fuerza dijeron a este medio que la pelea entre esos vecinos se dio por viejas rencillas y que acabaron con un enfrentamiento en las calles y una casa apedreada.

Los uniformados llegaron en pocos minutos porque el aviso al 911 daba cuenta de que habían disparos en la gresca. Es por ello que los efectivos pidieron apoyo a sus pares del Comando Oeste y la Base Cesap. También tuvieron que convocar a la División Infantería.

Los policías realizaron un operativo cerrojo y vieron a un sujeto huir. Se trataba de Juan Rodas, de 34 años, y quien tenía motivos suficientes para evadir a los uniformados: encima llevaba un arma de fuego, dijeron fuentes policiales.

Rodas corrió y llegó al barrio Nuevo Cuyo. Cuando pasaba por la escuela Nuevo Cuyo, Rodas tiró el revólver cargado dentro del establecimiento educativo, en el lado Sur, expresaron desde la fuerza.

Unos metros más, el sujeto fue interceptado y esposado por los uniformados de la comisaría jurisdiccional. Luego realizaron el levantamiento del arma, pero para ese momento, ya había un enorme revuelo entre los alumnos y sus padres, explicó una alta fuente de la Policía.

Lejos de que los ánimos se calmaran en el barrio Sierras de Marquesado, las peleas entre los vecinos siguieron hasta la madrugada de este viernes, agregaron fuentes policiales.

COMENTARIOS